Yaracuy cumplió...derrotada la traición

En medio de un sinnúmero de contradicciones, luchas internas, intentos de desviación y penetración del PSUV - Yaracuy, ayer, el pueblo de este estado, el pueblo socialista, el pueblo revolucionario dio una clara demostración de horror a la traición, condena a la ignominia y se sobrepuso a un reciente golpe interno para barrer del panorama político regional a los traidores del pueblo, a los que se fueron del PSUV y se alejaron de la senda revolucionaria y por supuesto a la derecha de este país. Este noble pueblo, con hidalguía reconoce el éxito adversario, cuando los enemigos naturales y abiertos del pueblo obtienen algún triunfo, este 23 de Noviembre es un claro ejemplo, no obstante, observa con repulsión los actos de traición de los que abrazados a este proyecto, luego de obtener poder traicionan los principios revolucionarios; en las elecciones de ayer 23, el triunfo del candidato del PSUV a la gobernación de este estado, Julio León Heredia, con más del 57% de los votos, hace de este planteamiento una verdad irrefutable. Sobre este particular es importante precisar algunas cosas: hace algunos meses el anterior gobernador de este estado fue expulsado del PSUV por estar incurso en actos de corrupción, dicho personaje pretendió siempre protegerse bajo la sombra de la estructura chavista; sin desconocer su trayectoria de hombre de izquierda, de procedencia humilde y de fragua en la lucha social, al llegar a la gobernación terminó siendo presa de los grupos económicos que hicieron el gran negocio a través del soborno y la corrupción; en medio de este cuadro el PSUV, bajo la magistral conducción de Carlos Escarrá, junto a un equipo de camaradas de esta región, se atrevieron a dar el paso importante al tomar medidas sancionatorias en contra del ex-gobernador Gimenez. Giménez quien siempre engaño con su discurso de doble tenor terminó siendo desenmascarado y desde ese momento se inició un proceso de reorganización y reagrupamiento de un equipo político que estuvo siempre bajo la sombra de Giménez, pero que ahora demuestra con creces que las ideas y los principios revolucionarios están por encima de cualquier ensayo individual como el intentado llevar a cabo por el exgobernador Carlos Gímanse. Rápidamente las bases del PSUV entendieron la tarea y asumieron la misión: ganar la gobernación, las alcaldías, el Consejo Legislativo y de ahora en adelante echar a volar los sueños de ¡al fin! poder construir el socialismo en este estado.

El acto electoral de ayer demostró que la traición a Chávez que es la traición al pueblo y viceversa, es duramente castigada por el pueblo, los socialistas yaracuyanos entendieron que quien se aleje de los lineamientos del comandante termina pulverizado políticamente; de Giménez hoy ya nadie se acuerda en Yaracuy, al caer del poder terminó de caérsele la careta de revolucionario que poseía y culminó para este estado, para las bases socialistas de este estado, una etapa que debe servir para relanzar el proyecto socialista encomendado como tarea por parte del comandante Chávez, al frente de esa tarea debe estar Julio León, los legisladores electos y los alcaldes socialistas de este estado, no es posible demora, es hora de actuar, en medio de una coyuntura favorable porque nuestras bases piden a gritos que se apliquen los lineamientos del presidente Chávez y es el momento político favorable para hacerlo.

Apenas bastó una sola visita del presidente a Yaracuy para despejar muchas incógnitas, alejar confusiones y acrisolar en torno a la figura de León, los candidatos a diputados y alcaldes la unidad y solidaridad revolucionaria, encender el fuego patrio e inspirar en la solidaridad socialista el respaldo en torno a los candidatos de la revolución que ayer salieron victoriosos junto a un pueblo que confió en ellos para que encabecen la tarea de construir los espacios socialistas en uno de los estado más asediados del país por la maquinaria perversa del capitalismo.

Ahora el reto es aún mayor tanto para los que fueron electos como para las bases socialistas, los batallones y brigadas socialistas; el reto de gobernar con una mayoría holgada en las alcaldías (probablemente se gane la totalidad de ellas, por lo pronto hay 11 de 12 aseguradas), Consejo Legislativo (6 de 7 diputados), esto indudablemente representa un extraordinario capital político que no permite espacio a negar la razón fundamental por la cual este equipo de candidatos recibió el respaldo de las bases pesuvistas de este estado, del chavismo pues que no es otra que CONDENA A LA TRAICION Y RESPETO A LOS LINEAMIENTOS DE CHAVEZ.

La hora de elevar el nivel político de nuestras bases ha llegado, no admite dilación, no admite excusa, por el contrario, exige eficacia y eficiencia, antípodas éstas de gestiones anteriores, aunque no es precisamente de geografía que hablamos, si lo llevamos al terreno de las ideas es válido el término. Obviamente que tantas convulsiones políticas en la región, aderezado todo esto con medidas absolutamente erradas, como las ejecutadas por Jiménez, coloca al nuevo equipo político del PSUV en el estado en una situación en donde se ajusta el momento a la propuesta nacional de Chávez, al socialismo, a la profundización de la revolución. Es el momento camaradas yaracuyanos de aumentar las revoluciones, no se puede perder un instante, la construcción del socialismo no admite demora y menos cuando tan contundentemente se le da un rechazo rotundo a la traición y se apoya de manera contundente la esperanza socialista que el líder de la revolución hoy nos exige.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1639 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /regionales/a67508.htmlCUS