Zulia

Biblioteca Comunitaria Eva Golinger, un año andando en los Cortijos

“El Diario de Bucaramanga”, donde se presenta a Simón Bolívar esplendoroso embebido de la cotidianidad doméstica; “Los Miserables“ y la “Antología Poética de Sánchez Peláez”, son algunas de las obras que conforman la modesta colección de la Biblioteca Comunitaria “Eva Golinger”, ubicada en Fundabarrios de la parroquia los Cortijos del municipio San Francisco, del estado Zulia.

El jueves veintitrés  se cumplió un año de su fundación, la cual fue impulsada por el Colectivo Pro-bibliotecas Comunitarias, Biblioteca Nacional y la Fuerza Motorizada.

Para conmemorar esta fecha, se tomaron las adyacencias de dicho recinto, y cual tertulia abierta, entre transeúntes e invitados, compartimos canciones, poesías e ideas. El niño Samuel Merchán, cantó su repertorio de música llanera, Juan Carlos Soto con el grupo de gaita “Mabel Bermúdez”, transitaron por canciones populares, a quienes se sumó la voz candorosa de Liseth Parra, dirigente comunal. El recital de Dimas, encargado de la biblioteca,  no pudo faltar. Asimismo, entremezclados, cantando y hablando, intervinieron los asistentes, entre ellos, Wolfang Viloria, Director de Cultura del Municipio, Yulis Molero, de la “Librería del Sur” y líderes comunitarios como Endris Meza y Jackeline Bordones…Pero fue gratamente sorprendente la irrupción que hizo la comparsa de los patrulleros del Psuv, quienes con pitos y banderas se incorporaron al evento; Julio Espinosa, dirigente parroquial, tomó la palabra en nombre del grupo.

Pues bien, fundamentalmente quien ha hecho posible trascender al año cumplido a la mencionada biblioteca, con su perseverancia y dedicación, es Dimas Oviedo. Premio municipal de poesía 2012, a quien me atrevo llamar sin ningún empacho, el “Aquiles Nazoa” de San Francisco por saber versificar rítmicamente el día a día pueblo. Este camarada, hizo de la pequeña sala de su casa, un espacio para la búsqueda de conocimientos y de encuentro en la comunidad. Además de promover la lectura en la calle, frente a la casa para evitar que los jóvenes esquivos caigan en la delincuencia; así como acompañar en la realización de talleres literarios en las escuelas y efectuar jornadas contra el maltrato a la mujer. Y es que este cultor, ha sabido asumir con claridad conceptual y operativa lo que es una biblioteca comunitaria en estos tiempos. A él y sus colaboradores dentro de la comunidad, entre ellos Freddy Prieto, no los han detenido las limitaciones físicas-espaciales, de mobiliario e inclusive de un inventario mayor de libros.

Esta biblioteca es parte importante del proyecto elaborado  por el Colectivo Pro-bibliotecas Comunitarias que empezó a andar hace dos años. Al cumplir un año “Eva”, podemos decir que se está cumpliendo con el primer objetivo de tal proyecto que plantea: “Promocionar la creación de bibliotecas como elemento vital en la cotidianidad comunitaria”, en consecuencia, creemos que este ha sido un año de ensayo y que constituye un paso importante para alcanzar otros objetivos propuestos, como es el de “Vincular entes públicos y privados para que contribuyan en la creación de infraestructuras y la dotación de bibliotecas en las comunidades…”. En ello, habremos de trabajar de aquí en adelante para conseguir la infraestructura adecuada. Es una tarea en la que tenemos que involucrarnos todos: el colectivo, Alcaldía, Biblioteca Nacional…, con lo cual estaríamos en consonancia con el próximo plan de gobierno que se propone “Aumentar la infraestructura cultural a disposición del pueblo, con la construcción de 336 Salas de Libros-Lectura, una por municipio que cuente con libros, mesas, sillas y muebles para la lectura”.

Vamos en este rumbo, porque estamos convencidos que esta revolución en marcha podría retrotraer, entre otras razones, porque la revolución tienen que ser ante todo cultural, profusa y profunda; la estática aquí, es imperdonable. Por ello, es necesario activarnos para la creación de bibliotecas al nivel municipal, tal como se plantea en el plan antes mencionado, pero urge avanzar en la concreción de las parroquiales. Tenemos potencial comprobado en estos años para asumir esas responsabilidades, sólo hay que mancomunar esfuerzos, la “Eva Golinger”, así de pequeña, es nuestra inmediata y mejor referencia.

 

 [email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1747 veces.

Aquileo Narváez Martínez


Visite el perfil de Aquileo Narvaez Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.