Caracas: En El Valle cultivan sobre una platabanda

En el CDI Cipriano Yerena se consolidó hace dos años el sueño socioproductivo del Consejo Comunal La Bandera

En el CDI Cipriano Yerena se consolidó hace dos años el sueño socioproductivo del Consejo Comunal La Bandera

Credito: CiudadCCS

7 Marzo 2016 - Desde el 12 de marzo de 2014, sobre la platabanda del Centro de Diagnóstico Integral Cipriano Yerena, ubicado en la parroquia El Valle, funciona la Casa Agrourbana La Bandera, conformada por 900 materos donde se producen anualmente dos ciclos de cosecha.

Este sueño socioproductivo, que contó con el apoyo de la Fundación de Capacitación e Innovación para Apoyar la Revolución Agraria (Ciara), es el resultado del trabajo incansable del Consejo Comunal La Bandera, constituido por hombres y mujeres comprometidos con el desarrollo de la Patria, quienes atendieron el llamado del Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, de poner manos a la siembra por la soberanía alimentaria.

Arelys Rivas, integrante de la referida organización del Poder Popular, manifestó que muchas personas no creyeron en su iniciativa, incluso, la catalogaron como una meta inalcanzable e imposible de concretar. Razón por la cual se esforzaron aún más para cumplir con la línea del Comandante.

"Demostramos con el tiempo que no era una locura, pues logramos crear la primera casa de cultivo sobre platabanda en el país. Hoy somos ejemplo para la masificación de esta experiencia en diferentes comunidades", acotó.

Aseguró que si las personas, en su momento, hubieran acatado la estrategia de aprovechar los espacios ociosos para la siembra y hubiesen hecho de esta experiencia una alternativa para fortalecer la cultura del autoabastecimiento, el flagelo de la crisis económica inducida no habría impactado tanto en la población como lo está haciendo ahora.

"Solamente en esta casa hemos logrado sacar cuatro ciclos de cosechas y vamos hacia la quinta. El tomate y el pimentón son nuestros rubros fuertes, los cuales siempre intercalamos con la siembra de cebollín, cilantro, lechuga, ajoporro, entre otros cultivos. Imagínate entonces, que no podríamos lograr si todos ponemos un granito de arena", reflexionó Rivas.

COMPROMISO REVOLUCIONARIO

Una vez culminada la cosecha –puntualizó Rivas– los productos del campo son expendidos a precios solidarios en el sector La Bandera, con el fin de abaratar los precios inflacionarios impuestos por el mercado capitalista. Los recursos económicos obtenidos por la venta son reinvertidos en insumos para repetir el proceso de siembra de las hortalizas.

"En nuestra primera producción obtuvimos 980 kilos de tomate, mientras que en las siguientes fueron mil 200 kilos de pimentón, mil 100 kilos de tomate y ahora en este quinto ciclo –si logramos resolver el inconveniente con el suministro de agua– esperamos como mínimo lograr 2 mil 500 kilos de cosecha para el venidero mes de mayo", informó.

Para Rivas la práctica de la agricultura urbana no pretende anular ni mucho menos sustituir el valioso trabajo del campesino en las zonas rurales, solo busca promover entre los habitantes de las ciudades una alternativa de economía sustentable, que permita el autoabastecimiento y por consiguiente la reducción de los índices de importación.

IMG-20150730-WA0005-1

SE MASIFICARÁ LA EXPERIENCIA

Las comunas pertenecientes al Corredor Alí Primera de la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor, se mostraron interesadas en conocer el proyecto socioproductivo del Consejo Comunal La Bandera, con el fin de aprender y masificar la experiencia en 32 platabandas ubicadas en el centro de la ciudad.

"Si logramos concretar esta idea, en la cual estamos trabajando actualmente, podríamos abastecer a Caracas con la realización de mega ferias de hortalizas a cielo abierto. También estaríamos cumpliendo con los lineamientos del Plan de Siembra anunciado por el presidente obrero Nicolás Maduro", dijo Juan Rodríguez, miembro del Consejo Comunal La Bandera.

Además, señaló que el fortalecimiento del Plan Punto y Circulo (aprovechamiento de otros patios productivos que están en la zona) jugará un papel determinante en la construcción del nuevo modelo económico del país, orientado hacia la total independencia del rentismo petrolero.

La satanización de la agricultura urbana por parte de sectores políticos adversos al proceso revolucionario, definiéndola como una actividad tercermundista, provocó que muchas personas se alejaran de esta maravillosa práctica legendaria. Sin embargo, según manifestó Rodríguez, nunca es tarde para cosechar y marchar hacia una Patria soberana.

SE RECONOCE EL ESFUERZO

El 11 de noviembre de 2015, el Concejo del Municipio Bolivariano Libertador, a través de la Comisión Permanente de Infraestructura y Urbanismo, otorgó el premio Fruto Vivas, al Consejo Comunal La Bandera por su loable labor de desarrollar la agricultura urbana sobre platabanda y contribuir con el fortalecimiento de la cultura del ecosocialismo, contemplado en el Plan de La Patria 2013-2019, que ahora es ley de la República Bolivariana de Venezuela.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2713 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /poderpopular/n286951.htmlC0http://NON-VEca = .