Se activa en Mérida plan de contingencia para enfrentar efectos de lluvias

Plan de contingencia

Plan de contingencia

Mérida, octubre 16 - Protección Civil y organismos de seguridad e infraestructura en el estado Mérida activaron un plan de contingencia para reforzar la presencia de personal especializado, maquinaria y equipos de asistencia en los ejes Valle del Mocotíes, Pueblos del Sur y Páramo, a objeto de acometer tareas de mitigación y prevención en zonas afectadas y vulnerables ante las recientes lluvias en la entidad.

Noel Márquez, director del Instituto de Protección y Administración de Desastres (Inpradem), ofreció la mañana de este martes, junto a Edecio Noguera, director de infraestructura y vialidad de la Gobernación de Mérida, un balance de afectaciones y medidas implementadas en esa entidad.

Márquez informó que en los municipios Guaraque, Arzobispo Chacón y Aricagua del eje pueblos del Sur, así como en el Valle de Mocotíes y Páramo, fue desplegada maquinaria y personal de Protección Civil con equipos de rescate, en una operación conjunta de la Gobernación, el Ministerio de Transporte Terrestre y las alcaldías.

Refirió que en los pueblos del sur, el puente que comunica Mucuchachí con Tapa Caparo ha soportado las embestidas de crecidas y lluvias, sin embargo, al menos 100 metros de las vías de acceso al mismo colapsaron.

Igualmente señaló que el puente que comunica a las poblaciones de Canaguá, Chacantá y Mucuchachí colapsó por el arrastre de miles de metros cúbicos de sedimentos que alcanzaron los 5 metros de altura por la crecida del río Canaguá, unos 70 kilómetros al suroeste de la capital andina.

Destacó que en la aldea Guaimaral - El Viento 70 kilómetros de vialidad resultaron seriamente afectados y que los daños apreciables en 80% de las más de 70 viviendas que la conforman, han hecho que las autoridades evalúen la posible reubicación de ese asentamiento.

"El puente que comunicaba esta aldea con Canaguá colapsó producto de una crecida en 2011. A la presente fecha no se ha podido construir un nuevo puente debido al constante movimiento e inestabilidad de grandes masas de terreno en esa zona", refirió Edecio Noguera.

Al referirse al eje del Páramo, ambos funcionarios coincidieron en señalar que el uso indiscriminado de áreas no aptas para la agricultura ha contribuido al incremento de la inestabilidad de terrenos próximos a la vialidad, situación que ha desencadenado en los recientes efectos adversos.

Indicaron que en los próximos 15 días se espera dar inicio a la construcción de un cajón de paso y tres alcantarillados, a objeto de mitigar los efectos de las lluvias en la vialidad de las poblaciones Cacute y Mucuruba del municipio Rangel.

Márquez llamó a las familias que habitan en la proximidad de ríos a notificar a través de la línea 171 sobre el aumento atípico del caudal y a estar prestos al desalojo de las viviendas en caso de ser necesario.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1674 veces.