El avión de Pablo

No sé cuántas horas de vuelo tiene Pablo Pérez. Por supuesto, menos de las que tiene un piloto veterano en la política como es Manuel Rosales Guerrero, ex gobernador del Zulia y fundador del partido Un Nuevo Tiempo. La lucha por el poder político en esta región fronteriza se ha ido acentuando, al calor de la campaña electoral, tras la victoria del chavismo el 7 de octubre y cuando apenas restan tres semanas para el 16 de diciembre, lo que podría significar otra derrota para los adversarios de Chávez en este bastión de la oposición venezolana.

Pablo Pérez anda desesperado y está volando con el piloto automático porque sabe que su avión entró en barrena, por ello no sorprende que en su intento de aferrarse al poder tras darle el zarpazo a su mentor Manuel Rosales para quedarse con la organización política que éste último fundó para cobijarlo y respaldarlo en sus aspiraciones a la Gobernación del Estado, ahora no sólo se dedica a perseguir su sombra en los que confunde con Rosales, sino prometer lo que no ha cumplido como Jefe del Gobierno del Zulia: administrar con honestidad los fondos públicos.

Quince billones de bolívares recibió Pablo Pérez en casi cuatro de gestión. Se comprometió a construir cien liceos y apenas hizo dos. Prometió un centro oncológico y no lo cumplió. Dijo que haría una maternidad en la Costa Oriental del Lago y no puso ni la primera piedra. No ha hecho una sólo obra de envergadura. Y el 12 de noviembre reciente, su compañero de partido Javier Muñoz León, ex presidente del Consejo Legislativo del Zulia, no se aguantó y lo bajó del avión con una carta abierta al Gobernador publicada en el diario Panorama, en la cual lo responsabiliza del fracaso de su gestión e hizo tres aseveraciones:

1. Que el Gobernador “…utilizó el poder otorgado por los zulianos para perseguir hasta quebrar a quienes confundía con el fantasma de Rosales. Demás está decir que al parecer le fue muy bien económicamente junto a su grupo…”;

2. Que el Gobernador “…comience por explicar al dirigente parroquial que le fue a pedir la lista de libros para su hijo, por qué no hubo recursos para ese niño y si los hubo para comprar el avión privado en el que ahora se desplaza junto a su corte…” y

3. Que el Gobernador “…creó un círculo de complicidades para enriquecer a un grupo..”. Este hecho público, comunicacional y notorio motivó al ex defensor del pueblo Antonio Urribarrí, presidente de la Fundación Derechos del Pueblo, a ocurrir el martes 20 a la Fiscalía del Ministerio Público para solicitar por “noticia criminis” una averiguación penal contra la primera autoridad regional a los fines de que se inicie el procedimiento y se determine la veracidad de semejantes señalamientos y la responsabilidad a que haya lugar sobre los presuntos autores por la comisión de este hecho punible tipificado en las leyes venezolanas, para lo cual habrá de comparecer en el Ministerio Público Javier Muñoz León para aportar los medios de prueba que comprometerían al gobernador del Zulia, Pablo Pérez Álvarez, quien deberá rendir declaración como presunto imputado, aun cuando está en funciones de gobierno y el Código Orgánico Procesal Penal (COPP) establece una exención; Nelson Carrasquero, jefe de campaña del candidato a la reelección, Asdrúbal Quintero, procurador del estado Zulia, incluso Pablo Pérez Herrera, padre del gobernador del Estado.

Dos fiscales del Ministerio Público investigarán este caso, un fiscal con competencia nacional y la fiscal 12 Anticorrupción, Yanis Dominguez. Por los vientos que soplan, al avión de Pablo Pérez se le acabó el combustible, porque en los próximos días Antonio Urribarrí, ex defensor del pueblo, también, estará en la Contraloría General de la República y en la Asamblea Nacional solicitando una averiguación administrativa contra Pablo Pérez por el uso de los fondos públicos. Presumo que Pablito preparará sus maletas para despegar hacia Las Bahamas, Aruba, Miami, Panamá o cualesquiera lugar donde lo lleve el avión privado que, según asevera Javier Muñoz, compró y “en el que ahora se desplaza junto a su corte”.

CNP Nº 7275, INPREABOGADO Nº 175.654

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1978 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /regionales/a154829.htmlCUS