Guaribe zona de desastre

Hoy nos ocupa la emergencia, cientos de familias cuyas casas quedaron bajo las aguas furiosas de las quebradas de la Cuenca Norte del Río Guaribe luego de tanta desidia de las autoridades locales y regionales, el pueblo en este hora espera nuestra solidaridad para el envío de agua, ropas, cobijas colchones y auxilio médico para los pobladores de San José de Guaribe en el estado Guárico.

Todavía no se sabe las cifras exactas pero son más de 500 familias que ayer quedaron sin hogar, todo bajo las aguas, sin energía eléctrica, sin comida, sin agua pero con la esperanza de tener salud y poder ser evacuados a lugares seguros.

Como un diluvio, la fuerza de la naturaleza con sus garras vengadoras desataron sus fuerzas entre las presuntas aberturas hechas en la Serranía Maestra del Interior por los buldózers propiedad del señor Gaetano Lamaletto y la ruptura de los diques de tres embalses de agua en esa misma propiedad que dieron paso al aluvión de agua, piedra y barro. La catástrofe se había iniciado a las 4 de la tarde del día jueves 30 de agosto de 2007, ya no había nada que hacer sino correr con lo mínimo a las colinas más altas.

La Asamblea Nacional en plenaria, aprobó en 2005 el Informe Quebradòn que advertía de la afectación forestal hecha a la cuenca, las consecuencias que hoy vemos en la realidad desastrosa con dolor. El poder Legislativo había ordenado mediante resolución en plenaria al ejecutivo nacional, regional y municipal actuar en consecuencia.

A todos los organismos competentes se les entregó el informe, desde el Ministerio del Ambiente, Interior y Justicia, Vicepresidencia, Gobernaciones de Guárico y Miranda, Alcaldía de San José de Guaribe y hasta el Consejo Municipal, incluso se hicieron presentaciones públicas a los consejos comunales, con acuse de recibo que constan en las oficinas del Diputado Miguel Rojas, entonces Presidente de la mencionada comisión. Ninguno de estos organismos asumió su responsabilidad.

Hoy presento extractos del Informe Quebradòn realizado por la Comisiòn que investigó la deforestación extensiva hecha sobre las cuencas nacientes del Río Guaribe:

“Al sur oeste del área de Quebradón se ubica la cuenca del río Guaribe que es afluente importante del río Unare. Ubicadas al oeste del área de estudio se localiza una densa red de drenajes que forman una importante cuenca que forma al río Tamanaco que nutre a la represa del mismo nombre y que surte de agua a las poblaciones de San José de Guaribe, Tucupido, Tamanaco, Chaguaramas y Valle de la Pascua, en el estado Guárico.”

“Sin duda que la arbitrariedad en el manejo de estas tierras, sin programas ni políticas de conservación integral de los suelos han deteriorado severamente su capacidad natural para fomentar la conservación de las aguas y proteger la avifauna existente en el entorno ecológico.”

“Si consideramos los últimos acontecimientos climatológicos y las severas lluvias caídas recientemente en la zona como se ha constatado, las perdidas de los productores agrícolas especialmente los conuqueros de la serranía son cuantiosas, lo que ha mermado la capacidad de estos para el cultivo de sus productos y su subsiguiente comercialización y en consecuencia el desabastecimiento de algunos rubros de la dieta diaria en estos centros poblados, además de la afectación severa de las vías de comunicación”.

“Todo este panorama de dificultades sociales que experimentan estas comunidades producto en gran medida por el deterioro del ambiente se circunscribe a paradigmas y hábitos de producción distintos a la vocación natural de las tierras”.

La investigación hecha por la Comisión que elaboró el informe deduce que “por el hecho de que el ciudadano Gaetano Lamaletto Casal, efectúa trabajos de apertura de vías en esa zona, amparándose en una autorización emitida por un ente estadal para la deforestación de esa zona y así abrir picas de acceso al lugar, lo cual si bien es cierto que realizó dichos trabajos, no es menos verdadero que de las inspecciones efectuadas por esta Comisión, se evidencia que las dimensiones deforestadas son de la magnitud suficiente para la entrada de maquinaria pesada destinada a la explotación de arena silícea que se encuentra en el lugar, y superiores a las permisadas por el Ministerio del Ambiente y los Recurso Naturales Renovables, permisos que también están sujetos a una solicitud de averiguación administrativa por la naturaleza de los mismos”.

“..se evidencia la extralimitación en la que incurrió el ciudadano Gaetano Lamaletto Casal en la deforestación de la zona la cual se ve agravada por el hecho de que la misma se encuentre en la adyacencias del embalse la Vitera ( propiedad del estado) que surtía de agua a los pobladores de lugar , lo cual viola en forma evidente el derecho de los pobladores al uso del recurso acuífero para el libre ejercicio de sus actividades en el campo o de consumo humano, repercutiendo de manera negativa en el desarrollo de la población, tanto desde el punto de vista económico como desde el punto de vista sanitario. Por otra parte el ciudadano Gaetano Lamaletto Casal, al efectuar las actividades de deforestación extralimitada en la zona, la cual es catalogada como zona boscosa primaria, presuntamente comete el delito tipificado en artículo 58 de la Ley Penal del Ambiente”.

“Las circunstancias, los hechos reales con sus evidencias determinaron que hay una afectación considerable a una zona de vocación forestal que viola una serie de reglamentos, decretos ley y estipulaciones administrativas que dan lugar a un procedimiento investigativo judicial y a las sanciones que deriven de las decisiones que ha bien tengan a tomar los tribunales correspondientes.

Estructuralmente debemos considerar la recuperación de esas cuencas no sólo para disminuir los efectos de desastres naturales ocasionados por el recalentamiento global sino también por la explotación irracional de tierras cuya vocación es fundamentalmente forestal. Sabemos que se trata de un proceso a mediano y largo plazo pero que es necesario hoy dar los primeros pasos para recuperar ese hábitat y asegurar la sustentabilidad y sostenibilidad de la vida mejorando los niveles de esta, asegurando un agua y unos espacios ambientales más dignos para las generaciones porvenir”.

No queda más nada que agregar, quienes estén interesados en mayor información citen en e portal Internet de la Asamblea Nacional el Informe Quebradòn, por ahora nos queda la solidaridad moral y material con el pueblo de San José de Guaribe y su gente en esta hora difícil.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5997 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Aldemaro Barrios Romero


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /regionales/a40543.htmlCUS