Sector ciencia-tecnología

Propuestas al plan nacional Simón Bolívar 2013-2019

El gobierno nacional, a través de los Ministerios del Poder Popular para la Ciencia, Tecnología e Innovación y de Educación Universitaria, deberían crear un Portal gratuito para los investigadores e innovadores donde, desde el campus universitario y desde los Info–Centros, pudiésemos tener acceso a artículos especializados, para saber la frontera del conocimiento. Al disponer de tal facilidad, evitaremos repetir investigaciones que ya se han realizado. Actualmente, esta disponibilidad sólo existe en el IVIC, pero le es de difícil acceso a otras instituciones. Experiencias latinoamericanas exitosas de esta propuesta están en funcionamiento en Brasil y Argentina (experiencia personal del autor). Esta última, a través de un convenio, usa las facilidades del Portal Brasileiro. La lista de revistas fundamentales, que al final formará el banco de datos (revistas) se hará de manera democrática, consultando a los investigadores e innovadores a nivel nacional sobre las revistas mas consultadas, necesarias con el trabajo desarrollado.

El gobierno nacional, a través de políticas de alcance nacional y en búsqueda de la preservación y fortalecimiento del sector científico y tecnológico del país, debería inyectar recursos a los laboratorios, centros e institutos que han estado en funcionamiento por años en las instituciones universitarias. Estos recursos, entre otras cosas, serían para financiar:

Equipos, materiales y suministros de estas unidades generadoras de conocimientos. Esta dotación es fundamental para el desenvolvimiento y aceleración de la investigación. En el caso de ser equipos costosos, abrir líneas de financiamiento a través de FONACIT-CADIVI para conseguir los recursos. En el caso de computadoras, impresoras, fotocopiadoras, scanners, grabadores de voz, filmadoras, etc., dotarlos a través de proyectos de poca monta, como los del PEII-LOCTI, pero que hasta el momento son insuficientes en número de proyectos aprobados. ¿Falta de recursos?.
Dotación de personal de relevo para re-emplazar a los investigadores e innovadores que estamos por jubilar o jubilados. La selección del personal nuevo debe ser hecho tomando en cuenta las necesidades del país, a través de las políticas emanadas del Plan Nacional Simón Bolívar 2013-2019. Para ello es necesario crear o re-activar programas financiamiento para la incorporación de personal en formación, de Maestría y/o Doctorado, así como la contratación de trabajadores de la ciencia, adscritos a estas unidades de investigación.

Conexión de los investigadores comprometidos con el proceso bolivariano con el desarrollo y fortalecimiento del Poder Popular. En la convocatoria PEII-LOCTII se han introducido un número elevado de proyectos en conjunción con las comunidades: consejos comunales, comunas en construcción y organizaciones de base. De la cantidad sometida a consideración y aprobación sólo una cantidad ínfima (se comenta que sólo 10 o/o). Deberíamos aumentar dicha cantidad, pues el Plan Nacional Simón Bolívar 2007-2013 contempla que debemos lograr la máxima felicidad posible. Es reconocido por el Estado venezolano, a través del gobierno bolivariano, que la deuda histórica acumulada con la población humilde del país aún no se ha saldado. Por lo tanto, pedimos que estos proyectos anteriormente citados sean financiados a la brevedad posible, si se disponen de los recursos para tal fin. De esta manera estaremos contribuyendo al desarrollo social y económico del país de forma armónica, uniendo a los trabajadores de la ciencia y el Poder Popular en dicha tarea.

Lograr que se dinamicen las Unidades Territoriales de Ciencia y Tecnología. No es posible que algunas de las mismas, como la de Carabobo, no tengan una cartera de proyectos socio-productivos para que se le sean asignados recursos financieros por el MPPCTII. Es triste ver una situación como ésta.
Además, las máximas autoridades de estas unidades territoriales deben tener sensibilidad, conocimientos políticos y administrativos, para dirigir una entidad de este tipo. En concreto, estos funcionarios deberían ser el puente entre los investigadores, innovadores (trabajadores de la ciencia) y el Poder Popular, entendido en el sentido ms amplio (consejos comunales, comunas en construcción y organizaciones de base). En vez de unir, están desuniendo a nuestra comunidad, sintetizada en los objetivos del Frente Bolivariano de Investigadores, Innovadores y Trabajadores de la Ciencia (FREBIN).

