Vielma Mora, Eficiencia y gerencia pero……...

Pildoritas 114 (año V)

Pasada la elección Presidencial de octubre, el Comandante como de costumbre, con lo que él llamaría una “rabo de cochino” por todo el centro del hom, tomó la decisión de exigir el máximo e implementar lo necesario para lograr total eficiencia de gestión a todo los niveles de la Administración Pública, siempre lo habíamos oído referirse a ese tema, incluso expresando autocríticas frecuentes, porque como sabemos es el único Presidente de los que conocemos que es capas de reconocer errores y actuar en consecuencia para corregirlos.

Esta vez conocido su triunfo contundente, que pudo haberlo sido más, si la campaña no hubiese sido a media máquina por su condición de convaleciente, ofreció lograr la mayor eficiencia en el nuevo período de gobierno que manifestó se iniciaba desde ese mismo día y para ello anunció la conversión del Ministerio de la Secretaria de la Presidencia en un Ministerio para el seguimiento estricto de todo lo que tenga que ver con la gestión revolucionaria.

Digo esto porque para que haya eficiencia se requiere de funcionarios dispuestos a entregarse por entero, con mística de trabajo y suficientes virtudes, como para estar a la altura de las exigencias de un gobierno “sui generis” como el que hasta ahora hemos conocido, en donde existen planes y programas que deben enfrentarse con el máximo dedicación, sin dejar nada al azar, sin horario ni calendario, como lo demuestra a cada rato con su ejemplo el Comandante.

Quizás pensando en ello, el Presidente, en el caso del Táchira, y pienso que en el caso de los demás estados, pero me refiero al Táchira pues es uno de los dos estados en los que la derecha, pudo lograr superar la votación Revolucionaria y por lo tanto emblemático, para lo que viene el próximo 16 de diciembre, que será la elección de los gobernadores, designó a alguien que tiene una bien ganada fama de eficiencia y buen gerente que es precisamente de lo que está nuestro estado urgido porque aquí hemos sufrido la desgracia de tener la peor gerencia que en siglos se haya conocido, con un gobernador al que hay que reconocerle que es un zorro viejo para poner en práctica lo que sea, lícito o ilícito para ganar elecciones, pero que es un funcionario que deja muchísimo que desear, en cuanto a sus capacidades para administrar, no por alguna razón tiene pagando condena a más de medio tren ejecutivo y a funcionarios altos de su gobierno por corrupción administrativa comprobada, pero que además vive en una guerra permanente con el gobierno central, con las consecuencias que todos sabemos y que se refleja también en las administraciones locales de Alcaldes Revolucionarios, resultando perjudicado al final, el pueblo.

El actual gobernador se ha destacado por crear conflictos, cuellos de botella que frenan los proyectos y dificultan las soluciones, es por ello que los tachirenses, y es algo que se siente en el ambiente, anhelamos sin mirar de qué tendencia sea, un gerente de verdad y gracias a Dios, el Presidente encontró la persona indicada que es garantía de ello, su nombre JOSE GREGORIO VIELMA MORA, tachirense de pura sepa, formado académica y profesionalmente, fraguado en la escuela de Hugo Chávez, revolucionario y con la mejor disposición de sacar su Estado del marasmo y el atraso en que esta sumido por el mayor desastre administrativo de todos los tiempos.

No va a ser fácil, primero hay que triunfar y ya se respira el aire de agrado de gente de todas las tendencias, profesionales, empleados, obreros, comerciantes etc., que se están reuniendo de manera espontánea para sumar voluntades y hacer de Viedma Mora el primer gobernador de la era de la eficiencia, declarada por el Comandante Presidente para el nuevo período que de hecho ya se inició y que comienza de derecho, el próximo 10 de enero del 2013 hasta el 2019, uno de esos movimientos del que tengo noticias, entre otros, es el Movimiento “Vamos por el Táchira”, con sus integrantes me he informado que hay un lugar común del que todos se quejan, que es la dificultad casi in extremis para poder contactar al candidato a fin de hacerle saber de los proyectos y aportes que de forma desinteresada se le quieren hacer, para coadyuvar a su triunfo, por el convencimiento que se tiene de que el mismo será en beneficio del Táchira.

Tal contacto ha sido imposible lo cual es una muestra de la especie de secuestro, o anillo de seguridad que rodea al candidato, ejercido por algunos personajes cargados de celo político que para nada ningún bien le hacen a la candidatura, que luce en principio con mucho chance, pero que pareciese que hay gente, lo más grave en las filas de la revolución, que hacen lo posible por aislar al candidato e impedir su contacto con sectores muy importantes del Estado.

Hay nubarrones, escollos, personajes, sobre todo personajes que como es costumbre, tratan desde ya de secuestrar al candidato y que lo que hacen es crear suspicacia y desconfianza en mucha gente que quisiera ver a este hombre con porte de gobernador, circundado por gente sin mácula, por personajes sin rabo de paja, que no hayan sido señalados como causantes de las ultimas derrotas que hemos sufrido y lo más doloroso es que son esa clase de políticos que se creen propietarios de un cargo y que mantienen parcelas políticas que lo que hacen es restar más que sumar.

Con VIELMA MORA a la cabeza, las posibilidades de triunfo si se resuelven algunos detalles, indispensables para que las cuentas salgan bien, son muchísimas, pero si se mantienen los mismos cuadros en el sector legislativo, desde ya se puede pronosticar un triunfo de la derecha en la Asamblea Regional, lo cual seria un tremendo obstáculo para la gobernabilidad pues tendríamos que, desde ya, prepararnos para ver un permanente sabotaje a la gestión del Capitán Revolucionario.

Es una situación que quienes tienen el poder de decisión, a nivel de la organización partidista, deberían ya estar analizando y si no, debería ser el Presidente quien con la inmensa autoridad ganada a pulso, proceda a evitar que por no actuar a tiempo tengamos que lamentarnos en el futuro,

El mismo día del acto de inscripción del candidato ante el CNE regional se observó el rechazo evidente y no contenido del pueblo, de esos personajes hay algunos que viven con una declaradera por los medios, que se han oído comentarios que cada vez que abren la boca, nos hacen perder votos, es por ello que si Vielma tiene la autoridad que todo candidato debe tener para organizar sus equipos comience por oír la voz del pueblo y proceda en consecuencia, tomando decisiones que son puntuales para el feliz desarrollo de la campaña.

Yo confieso que he asistido a varias reuniones de diferente índole y esto que aquí expreso ha sido tema importante en ellas.

AHÍ QUEDA ESO ENTONCES PARA QUE QUIEN PUEDA HACER ALGO PARA RESOLVERLO, LO HAGA.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 768 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /regionales/a152736.htmlCUS