Vielma Mora, el candidato perfecto, para la victoria perfecta en el Táchira

No hay dudas, la escogencia de José Gregorio Vielma Mora como candidato a gobernador fue una decisión excelente, transcendental para el Táchira. Vielma Mora posee un conjunto de cualidades y experticias, fundamentales para enfrentar al candidato opositor y su maquinaria adeco-copeyana, que conllevarán definitivamente a la victoria.

Luego de los resultados de las elecciones presidenciales se pudo apreciar como la oposición logró obtener una significativa victoria sobre el chavismo. Fue el Táchira uno de los dos únicos estados del país donde no se logró ganarle a la oposición. La diferencia a favor de la oposición del 13% es de ser considerado y analizado con detalles, sobre lo cual ya hemos hecho algunos aportes (http://www.aporrea.org/poderpopular/a152229.html). Ahora, el reto era lograr escoger un candidato con la suficiente fortaleza política y moral, capaz de asumir el reto de remontar esa diferencia y asegurar la presencia de la revolución en tierras tachirenses. El candidato debía de gozar de credibilidad, pero lo más difícil, tal vez, que tuviera el consenso de las fuerzas chavistas.

En efecto, Vielma Mora expresa credibilidad, infunde confianza con sus palabras y sus ideas. Difícil no creerle a un hombre que logró adecentar y modernizar la segunda fuente de ingreso al fisco, como lo es el servicio tributario. Fue limpio y honesto en su gestión. Fue capaz de hacerle entender a los contribuyentes del país, naturales y jurídicos, que se podía confiar en el órgano recaudador. No solo fue exitoso, modernizando el sistema tributario, sino también mejorando sustancialmente las condiciones laborales de los trabajadores del SENIAT.

Lo humano y la infraestructura del SENIAT sufrieron cambios radicales lo cual generó la admiración y respeto de incluso aquellos que adversan férreamente al gobierno nacional, incluso de los que hasta se molestaban con las medidas y directrices de Vielma Mora. Bastaba, eso sí, que el ahora candidato a la gobernación del Táchira, explicara las razones de las medidas tomadas, para que todos los contribuyentes del país creyeran en sus palabras.

No podemos dejar de recordar todos los cambios y mejoras que imprimió Vielma Mora mientras estuvo al frente del aeropuerto más importante del país, el aeropuerto de Maiquetía. En corto lapso de tiempo no sólo mejoró considerablemente el servicio aeroportuario, sino que desarrolló parte de la infraestructura moderna con que cuenta ahora dicho terminal aéreo.

Esas dos son pruebas fehacientes de un funcionario público que ha demostrado ser eficiente y honesto; algo un tanto difícil de encontrar a veces. Vielma Mora fue aclamado por las fuerzas bolivarianas a su arribo al Táchira, su tierra natal. Fue bien visto por todos los grupos, antagónicos incluso, que hacen vida dentro del chavismo en esa porción del territorio andino. Viene con un concepto moderno, de abrir espacios, de dialogar, de poner de lo mejor de sí para lograr los cambios que demanda este proceso revolucionario.

Tiene obviamente este candidato, mucho más ventajas que el candidato opositor para lograr una mejor calidad de vida para los pobladores tachirenses. Ha demostrado eficiencia en los cargos desempeñados, resuelve, logra objetivos, cuenta con una estrecha relación con todo el tren ministerial, tiene un altísimo conocimiento sobre el manejo y administración de recursos, goza del aprecio del Presidente Chávez.

Ya en los pocos días de actividad pública y política, ha logrado potenciar el optimismo casi perdido que teníamos. La derrota hace cuatro años, más el triunfo de la oposición en las presidenciales en el Táchira, fueron golpes desmoralizantes. Pero Vielma Mora ha sabido, con su discurso sencillo pero directo, con su entusiasmo, con sus ideas y proyectos, inyectar tales esperanzas, que ya no resulta una quimera la victoria de la revolución en Táchira.

Esta actitud de nuestro candidato ha motorizado cientos de reuniones, de formación de grupos espontáneos, se han organizado obreros, estudiantes y docentes, entre otros, con el objetivo de apoyar e impulsar la candidatura del candidato de la revolución. Uno de ellos es Vamos por el Táchira (VPT), creado el pasado sábado 13 de octubre. Conformado por docentes de educación universitaria y básica, así como por abogados y deportistas, entre otros. Entre sus objetivos está analizar la realidad tachirense y dar aportes y orientaciones a la candidatura de Vielma Mora y sus planes de gobierno.

Ya los comentarios positivos acerca de Vielma Mora están en las calles tachirenses, en las redes sociales. Ya incluso se oyen comentarios de opositores que, en reconocimiento a su labor ante el SENIAT,  han expresado su intención de votar por Vielma Mora. No ven opción con el candidato opositor, cuya principal obra ha sido criticar permanentemente al gobierno nacional, pero en cuatro años de gobierno regional ni siquiera asoma resolver ninguno de los problemas que prometió durante su campaña electoral. Tienen frustración ante su acción de gobierno. No les cumplió. Ven que su obstinada postura contra el gobierno nacional ha impedido, más que facilitar, la llegada de recursos y ejecución de proyectos para el Táchira, para la felicidad de su gente.

Nuestro candidato ha comenzado a demostrar acción de gobierno. Sin ser gobernador aún ya ha establecido los contactos para resolver algunos de los problemas que aquejan al Táchira. Ya muestra indicios de sus habilidades para gerenciar. Promete darle un cambio radical a la situación actual del estado y convertir al Táchira en una potencia. Trabajar en coordinación con las políticas del gobierno nacional, generar más empleos, aprovechar al máximo las potencialidades de la región, sus recursos y su posición geoestratégica y geopolítica en relación a Colombia y el MERCOSUR. Trabajará tomando en consideración todos los actores de la sociedad tachirense, incluyendo entre otros a los consejos comunales, alcaldías, asociaciones de ganaderos, comerciantes, industriales. Hacer un gobierno incluyente. Por el contrario, el gobernador actual, candidato de la MUD, no tiene oferta concreta, su discurso es vacio, su acción de gobierno luce desgastada, excluyente. La única promesa que hace a los tachirenses es defender una democracia que no practica. Lo cual, junto con su demostrada incapacidad para resolver los problemas básicos de la gente,  lo pone en gran desventaja ante el candidato de la revolución. Por eso, Vielma Mora es el candidato perfecto, para una victoria perfecta, para un Táchira perfecto. 

¡Viva la revolución! 

¡Viva Vielma Mora!

¡Vamos por el Táchira!

 Profesor Titular ULA

Email: [email protected]

Twitter: @ulandino


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2103 veces.

Comparte en las redes sociales