Auditórium

Aristóbulo en 100 días: ¿mejor gestión, eficiencia mayor?

“Uno es uno con otros; solo no es nadie”

Antonia Porchia…



Los primeros 100 días de un nuevo gobierno (nacional, estadal y municipal) tienen un enorme valor en lo social, económico y político.

Un valor que puede ser ‘abstracto’, porque es obvio que los primeros 100 días de gobierno, no son suficientes para producir grandes resultados, ni transformaciones profundas, sin embargo, 100 días son suficientes para monitorear la intención, el compromiso socialista y, sobre todo lo que marcará el rumbo de una nueva administración publica. En este caso me referiré a Aristóbulo Isturiz Almeida, Gobernador de Anzoátegui.

En 100 días, un gobernador, tiene la oportunidad efectiva de demostrar su carácter de gerente público, y sus proyectos para mejorar las políticas públicas del estado, prometida en la campaña electoral del 16D.

Aristóbulo, lo debe entender como la promesa de una: ‘mejor gestión y una eficiencia mayor’, y deberá asumirlo con aplomo, y seriedad. Éste será un momento importante en el transcurrir de su mandato.

Con la pasada campaña terminó la etapa de las expectativas electorales, porque de aquí en adelante, las expectativas de una ‘mejor gestión’ se deben convertir en confianza confirmada, en resultados alcanzados, y en ‘eficiencias’ transparentes, y productivas entre el gobierno de Anzoátegui, y toda su comunidad.

Hoy de manera pública, pido reflexionar sobre el camino que se debe recorrer desde el 28 de diciembre del 2012, día en que asumió el cargo, para que esa reflexión sirva como punto de referencia, sobre lo que habrá de venir en el resto de su ejercicio como gobernador de este estado.

En este sentido, se irá elaborando un informe pormenorizado, y detallado de los primeros cien días de su administración, el mensaje de su gestión al pueblo de anzoatiguense, trataremos de construirlo como una hoja de ruta a grandes trazos.

En su campaña señor gobernador, palabras más palabras menos, interpreté en sus discursos que usted iba a conformar, y llevar a la práctica un gobierno de principios, y valores. Un gobierno guiado por la ética, y por la seriedad de la palabra empeñada.

Porque la palabra, tal y como nos ha enseñado Hugo Chávez, "no es la voz de lo que se dice, y se deja escuchar, sino de lo que se dice, se hace y se construye."

Así, la palabra empeñada de un gobierno de carácter socialista, debe abrir paso a un programa, y a una nueva cultura de políticas públicas, programa que se debe convertir en lineamientos permanentes, para todos los gobiernos municipales, y que se ponga en marcha a lo largo de su mandato.

Sobre esa base, en 100 días tendremos un gobierno que debe haber proyectado solucionar los problemas prioritarios, y jerarquizarlos con la disponibilidad inmediata que encontró al inicio de su administración. Se deben saldar prácticamente todas las obligaciones de promesas sobre la terminación urgente de la autopista Cantaura El Tigre, así como la urgente conclusión de la ampliación de la vieja carretera, que tantas vidas siguen causando, y debe ser terminada urgentemente en el más corto plazo, libre de cualquier carga extraordinaria.

Por otra parte, queremos un gobierno disciplinado, que permita reconfigurar la administración pública de Anzoátegui para hacerla más eficiente, más transparente y de menor costo para sus habitantes.

Queremos un gobierno socialmente responsable, como se le entendió que lo haría realidad, debe estar con quienes más lo necesitan, por esos los comedores populares construidos en la administración de Tarek William Saab, hoy cerrados, urgentemente señor gobernador deben empezar a funcionar, ya que apoyaban la alimentación de las personas de escasos recursos.

Asimismo, se debe establecer un convenio de infraestructura social para el mantenimiento de obras ejecutadas por la pasada administración, por solo mencionar unas en la ciudad de el tigre, y así superar el rezago con las autoridades de los 21 municipios que deben ser aplicados en coordinación con los respectivos ayuntamientos sin distinción alguna, y se hagan las gestiones necesarias para que en el 2013 tengamos acciones innovadoras para darle al anzoatiguense calidad de vida.

En el área de la política social, hay que tener estrategias integrales para cerrar las brechas que Anzoátegui no merece tener. De igual manera, la palabra de un gobierno incluyente, y con capacidad de diálogo para hacer realidad, en 100 días, el arranque efectivo de la Fundación Neemer Saab, que tantas vidas salvó.

Hay que llevar a cabo la campaña de humanización de los hospitales regionales para combatir la deshumanización de la salud anzoatiguense, y poner en marcha, y al día, importantes consejos consultivos en esas áreas estratégicas para el bienestar de Anzoátegui.

Con una buena participación política administrativa podemos dar mejores resultados. Ya que será una marca fundamental de estos 100 días. Además, con el espíritu de un gobierno que se debe comprometer con la educación, y con brindarle acceso de oportunidades a todos los jóvenes, incrementado el número de becas escolares en beneficio de mas estudiantes.

Debe existir la convicción, y la palabra de un gobierno comprometido con la seguridad ciudadana, con el equipamiento de más patrullas, y un incremento sustantivo para este año 2013 del número de efectivos en la Policía de Anzoátegui.

Su gobierno debe comprometerse a respaldar al campo, en los primeros días de gobierno en insumos productivos, en programas de peso agropecuarios.

Hay que asegurar plenamente que el Estado desarrolle esquemas para multiplicar los recursos disponibles, especialmente en temas agropecuarios, desarrollo económico, turismo, y desarrollo social.

Planificar con los sectores productivos y sociales del estado, la obtención de recursos a través de esquemas mixtos con el gobierno nacional bolivariano, y así apoyar a los municipios, esto seria una gran apuesta de un esfuerzo coordinado, y de resultados concretos.

Adicionalmente, en materia deportiva, hay que mantener, y poner en marcha los centros deportivos de alto rendimiento, seguir construyendo, y rehabilitando canchas de usos múltiples en diversos municipios del estado. Así estará la palabra empeñada convirtiéndose en hechos.

En 100 días se debe demostrar capacidad de gestión y consenso, mostrando a la ciudadanía que sí hay la voluntad para solicitar, y obtener recursos del gobierno nacional, para el mantenimiento de la infraestructura vial en el estado, y para que Anzoátegui en gestión este adelante nacionalmente en los próximos cuatros años.

Gobernador Aristóbulo Isturiz, en estos 100 días hay que esforzarse para que la esperanza que se depositó en usted como candidato, y la confianza que le dieron los anzoatiguenses al asumir la gobernación, sea a partir de los 101 días de su gestión, una muestra clara, firme y correcta de que va a cumplir con las expectativas de la gente. A partir de ese momento, debe arrancar una nueva dinámica. Anzoátegui se lo merece. Nuestro amor por Anzoátegui lo reclama.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1458 veces.