El Pastor de Alexis Navarro

Tal vez alguien piense que el exparlamentario, exgobernador y
exembajador Alexis Navarro descubrió un nuevo camino y ahora está
metido a evangélico y es por ello que tiene un pastor. Pero no, no es
así, el Pastor de Alexis Navarro se escribe con ‘P’ mayúscula, es un
político avezado y se apellida Heydra, para más señas oriundo de Juan
Griego, exparlamentario y exministro adeco, antiguo integrante del
combo de CAP.

El encuentro entre ambos es descrito por el periodista Heydra en su
columna ‘Sin Rodeos’, en la cual revela parte de la conversación que
sostuvieron, referida a temas de política margariteña.

Heydra y Navarro platicaron en presencia de la esposa del segundo,
frente a un delicioso menú de La Casa de Rubén. De entrada Pastor le
solicitó a Navarro que colabore en la edición de un periódico digital
próximo a publicarse en Internet, lo cual aceptó el psiquiatra, quien
seguramente tendrá una sección sobre salud mental, que es su
especialidad.

Navarro reveló su admiración por Dante Rivas y su esposa señaló la
posibilidad de ayudarlo a luchar por la Alcaldía de Mariño lanzando a
Navarro como candidato a la de Maneiro. Posiblemente considere que
mucha gente se cambiaría de mesa de votación para que no le toque
votar por el exgobernador, lo que podría beneficiar al joven
reorganizador del Saime.

Ambos exfuncionarios coincidieron al quejarse del trato recibido de
parte de sus conmilitantes. A Pastor Heydra no lo dejan subirse en el
autobús del progreso y al otro no le guardan puesto en la tarima
principal, donde ahora sus exempleados de confianza se pavonean con
desparpajo.

Los esfuerzos de Alexis Navarro por figurar en las planchas del PSUV
en Nueva Esparta rayan en manía obsesiva. Lamentablemente se presenta
a última hora, cuando sus camaradas ya han hecho casi todo el trabajo,
para cosechar los frutos de lo que otros sembraron.
Por otra parte cometió el pecado mortal de abandonar la embajada de
Moscú y venirse de incógnito para presentarse como aspirante a la
gobernación, sin avisarle al Presidente Chávez, quien no perdona un
madrugonazo, aunque sea relativamente inocuo.

Este cuento continuará.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2311 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /regionales/a149648.htmlCUS