La clave para la unidad revolucionaria en Trujillo

En toda revolución se producen cambios importantes, en la realidad material y la espiritual. El sistema capitalista se apoderó de nuestras mentes, las colonizó, nos hizo creer que las motivaciones, aspiraciones y metas giraban en torno a lo individual. El “sálvese quien pueda” se apoderó de nuestras ejecutorias, nos convertimos en islas “independientes” en donde cada quien se preocupó por lo suyo sin importarle el entorno social. No es la intención hacer un tratado de psicología social, sin embargo, hacemos referencia para tratar de ubicarnos en el rompecabezas que atormenta a muchos con respecto a lo difícil de consolidar la unidad, hagamos un recuento.

En el estado Trujillo ocurrió algo que sin duda debemos analizar desprejuiciadamente, el candidato seleccionado en primera instancia por el PSUV, Hugo Cabezas, renunció a la candidatura, motivado por, según lo planteó públicamente, a la necesidad de garantizar la unidad. Ante este escenario surgió la candidatura del Gral en Jefe Henry Rangel Silva, quien obtuvo una contundente victoria el pasado 16 de Diciembre con el 83% de los votos. Sin duda Rangel Silva aglutinó a las fuerzas revolucionarias de la región y tirios y troyanos salimos a votar por él.

El pasado viernes 21 tomó posesión el Gral en acto público que contó con la presencia del camarada Nicolás Maduro, quien dio en el clavo a la hora de convocar a la unidad y colocó como ejemplo de valentía la decisión de Hugo Cabezas al renunciar en pro de la misma. Esto generó una reacción en parte del público asistente al acto que se ha declarado absolutamente contrario a Hugo Cabezas, es decir, los mismos que salieron a la calle a protestar la designación de Cabezas como candidato, esta vez abuchearon las palabras del Vicepresidente Maduro cuando le pidió a Hugo Cabezas que se levantara de su asiento para hacerle un merecido reconocimiento a una actitud que por lo menos es valiente, haber renunciado a 4 años más en la gobernación para apuntalar la unidad del movimiento revolucionario en este estado, es al menos una actitud que merece respeto.

Sin duda que Cabezas fuera el gobernador reelecto hoy en Trujillo, seguramente con menos votos, pero la reelección estaba cantada, a pesar de la protesta de algunos camaradas. ¿Qué alegaron los camaradas que se oponían a Cabezas? Uno de los puntos de honor fue la designación a dedo, argumento estúpido por demás, no había tiempo de hacer otro tipo de escogencia por la vía de elecciones internas, salíamos de un acto electoral el 7-O y había chance hasta el 12 de Octubre para inscribir candidaturas. Pero lo más grave no es esto, lo más grave es quizás el hecho de haber desconocido al PSUV en su decisión. Esto crea un grave precedente que nos aleja de la necesaria disciplina revolucionaria. Afortunadamente la revolución ha consolidado su staff de cuadros, por ello tuvimos cómo enmendar el error de quienes salieron despavoridos a crear tienda aparte del PSUV ante la designación de Cabezas. Llegó el Gral y mandó a parar lo que se suponía una estampida, no del pueblo, sino de algunos dirigentes que amenazaban con abandonar las filas del PSUV. Habiendo renunciado Cabezas y siendo nombrado Rangel Silva ya no había necesidad de seguir en el bochinche, no obstante, el 16 de Diciembre ocurrió algo detestable desde todo punto de vista.

Resulta que el problema ya no era Cabezas, ahora la agarraron con los candidatos a diputados regionales o legisladores. Ocurrió con la alcaldesa de Trujillo y su equipo, quienes siendo del PSUV colocaron toda la maquinaria del PSUV a votar por Tupamaros, es así como esta tarjeta postuló a Rangel pero en el circuito que comprende el municipio Trujillo ellos postularon una legisladora distinta a la del PSUV. La pregunta obligada es ¿Vale más un legislador regional que la unidad de las fuerzas revolucionarias? La respuesta es obvia, debería serlo para un revolucionario. No se justifica desde ningún punto de vista la actitud de la alcaldesa de Trujillo Luz Del Valle Castillo de mandar a votar por Tupamaros y utilizar los recursos del PSUV para ellos (Movilización, logística, etc). En este contexto ocurre el bochornoso acto de las pitas contra Cabezas en el acto de toma de posesión de Rangel Silva, saquen Uds. las conclusiones.

