La victoria de Vielma Mora

Hay hechos que son irreversibles y que por su carácter histórico están revestidos de éxito y asoman señales de cambio para el pueblo, como lo representa la “crónica de una victoria anunciada” para el futuro gobernador del Táchira, el capitán José Gregorio Vielma Mora.

La decisión tomada por los más connotados dirigentes del Psuv y del Gran Polo Patriótico, así como por otras fuerzas de profundo acento revolucionario y el aval del Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, para respaldar con el apoyo del pueblo a un candidato bolivariano, es ya una realidad.

La campaña que entra en sus días finales y la cual ha sido inspirada en un profundo sentido de amor revolucionario, ha despertado la fibra del pueblo tachirense y enarbolado las esperanzas de un cambio socialista como nunca antes se había observado en la tierra fronteriza, desde los tiempos de la revolución nacionalista y patriótica del general Cipriano Castro.

El espíritu revolucionario del Táchira había sido socavado por los intereses de una aristocracia criolla, la cual todavía se resiste a aceptar que los tiempos han cambiado y sólo vive de los recuerdos de un pasado lleno de traiciones; como lo representa el actual gobernador César Pérez Vivas.

El candidato de la derecha, de quien aún recordamos su discurso en La Grita, (grabado por Radio Altura) cuando el desaparecido ex presidente Rafael Caldera lo lanzó como el candidato de Copei más joven a diputado, del entonces Congreso Nacional.

Allí vería pasar los años en la lides parlamentarias y políticas, hasta que traicionó a su maestro y tutor por seguir tras los delfines, quienes en aquel entonces se devoraron unos a otros y rompieron filas, dejando sólo al maestro Caldera con el chiripero.

Más tarde, además de las traiciones al socialcristianismo, lo veríamos tirando huevos en el parlamento y golpeando mujeres (escenas grabadas en vivo por la tv venezolana) para irse devaluando y regresar a su tierra, acariciando la idea de ser un potencial candidato a la presidencia de la República, de manera embelesada - como lo sostiene el dirigente de La Grita, del Psuv en el Táchira, Macario Sandoval.

Son muchas las razones por las cuales el actual gobernador Pérez Vivas dejará el palacio de los leones. Los tachirenses sabemos de sus andanzas en Bogotá y de sus viajes frecuentes a Cúcuta, acompañado de los patiquines de Primero Justicia; hoy en la bancarrota política.

La victoria del capitán Vielma Mora, a pesar de la campaña sucia que arreciará en los próximos días por parte de la oposición, es ya un hecho irreversible. Lo único que le faltaba al candidato era la bendición del Obispo del Táchira y este hecho ocurrió en días recientes, en el Palacio Episcopal de San Cristóbal. ¡Venceremos!.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1336 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /regionales/a154993.htmlCUS