Y van por la cacería final del camarada Alexis Ramírez

Camarada Chávez, en Mérida se concreta el inicio del chavismo sin usted...

EL INICIO DE TODO

No había terminado de pronunciar usted aquel famoso “por ahora” cuando los chulos y las chulas tuvieron la “visión” del impacto que causó aquella frase que a la postre transformaría radicalmente la geopolítica latinoamericana y caribeña y la relación con quienes nos tenían como su patio trasero.

De manera cuidadosa y teniendo como uno de sus principales mentores al famoso Miquelena, esos tenebrosos personajes; es decir, los chulos y las chulas, han venido construyendo su propia estructura de poder a lo interno de lo que poco a poco cobró fuerza con el nombre de “revolución bolivariana”.

Se supo, con la develación pública que hizo usted, que para el 04 de febrero del ’92, ya un grupo de compatriotas venían desde hace rato transitando la posibilidad de una rebelión cívico-militar que terminó de implosionar con los sucesos de lo que se conoce como “el caracazo”.

CÓMO LOGRARON INFILTRÁRSE

Sabemos que muchos fueron los debates, las discusiones, las arrecheras y las amenazas. Que muchas fueron las decepciones. Que muchas fueron las deserciones. Del MBR-200 se pasó a MOVIMIENTO V REPÚBLICA y un poco más adelante al PSUV y al Gran Polo Patriótico que terminó siendo tutelado (lamentablemente) por el propio Partido Socialista Unido de Venezuela con la cobarde complacencia de quienes fueron nombrados “coordinadores enlaces” (vean los casos de Mérida y de Táchira).

En ese transitar, los tenebrosos personajes, es decir, los chulos y las chulas, lograron infiltrarse y hacerse de cargos importantes que de manera muy habilidosa maquillaron con rasgos de “imprescindibles” y además se hicieron también de padrinos y madrinas que lograron avanzar mucho más rápido a las alturas del nuevo poder que tiene a usted como el líder absoluto.

Las investigaciones sociológicas, políticas, empresariales, militares y de los organismos de inteligencia y seguridad, indicaban que aquel joven militar llamado Chávez se había posicionado de manera nunca vista ni mucho menos pensada en el sentimiento popular, primordialmente en los sectores más desprotegidos, más olvidados, …los marginados pues! y los chulos y las chulas se frotaron las manos porque habían dado en el clavo: pegarse como parásitos y parásitas para chuparle la esencia a los tiempos nuevos y de los nuevos actores protagónicos.

La magnitud del Proyecto Revolucionario exigía la convocatoria de todo aquel y toda aquella que se “sintiera” identificado e identificada con lo que por tanto tiempo se soñó como era la transformación del estado y de la sociedad, eso fue lo que precisamente usted planteó el 04 de febrero y los chulos y las chulas sabían que semejante empresa no era para un solo hombre, es decir, para usted, camarada Chávez. Pero también sabían que era usted y sólo usted quien había logrado el liderazgo, la credibilidad, el sentido de identificación y era usted quien se encargaría de otorgarles su confianza, su apoyo; visibilizarlos y llevarlos a los diferentes niveles del nuevo poder político que recogía, más que aglutinaba, a muchos de los traidores y traidoras de los partidos Acción Democrática y Copei; igualmente, cual traidores, sabían que les llegaría el momento preciso para dar las estocadas.

Es así que empezamos a ver cómo “aparecieron” de manera desvergonzada a quienes nos vendieron como los “cuadros revolucionarios”. Digo que aparecieron porque sabemos que no se formaron en ninguna parte, les habría costado muchísimo y no había tiempo que perder y mucho menos les interesaba.