Obviamente que algunas personas creerán que el Gral Rangel Silva continuará permitiendo ese bochinche, por eso la actitud de inmadurez asumida ese día. Soy uno de los convencidos de que Rangel ha venido estudiando la situación y con filigrana echará los lazos necesarios para armar el rompecabezas… “ni tan calvo ni con dos pelucas”, no piensen que Rangel es un desprevenido en política, no se les olvide que es un soldado del 4F, es decir, los revolucionarios estamos obligados a desprendernos de todo tipo de odio, sin duda que Castillo y otros tantos han aportado a la revolución, por algo están allí, no obstante, pareciera que esos camaradas necesitan de una reorientación revolucionaria, necesitan dar el paso hacia delante, desprenderse de intereses grupalistas y avanzar hacia el interés colectivo que nos mueve por grandes sentimientos de amor.

Aquí no se trata de estar montando estratagemas para lanzar bolas de humo a la calle y quemar a un grupo de camaradas como por ejemplo al camarada Benito Flores, director de Educación, quien la alcaldesa lo acusó sin son ni ton de estar montando una alcaldía paralela porque quería ser alcalde, por cierto muy mal asesorada la alcaldesa cuando lanzó esa tesis, entre otras cosas porque resulta que ahora en muchas partes de Trujillo las bases del PSUV comienzan a ver en Flores una opción. Habría que ver lo que propone Flores en el marco de la revolución y de la construcción del socialismo, pero pareciera que a la alcaldesa “le salió el tiro por la culata”, porque el nombre de Benito Flores está sonando en la calle como posible candidato y eso gracias a la paranoia de la alcaldesa.

Ahora bien, el partido sabrá escoger al mejor o a la mejor para que nos represente en las elecciones del 26 de Mayo. Si hay internas habrá que ir disciplinadamente a escoger el candidato (a), si el método es otro habrá que respetarlo. No se puede continuar con el odio esgrimido por algunos hacia Cabezas, porque ese odio que ayer fue contra Cabezas mañana podría ser contra Rangel Silva o cualquier otro u otra que coloquen al frente del estado Trujillo.

Lo lamentable es que un estado que cuenta en su haber con acontecimientos históricos de mucha envergadura como: La Firma del Decreto de Guerra a Muerte en 1813, fecha bicentenaria este próximo año, Trujillo el de la firma de los tratados de regularización de la guerra, el Trujillo histórico que se debate entre la esperanza y el abandono no se merece este tipo de dirigentes. Llegó el momento de elevarse por encima de nuestras propias miserias y construir la unidad revolucionaria en este estado. Rangel necesita de la unidad, Chávez necesita de la unidad, ya sabemos que Cabezas no contó con todas a su favor, pero tampoco lo podemos crucificar. Hasta ahora no hay denuncias con bases sólidas, seguramente si cometió muchos errores, pero no ocultemos el sol con un dedo, Cabezas hizo una gestión en Trujillo. Allí hay una gestión, allí hay empresas, comunas, transferencia de recursos a los Consejos Comunales, dignificación laboral.

Eso hay que profundizarlo y el Gral lo hará, tenemos confianza en ello, pero para criticar hay que tener moral y habría que preguntarse si la alcaldesa de Trujillo la tiene… ayer me conseguí con un joven que es “semanero” en la alcaldía de Trujillo, el semanero es quien apenas lo colocan a trabajar allí por tres semanas y luego lo despiden, son personas que limpian las calles, entre otras cosas, le pregunté a este amigo que cuanto le pagaban, me dijo que 350 Bs Semanal, menos del salario mínimo, y que no le reconocen la cesta tickets; converso igualmente con el cronista por 21 años de la ciudad, Huma Rosario Tavera, quien me señala que la cesta Tickets a veces se la pagan, otras veces no se la pagan y cobra menos del salario mínimo… ¿Se justifica esto? ¿Es esta la acción de una revolucionaria?. Cabe entonces preguntarse si hay moral revolucionaria para criticar alegremente si solo vemos la “paja en el ojo ajeno”, pero no vemos la viga que tenemos en el nuestro.

La clave para la unidad es la revolución, es el socialismo… si no somos revolucionarios y socialistas jamás lograremos la unidad. Esto va más allá de los nombres, va a la esencia y la praxis cotidiana… “quien esté libre de pecados que lance la primera piedra”. El reto ahora es del Gral en Jefe Rangel Silva, tiene sobradas credenciales y llegó la hora de unirnos por Trujillo para salvarlo!!!

¡Con Chávez Siempre Como Guía lo lograremos!


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1230 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Regionales

Ideología y Socialismo del Siglo XXI

US Y /regionales/a156660.htmlCUS