A Vielma Mora le juegan el Kino en Táchira

Hay acciones (buenas o malas) que marcan a las personas por el resto de sus vidas; y así como a Henrique Capriles Radonski lo etiquetó el criminal asalto a la embajada de Cuba y exponer la vida ante una multitud enardecida al ministro de interior y Justicia de entonces, Ramón Rodríguez Chacín, tenemos ejemplos que rotulan a las personas por su loable y encomiable labor, como es el caso de José Gregorio Vielma Mora.

Sí, así como lo oyen: José Gregorio Vielma Mora, un militar venezolano, nativo del estado Táchira, de 48 años, desconocido totalmente en la política antes que el comandante Chávez llegara a Miraflores, pero ¿qué sucedió?, ocurrió que el hombre no dejó de dar pases de taquito en la gestión revolucionaria hasta que se hizo todo un campeón en la cancha. Inició su labor como director de Bienes y Servicios en el Ministerio de Transporte y Comunicaciones; fue miembro de la Asamblea Nacional Constituyente en 1.999. Luego lo designaron Intendente Nacional de Aduana en el 2000, hasta que el 13 de mayo de 2003 pasó a ocupar la Superintendencia del Servicio Nacional Integrado de Administración Tributario (Seniat), donde aplicó medidas diseñadas por el Presidente y su gabinete económico como el “Plan Evasión Cero” y el “Plan Contrabando Cero”.

El Seniat con Vielma Mora fue una institución modelo de eficacia y eficiencia en el proceso revolucionario. Todos los años rompía su propio récord con el cobro del ISLR. Llegó a figurar entre los 100 mejores gerentes del país, según “Gerente”, una revista dedicada a evaluar la gestión de los más destacados capitanes de empresas o instituciones públicas.

Por cierto, esta misma publicación destacó en su oportunidad que desde la llegada de Vielma Mora al Seniat, contribuyó a incrementar la recaudación la cual pasó a representar 13,1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2005, a 15,1 por ciento del PIB en el 2006, sin aumentar alícuotas ni crear nuevos impuestos. Este logro apuntaba a ser sostenible el gasto público con ingresos no petroleros.

Actualmente el Psuv lo postuló como candidato a la Gobernación de Táchira con el respaldo de 14 organizaciones más: Independientes por la Comunidad, Unidad Popular de Venezuela, Nuevo Camino Revolucionario, Tupamaro, MEP, Podemos, PPT, Joven, PCV, Redes, Vanguardia Revolucionaria, Juventud Unida en Acción Nacional con Bimba, Partido Revolucionario del Trabajo y Corrientes Revolucionarias Venezolanas

Enfrenta a César Pérez Vivas, que en la Gobernación tiene más cables pelados que un terreno invadido, sin embargo, siempre ha ganado porque realmente no le había salido un gallo fino como Vielma Mora; porque también hay que ver que el candidato revolucionario es lo que es en el terreno de juego debido a que tiene una licenciatura en Ciencias y Artes Militares, es abogado egresado de la Universidad Santa María, Magíster en Gerencia del Sector Público en Relaciones Laborales de la Universidad Católica Andrés Bello, e hizo especialización sobre Tributos Internacionales en la Universidad Internacional del Caribe. ¡¿Qué tal?! ¡¿Cómo le quedó el ojo a los copeyanos que se la dan de duros en esa entidad andina?!

El aspirante del Psuv tendrá una tarea difícil en la administración de ese estado, tomando en cuenta que el ejecutivo padece actualmente una de las peores crisis de corrupción en los últimos años. Más de siete funcionarios de alto rango han sido procesados por ocasionar un daño patrimonial de aproximadamente 8.300.000 bolívares. Y el gobernador no asume ninguna responsabilidad.

No cabe duda de que conociéndose lo que ha sido esa viciosa gestión de Pérez Vivas y que a los paisanos le gusta pisar en firme, esta vez en Táchira el Kino se lo van a jugar a Vielma Mora.

[email protected]

@AlberMoran

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3812 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /regionales/a153267.htmlCUS