Carta a Florencio Porras, a sus asesoras y a su(s) aliado(s) dirigente(s) político(s)

En Mérida intentaron patotear al candidato de Chávez, Alexis Ramírez

¡Qué vaina Florencio!

¡Qué vaina que tus ansias de poder te hayan hecho cometer el más grande de tus errores a esta altura de tu vida!

¡Qué vaina que ninguna de tus asesoras te dijeran que no debías enfrentar a Chávez porque no tienes con qué, que no debías traicionar a quien te dio la confianza y a quien te dio a conocer en los albores políticos!

¡Caíste en la trampa de saberte el elegido para enarbolar el Chavismo sin Chávez; esa "corriente revolucionaria" que tiene programado llegar hasta la Asamblea Nacional y tirarle el cerco final al Comandante Presidente para intentar repetir aquí lo que hicieron con Zelaya en Honduras!

En plena efervescencia revolucionaria, ¿Cómo hubiese sido un nuevo gobierno tuyo que no crees en el socialismo, que no crees en el Poder Popular, que no crees en el surgimiento de los nuevos liderazgos que emergen de las bases como es el caso del camarada Alexis Ramírez?

¡Qué vaina que ninguna de las recomendaciones y críticas que te hemos hecho las supiste acoger con la altura que debías y te dejaste azuzar para tomarlas como amenazas. Entre muchas de tus carreras saliste a mostrar tu carácter bravucón de piso de granito, advirtiendo (¿?) que tuviéramos prudencia porque después sería muy difícil que recogiéramos tanta agua regada (¿?) ¿Lanzaste una amenaza? ¡Qué arrecho eres Florencio, eres muy arrecho!

En tu regreso a Mérida, tratando de imitar a Chávez con lo que provoca en la gente y que él ha llamado: "amor con amor se paga", intentaste manipular sicológicamente al Poder Popular con la simpatía que algunos cuantos te puedan tener, es decir, por la parte emocional, haciéndoles creer que venías a salvar la revolución en nuestro estado.

Lograste cautivar desde el actual gobernador hasta algunos y algunas que ocupan cargos en alcaldías, concejalías, direcciones de organismos, institutos y empresas del estado, y como diputados y diputadas que se lanzaron a la aventura del plagio al grito que el pueblo creó para Chávez de "volvióóó, volvióóó, volvióóó, volvióóó volvióóó, volvióóó" La mayoría estuvo ausente en la inscripción de Alexis ante el CNE.

Seguramente tus asesoras te recomendaron crear esa primera fase llamada "contacto emocional por liderazgo" y lanzaste la "campaña de intriga" "vuelve el centauro del 4F", lo cual te agradecemos porque nos colocaste en alerta y logramos descubrirte, lo demás es cuestión de cómo uno se mueve en la calle, lo que averigua, lo que se escucha y lo que se dice, es decir, lo estratégico y lo táctico en la inteligencia y contrainteligencia social de periodismo alternativo.

Tu transición de militar a la vida civil no supiste internalizarla, te quedaste cortísimo en la gesta del 4F y te llenaste de aduladores que piensan que porque les diste algunos cargos y le permitiste algunas obras y contratos te hacían merecedor de chulearte el nombre de Chávez, el pensamiento revolucionario e incluso la  misma gesta heroica que, por cierto, los que no estuvimos directamente comprometidos, supimos corresponder con el ejercicio democrático del voto y cuya victoria ya se acerca a los primeros 15 años, pero también supimos corresponder aquel 11, 12 y 13 de abril, ¿Te acuerdas, Florencio? ¿Se acordarán los dirigentes del PCV, Tupamaros, MEP, Redes que vinieron a levantarte la mano en un gesto desesperado para intentar imponerte?¿Ustedes se acordarán que aquel histórico mes de abril acuñamos esa famosa frase que quedó en la memoria de todos y todas y que dice "CADA 11 TIENE SU 13".

Eso fue lo que aquí sucedió, Florencio. En tu caso, con el "apoyo" de quienes vinieron a Mérida con un carácter "patotero", las bases revolucionarias los vimos a ustedes precisamente como un 11, y el 13, nada más y nada menos, se lo dimos el pasado lunes 29 cuando el Líder de ésta revolución, Chávez (a quienes ustedes traicionaron) de la mano del Poder Popular, asumió con gallardía la defensa de lo que se merece Mérida: que al joven Alexis Ramírez no lo patotea nadie, que el joven Alexis Ramírez es el candidato de la transformación revolucionaria que efectivamente necesita con urgencia nuestro estado, que el joven Alexis Ramírez es el candidato que garantizará la profundización del socialismo, que es el candidato que garantizará con el ejecutivo nacional un sólo gobierno, que es el candidato de la unión, el de la patria, el candidato de Chávez y el candidato del Poder Popular.

¿Qué te pareció, Florencio? ¿Qué les pareció a tus panas de los "partidos aliados"? ¿Qué le pareció a tu ahijado Marcos Díaz, y a los "muchachos" del CCC - Comando Contra Campaña de la MUD Léster, Baltazar, Bonucci y a la camarilla del Movimiento 13?

No los vimos en el Hotel Prado Rio acompañando al grupito de personas que mandaste, a que gañote alzao, hicieran un buen trabajo mediático logrando un poco de bulla mientras que ustedes, sus "líderes", seguramente estaban tomando wisky como lo hicieron en su oportunidad los de aquel 11 de abril, quienes mandaron a esa gente a que se quemaran en su propia hoguera del odio, esperando, sin respuesta, el ejercicio de la praxis viril que nunca apareció. Fueron entregados y fueron abandonados.

UN ACTO DE PATOTERISMO POLÍTICO

La guinda de tu desespero fue cuando trajiste a la ciudad a los "duros"  de los partidos aliados que al mismo tiempo se encuentran en el GPP y que al mismo tiempo dicen que están con Chávez pero en algunos casos no. ¿Quién coño entiende esta vaina? ¡Obviamente los que apuestan a seguir construyendo el Chavismo sin Chávez!

Algunos pendejos se creyeron el mojón de tu indetenible crecimiento en la intención del voto pero no sistematizaron y mucho menos llevaron a estadísticas el crecimiento en la intención de arrechera que te estábamos tomando. Tu conducta inapropiada y torpe creció de tal manera que te cagaste de guapo y saliste a buscar ayuda. La llegada de tus panas, Florencio, la percibimos como un intento de patoteo político que no dudamos en responderte y por eso acompañamos el lunes 29 al camarada Alexis Ramírez.

Ese día, Florencio, Mérida recibió el apoyo y respaldo contundente del más alto nivel psuvista y político nacional y, nuevamente, todo el país vio cómo el Líder, Chávez, les salió al paso a ti y a tus panas, para que no quedara duda que ni él habla paja ni el joven Alexis estaba desamparado. 

En el Prado Río escuché decir a una mujer que portaba una blusa con la inscripción "Alexis Gobernador", que " al camarada Alexis Ramírez, el candidato de Chávez, intentaron patotearlo " 

El autor es: Analista Político Revolucionario

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3253 veces.