La pata que le falta a la mesa...

Mucho se ha dicho sobre las potencialidades que posee el Zulia, su fortaleza energética, su imprescindible aporte a la producción de alimentos en Venezuela, su riqueza cultural y pare usted de contar, sin embargo, todo lo antes dicho contrasta con la realidad actual. La desidia y la corrupción son denominador común en la “gestión” que hoy día vivimos y sentimos.

Con la insostenible excusa de la “defensa de la zulianidad”, el actual Gobernador del Zulia no solo le ha dado la espalda a los proyectos de desarrollo sostenible que impulsa la Revolución Bolivariana, sino que se ha empeñado en utilizar a nuestro Estado como trinchera para torpedear al Gobierno Nacional. En este sentido existen innumerables y claros ejemplos de ello, desde las guarimbas contra el sector eléctrico, hasta la generación de protestas artificiales en el sector transporte impulsadas y organizadas por el partido del actual gobernador con la finalidad de entorpecer el proceso electoral del venidero domingo 16.

Contra esta realidad surge una candidatura basada en el sentido común, Francisco Arias Cárdenas cuenta no solo con el aval político de Hugo Chávez, también cuenta con el aval de una experiencia exitosa como Gobernador del Zulia. No existe punto de comparación entre la mediocre gestión actual y el aluvión de obras pensadas, coordinadas y ejecutadas por el Comandante Arias Cárdenas.

En materia de vialidad los zulianos y zulianas de buena memoria recordamos que durante su gobierno era difícil conseguir una avenida o autopista en mal estado, hecho contrastante con nuestro día a día, bien lo decía Pancho en un acto público: Si no fuese por los gobiernos municipales y el gobierno nacional, en el Zulia solo podríamos trasladarnos en caballo o a pie, esto debido a la precarización vial que padecemos.

En materia de salud el Comandante Arias Cárdenas ha dicho… “En un gobierno bolivariano del Zulia desaparecerían las empresas de maletín que tanto dinero han aportado al entorno más cercano del actual Gobernador”…; por el contrario un gobierno bolivariano continuaría impulsando proyectos exitosos como el Hospital de Especialidades Pediátricas de Maracaibo extendiendo este sistema hospitalario a otras regiones del Estado.

En sus recorridos casa por casa, actos multitudinarios, caravanas y reuniones con el Poder Popular, encontramos un factor común: La entrega de cientos de miles de cartas solicitando una vivienda digna, ante esta expresión nos preguntamos, ¿Por qué lo hacen?, la respuesta es sencilla: La Gobernación del Zulia hoy en día NO construye viviendas a pesar de contar con el equipo humano y la infraestructura para hacerlo. Las viviendas que se han construido en el Estado en su gran mayoría las ha realizado el Gobierno del Comandante Chávez, este es un hecho irrefutable. Parafraseando a Pancho: la pata que le falta a la mesa de la construcción de viviendas en el Zulia es la Gobernación.

Por último y no menos importante está el hecho de que el Zulia encabeza las estadísticas rojas en materia de criminalidad y violencia, la solución a este problema no está en un Gobernador “Yo No Fui” que basa su gestión en el señalamiento y la irresponsabilidad, Arias nos ofrece un gobierno de corresponsables, enfrentado a las mafias enquistadas en la institucionalidad regional y responsables de cada uno de los muertos caídos a manos del hampa, de los secuestros y robos que diariamente sufrimos los zulianos .

Está en nuestras manos el cambio urgente, o le damos como colectivo continuidad a una “gestión” que solo ha traído muerte y destrucción a esta tierra de dios o por el contrario asumimos el compromiso compartido de transformar desde cada uno de nosotros al Zulia en un Estado de Progreso y Desarrollo Sostenido que se integre al proceso revolucionario venezolanos.

@Ernesto_Vzla27


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2009 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /regionales/a155855.htmlCUS