Esto lo sabían los chulos y las chulas y, por tal razón, se las ingeniaron y se adelantaron para empezar a hablar de ello antes que fuesen desenmascarados. Tenían que empezar a referirse a las “teorías” marxistas, leninistas, para vender la idea que ese pueblo que “habían cautivado” (ellos y no usted) carecía de los valores y principios para hacer sostenible el Proceso Revolucionario; es decir, carecía de formación, preparación, disciplina y consciencia; irónicamente de lo mismo que adolecen los tenebrosos personajes cuya diferencia y ventaja con respecto al pueblo cautivado, ha estado en el uso de la retórica, en el verbo ágil y tramposo, en el manejo mediático, en los compromisos con los factores económicos y en los “vicios propios de la política” que llevan adelante con sus congéneres, sin unos no existirían los otros, a esta perversa unidad y después de 14 años, camarada Chávez, el Poder Popular bautizó con el alias de “EL CARTEL o EL SALITRE REVOLUCIONARIO”

CONSTRUYENDO EL CHAVISMO SIN CHÁVEZ Y LA PERSECUCIÓN CONTRA ALEXIS RAMÍREZ EN MÉRIDA

Mérida e incluso el Táchira son la más genuina expresión de esta “escuela de formación de cuadros del Cartel revolucionario” que soterradamente venían construyendo los tenebrosos personajes en la tesis que en algún momento empezaron a llamar “el Chavismo sin Chávez”, es decir, el chavismo sin usted.

Los chulos y las chulas se fueron tragando, cual salitre, todo tipo de iniciativa, de consideraciones, de premisas, de líneas, de órdenes, de sugerencias emitidas por usted y muy particularmente en Mérida siempre les preocupó el crecimiento del joven Alexis Ramírez que pulso a pulso ha logrado desprenderse de las garras de los tenebrosos personajes merideños.

Los chulos y las chulas, sin ningún tipo de rubor, le pasaron por encima a eso que usted llama el surgimiento de los nuevos líderes desde las bases, y ese es, precisamente, el “pecado” cometido por el joven Alexis Ramírez, quien se vino desde su pueblo de Santa Cruz de Mora a estudiar en la Universidad de Los Andes donde se incorporó de manera protagónica a las luchas estudiantiles llevando coñazos, amenazas, persecuciones e intentos de manipulación y chantajes (como debe ser) y poco a poco ha sabido labrar un transitar político pulcro muy difícil de conseguir tanto en Mérida como en el Táchira. El haber sido el diputado más votado, Presidente del CLEM, Diputado Nacional, forma parte de sus credenciales de liderazgo regional incuestionable.

Los chulos y las chulas también se tragaron las intentonas ideológicas de lo que ha debido ser el Frente Francisco de Miranda, de los que han viajado a Cuba en los intercambios político-culturales y de los que intentaron dar inicio al pensamiento crítico, autocrítico, a la dialéctica y a la educación en el PSUV y en el seno del Poder Popular, logrando convencer a muchos y a muchas que, aunque fuesen revolucionarios y revolucionarias debían tener “un nuevo camino en sus corazones” y ese sería el “chavismo sin Chávez”, es decir, el chavismo sin usted.

Los líderes comunitarios emergentes del Poder Popular también han sufrido en carne propia la persecución del “cartel o salitre revolucionario”. Ni hablar de algunos pensadores e intelectuales como es el caso de los camaradas Sant Roz y Veroes a quienes no le dan tregua. A muchos y muchas han logrado dar de baja y ser mancillados por “tener la pretensión” de salirse de la estructura que hasta el 07 de octubre era sólo una teoría: “el Chavismo sin Chávez” y ahora, de manera abierta, descarada y desvergonzada, los chulos y las chulas, sabiéndose fortalecidos al lograr hacerle perder en Mérida, declaran sobre la imperiosa necesidad de ir construyendo la generación sucesoral que les “garantice” la permanencia en el tiempo y en los espacios una vez “Chávez, el hombre”, haya caducado. Aquí es donde cobra fuerza la arremetida traidora en contra el joven Alexis Ramírez, el candidato de la patria para el estado Mérida, el candidato de usted, el candidato del líder, el candidato del chavismo con Chávez.

