Madres Procesadoras": "Somos madres en las casas y también en los colegios"

Estas mujeres solo recibían un incentivo monetario, pero ahora formarán parte de la recién creada Corporación Nacional para la Alimentación Nacional y devengarán el equivalente al sueldo mínimo nacional.

Estas mujeres solo recibían un incentivo monetario, pero ahora formarán parte de la recién creada Corporación Nacional para la Alimentación Nacional y devengarán el equivalente al sueldo mínimo nacional.

Credito: Panorama

26 oct. 2014 - Sosteniendo un carrito lleno de arepas asadas y de vasos con jugo, Chiquinquirá Troconiz, de 30 años, se pasea cada mañana por los pasillos de la escuela Juana de Ávila, en el sector San Jacinto de Maracaibo. Con gestos de agradecimiento, los 854 niños que allí estudian reciben sus desayunos por parte de esta “mamá, señora o profe” como le dicen los escolares.

Hace dos años que Chiquinquirá es una madre procesadora de ese plantel, una figura que solo existe en los colegios públicos y son quienes preparan comida del Programa de Alimentación Escolar (PAE). Hasta hace pocas semanas, estas mujeres solo recibían un incentivo monetario, pero ahora formarán parte de la recién creada Corporación Nacional para la Alimentación Nacional y devengarán el equivalente al sueldo mínimo nacional.

Chiquinquirá, quien tiene un niño de 10 años, se considera a sí misma doblemente madre: “Lo soy en mi casa, pero también en este colegio. Hace dos años soy parte de esta escuela. Los días de clase salgo de mi casa antes de las 6:00 am. Al llegar al colegio empezamos a trabajar. Somos 10 madres procesadoras y cada una se divide las tareas”.

Desde el calor de la cocina escolar, en la que cuentan con dos cavas congeladoras, tres reverberos, una nevera y una licuadora industrial, el grupo de mujeres inicia una jornada madrugadora. “Unas limpian los espacios para cocinar, unas lavan los utensilios de cocina, otras preparan la comida y, luego, se reparten los alimentos por cada salón”.

Este proceso se repite al mediodía, cuando los niños reciben sus almuerzos. Arroz con pollo, carne, arroz chino, pasta, sopa o lomo negro reciben al mediodía. “A los niños, además de la hora del recreo, les encanta la cocina. Siempre vienen a darnos las gracias, se adelantan a la hora de la comida y nos preguntan qué estamos preparándoles”, manifestó Chiquinquirá.

Esta escuela, que cuenta con el programa desde 2007, es solo un ejemplo de la labor de estas “madres” que atienden a los niños en edad escolar. Mientras que en el país son más de 60 mil mujeres procesadoras, en Zulia hay unas 5.700, informó la subsecretaría de Educación del Zulia, Flor Cristalino.

“Este es un acto de justicia. Estas mujeres, por una colaboración, se dedican a alimentar a estos niños, muchos de ellos vienen de familias de muy bajos recursos”, opinó la jefa del municipio escolar Maracaibo 1 (parroquias Juana de Ávila y Coquivacoa), María Infante.

Cada menú debe variar. Arepas, crema de arroz, sopas, frutas, galletas y pollo son algunos de los alimentos que consumen los niños que cursan sus estudios en las escuelas públicas del país.

Al respecto, la coordinadora del programa alimentario escolar del municipio Maracaibo 1, Yoenida Pérez, explicó que entre las dos parroquias que atienden tienen 29 colegios con este programa de alimentación. “Tenemos más de 130 mujeres laborando en estos planteles y más de 11 mil niños son beneficiados. A ellas se les ha enseñado cómo variar cada menú para así mejorar su alimentación”, explicó Pérez.

Sin embargo, Pérez señaló que debido a la escasez que ha afectado al Zulia, los niños han dejado de consumir productos comola leche. “A pesar de las adversidades, tratamos de mantener un menú balanceado”, dijo.

Una de las “madres” más queridas de este plantel es Dilia Gutiérrez, de 62 años, una de las mujeres procesadoras con más tiempo en esa escuela y es quien le da sazón a las comidas. “Colaboro con esta cocina hace seis años. Soy muy buena en la cocina así que yo me dedico solo a prepararles la comida a los niños. Hacemos arepitas asadas, jugos, alimentos. Queremos mucho a estos muchachos, a veces nos dicen mamá, señora y hasta profe”.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3337 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0'' /poderpopular/n259699.htmlC0US