Consideraciones para un buen Gobierno en el estado Nueva Esparta

El estado Nueva Esparta por ser un estado pequeño en población y tamaño, no deja de tener la importancia que merece, porque si a estas características le sumamos su condición de insularidad, tenemos entonces un estado que le permite, más que ningún otro, poder ser un estado piloto en la construcción del Socialismo Bolivariano. Además de su historia heroica de significación mundial, su ubicación geoestratégica que le permite ser una extensión de la patria en su frente Caribe y Atlántico, y por sus condiciones excepcionales por todos sabidas ( fácil control de entrada y salida de personas y bienes, bellezas naturales, cuantiosos recursos pesqueros , bajos niveles de inseguridad y marginalidad en relación a otros estados, etc…) el estado Nueva Esparta tiene por lejos, el potencial de poder ser el primer estado en donde el Socialismo se vuelva una realidad y no un discurso en nuestra patria. Para ello cuenta nuestro querido estado, con su principal motor que es un pueblo noble, trabajador, Revolucionario y lleno de amor y confianza en este proceso.

Por tal motivo, nuestro Gobernador debe ser, en su práctica revolucionaria, un brazo fuerte del comandante Chávez y tomar cada decisión pensando en que haría el estando en su lugar, esto sin menoscabo de su sano juicio y criterio Revolucionarios, por el cual se ganó la confianza de Chávez para postularlo ante el pueblo, siendo que, es esa misma confianza del comandante en el Gral. Mata Figueroa, la que hasta ahora se ha ganado del Pueblo que de manera sabía y por votación popular, lo legítima y refrenda en una demostración de madurez Revolucionaria sin precedentes en nuestra historia regional. Por eso defraudar al pueblo de Nueva Esparta en esta nueva oportunidad, sería un crimen aún más atroz que el perpetrado por todos sus Gobernadores anteriores, quienes lo único que lograron fue, por un lado vaciar sus corazones para poder llenar sus bolsillos de dinero y por el otro lado, el desprecio para siempre de un pueblo que confió en ellos. Ahora bien, esta decepción del Pueblo en sus anteriores mandatarios regionales, solo se hizo posible gracias al apoyo de Instituciones complacientes y/o cómplices.

Los Gobernadores Revolucionarios al igual que los Ministros, son personas de confianza del presidente, en ese sentido se debe hacer valer esa importantísima condición. Es lógico entonces, que los funcionarios públicos dependientes del poder central, deban trabajar de manera coordinada y con la subordinación debida con las autoridades legítimas que representan de manera directa, al pueblo y al comandante.En tal sentido, se deben realizar reuniones periódicas, en donde todos los organismos del estado y no solo del Ejecutivo Nacional, presenten sus planes de trabajo, de manera de coordinar las acciones para poder trabajar como uno solo en la concreción del fin común, que no es más que hacer del Socialismo en nuestro estado una realidad dando cumplimiento, de manera coordinada, al Plan de la Nación 2013-2017. En tal sentido no puede permitirse en esta nueva etapa, que Directores de Ministerios, Presidentes de Institutos o empresas del estado o sus representantes, etc…., realicen actividades que no estén coordinadas con el Gobernador, que debe estar al tanto de todo cuanto ocurre en su estado, por ser la primera autoridad legal y moral, y quien representa de manera directa al Presidente de la Republica y al Pueblo de Nueva Esparta.

Así como el Gobernador, se ganó con hechos la confianza de nuestro comandante para dirigir los destinos de este pedazo de tierra, serán los hechos los que dirán en el futuro, si va por el camino correcto y lo reelige el pueblo o por el contrario, seguirá el camino de sus antecesores.

“Seamos fieles a la idea de la unidad entre lo divino y lo humano pero no busquemos su realización en un solo ser despojando a todos los demás de la misma sino en toda la humanidad: es en la diversidad de los seres singulares, que se completan unos a otros y juntos forman una totalidad, que esta unidad se hace real de una manera inmensamente superior que si la concebimos como encerrada y acabada en un solo ser. ” David Friedrich Strauss, Teólogo y Filósofo Alemán.

Recordemos… todos somos Chávez.

Antonio R. Jaén R.
Abogado egresado de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV)
[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 913 veces.