SOLTARON LOS DEMONIOS

Estos dos estados que en uno de mis últimos artículos titulé como “Táchira y Mérida: las dos grandes cagadas revolucionarias del 07 de octubre” se convierten en los pioneros en llevar a la praxis esa teoría donde mostrarían que Chávez es un producto que trascendió al hombre y que ellos han tenido parte protagónica en eso, por ello, si Chávez (el hombre), (es decir usted), está de acuerdo o no con lo que los tenebrosos personajes piensan, es irrelevante, porque ya usted habría cumplido su rol y los 14 años que tiene en el poder ya empiezan a verse “como demasiado y agotador”.

Los chulos y las chulas de Mérida y también del Táchira, se aseguraron en construir y utilizar a más no poder lo que llaman la “marca Chávez”; se fotografiaron sin cesar con usted, vendieron la idea que se comunicaban permanentemente con usted, que tomaban decisiones con usted, que viajaban con usted, entre otras auto-propagandas, unas más imbéciles que estúpidas, pero al fin y al cabo les dio resultado, todo el mundo terminó creyéndoles porque a pesar de las innumerables denuncias nadie pudo moverlos, nadie y nadie paró bolas!

Calaron en un porcentaje de seguidores confundidos, en otros débiles para la crítica, en otros aduladores de oficio y en otros expertos negociantes y comisionistas e hicieron tierra fértil para que sus socios económicos se montaran de una vez por todas en el clamor de “no terminar de caer en esa mierda que el Chavismo con Chávez llama socialismo bolivariano con equidad, justicia social, igualdad y otras pendejadas”

Había que transformar el “producto Chávez” en una “mercancía” y esto les costó tan sólo 14 años.

Estos chulos y chulas que estratégicamente aparecieron “desprendidos” de los vicios de la cuarta, se mofaron con precaución y establecieron el día en el cual debían darle la estocada, para ello escogieron que fuese en el marco de lo que el hombre, Chávez, llamó “la nueva batalla de Carabobo” que debería ser histórica e inaplazable y debía ser convertida en ¡la victoria perfecta del 07-O! pero en estos dos estados se convirtió en lo contrario, en la derrota muchas veces anunciada.

Ya, descubiertos, tenían que moverse más rápido, …jugárselas todas. En Mérida venían trabajando sin descanso desde el mes de enero cuando el cónclave, “arrecho” con usted, que los sacó de donde nadie los conocía porque no eran nada, porque eran unos pobres pendejos, el cónclave, repito, decide lanzar al Florencio Porras a enfrentarlo con la asesoría de sus panas Baltazar, Lester, Bonucci, Marcos Díaz (en su rol también de ahijado) y la compañía titulada “dirigencia regional del PSUV”, y algunos burócratas de los partidos minoritarios PCV, Tupamaros, REDES, MEP, entre otros. El cónclave, tal y como sucedió en su tiempo con Páez, decidió llamar al “centauro Porras” y el Poder Popular se prepara para rememorar las mismas acciones que se hicieron contra el Padre de la Patria, Bolívar.

Insólitamente esta gente habla de revolución chavista pero dicen estar arrechos con Chávez, es decir, con usted, y por eso lo van a seguir enfrentando. Dicen estar arrechos con las “designaciones a dedo” que usted hace desde Caracas sin consultarles. Dicen estar arrechos con usted, quien los nombró también a ellos en aquellas oportunidades, quien los sacó de ese letargo parasitario izquierdista, quien les abrió los caminos políticos, usted mismo cuya benevolencia ha frenado a las bases para evitar que sean pasados a los paredones del Poder Popular. ¡Arrechos está el pueblo con ustedes, traidores! ¡Arrechos está el Poder Popular con ustedes porque sin Chávez ni eran ni serán nada ni nadie, seguirán siendo unos pobres pendejos.

El odio, la envidia, el desagradecimiento y peor la traición de los tenebrosos personajes tiene el perverso plan de profundizar la crisis revolucionaria en la región andina, por eso esta nueva denuncia y esta nueva alerta. Las intenciones van muchísimo más allá. Hay importantes intereses económicos, religiosos, institucionales y políticos de por medio.

Camarada Chávez, en Mérida se concreta el inicio del chavismo sin usted y van por la cacería final del camarada Alexis Ramírez.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3845 veces.