El Plan Nacional Simón Bolívar 2013-2019, a través de la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación (LOCTI) y de su reglamento, debería disponer de un mecanismo para que los profesores universitarios, alineados con el proceso bolivariano de refundación de la Patria, podamos asumir tareas a tiempo integral y/o dedicación exclusiva en las instituciones para el desarrollo de la ciencia, la tecnología e la innovación a través de Comisión de Servicio, lo cual contribuiría a acelerar los cambios necesarios, tanto políticos como económicos. De igual manera, esta figura de Comisión de Servicio debería ser usada para incorporar personal universitario especializado en áreas científicas y tecnológicas en las Empresas Recuperadas por el Estado, las cuales están improductivas, inoperativas. No se puede pensar en cambiar el modelo productivo capitalista si no conseguimos mostrar productividad en dichas empresas bajo la concepción socialista de la producción, para pasar de la apropiación de la plusvalía por parte del capitalista a la distribución social del trabajo por la sociedad como un todo, donde el trabajador no se considere alienado, sino como parte de la empresa de producción social.

El país necesita de acometidas audaces para cerrar las brechas que nos separan de un país-potencia de porte mediano. Para apalancar el desarrollo científico y tecnológico como se avista que ocurra con nuestra economía, debemos contar con Laboratorios, Centros e Institutos de Investigación, Tecnología y de Procesos de Calidad a nivel regional y nacional. Por ejemplo, deberíamos tener unidades que sirvan a otras unidades para tareas específicas y que sean de alto costo para que un laboratorio aislado la tenga. Si tenemos que realizar un análisis de Rayos-X, Resonancia Magnética Nuclear (NMR, en inglés), uso de Técnicas de Resonancia por Espines de Muones (µSR, siglas en inglés), ‘’Scattering’’ de Raman, Espectroscopía de Fotoemisión de Resolución Angular (ARPES, siglas en inglés), etc., en una muestra que se desea caracterizar, entonces es altamente recomendable tener una unidad con dichas facilidades instrumentales, pues los equipos son costosos y la caracterización completa de dicha muestra, compuesto, etc., por regla general, necesita de varias técnicas experimentales para tal fin.

Hay que lograr que las instituciones universitarias venezolanas, sean universidades autónomas, institutos y colegios universitarios, universidades politécnicas territoriales, etc. se incorporen a los planes estratégicos del país llevados a cabo por el Consejo Federal de Gobierno. En el fondo lo que se propone es que el Estado tenga una política coherente para nuestras casas de estudios universitarios, de forma práctica. Pareciera que las universidades autónomas y algunos del propio Estado van por un lado y las Grandes Misiones y Planes de Desarrollo van en otra dirección, para no decir que las mismas son ortogonales. De nuevo digo que los científicos, tecnólogos del proceso que trabajamos en ellos no formamos parte de dichos planes. Ver la Propuesta No. 6 para ver la posibilidad de colaborar con apoyo del Estado.

Hay que crear una Base de Datos de Tesis de Maestría y Doctorado a nivel nacional, pues hay muchas tesis que se repiten, con pequeñas diferencias, por desconocimiento de lo trabajado. Más aún, los resultados de las tesis no se publican ni en revistas nacionales ni internacionales, lo cual es igual al mismo mal. Esta Base de Datos debería ser canalizada por el CNU, a través de la Comisión Nacional de Postgrado. El cumplimiento de este objetivo le pondría orden a la innumerable cantidad de trabajos de tesis que se producen en el país.

Es necesario tener una política nacional de uniformización y democratización de la enseñanza de la ciencia en el país. Siendo concreto, esto quiere decir que todos los programas de nuestras licenciaturas de ciencia y de las carreras de ingeniería deberían tener un básico indispensable sobre lo cual se construya la uniformidad del conocimiento necesario para poder aplicarlo a otros problemas de interés científico para las necesidades de Venezuela. Para lograr este básico, debemos hacer llegar a los universitarios de la bibliografía básica, construida por los venezolanos. Una comisión de este estilo no está activa actualmente, como si ha ocurrido para la Educación Básica (Primaria) y la Educación Diversificada (Bachillerato). Esta última poca velocidad hacia el futuro. Se propone una Comisión para el Sector Universitario para que nos encarguemos de coordinar los equipos que llevarán la propuesta a las universidades y de allí comenzar a la redacción de títulos universitarios por disciplinas. Estos títulos serán gratuitos a todos los estudiantes universitarios.

La creación de nuevas revistas científicas y de innovación nacionales es una acometida que nos espera. Debido a la masificación del conocimiento y en aras de fomentar la productividad creadora de los docentes, investigadores e innovadores universitarios, es indispensable que el MPPCTI debe crear nuevas revistas. Incluso revistas sobre la historia de la ciencia son indispensables para tener un archivo sobre la evolución de la misma, buscando que la misma contemple las particularidades locales, regional y nacional.

[email protected]
(FREBIN-CARABOBO, UC).

Esta nota ha sido leída aproximadamente 13309 veces.

Comparte en las redes sociales