El bachaco Antonio

El bachaco Antonio. Así le dicen desde niño, buena gente ese bachaco del barrio, serviciar, juguetón, solidario, con todos sus amigos y panas , él no escatima esfuerzos a la hora de hacer un favor a cualquiera de sus vecinos… Mucha gente le estima, lo aprecian, le elogian, lo quieren,pero de un tiempo a esta parte, sufre una metamorfosis garrafal, paulatinamente se siente extraño, todo el mundo lo mira como un bicho raro, se impacta de sus vecinos , cuando va al mercado, al abasto a la bodega, no entiende que está pasando, ah pero de repente hace un redescubrimiento en sí mismo. Comienzan a desaparecer la comida, en sus oídos retumba voces, son los bachacos, los bachaqueros,,, el bachaco mayor ese de las "Cadenas de Alimentos" esos son los culpables de todo esta escasez que tenemos ,por donde quiera escucho ofensas improperios ,groserías de "mí" el bachaco tal o cual. En reuniones en las plazas , en la calle murmuran mis vecinos, cállate que allí viene el bachaco Antonio y puede pensar que es con él,,, Hacen silencio, me miran ya casi nadie me saluda, a todos les oigo decir, son los bachaqueros, son una plaga, unos sucios hambrean al pueblo están en todos los sitios donde uno vaya los encuentra . Los titulares de la prensa señalan. Las Autoridades se hacen de la vista Gorda con los Bachacos,, en las colas nada que ver. Mira ese bachaco saca un bulto de arroz de ese abasto, otro de harina… Unos colectivos afuera chequeando a la gente, pasan a una mujer ¡¡silicona, silicón!! Cuando sale dicen algunos en voz baja por temor de los colectivos, esa… es una bachaca, seguro que está empatada con ese malandro que la dejo pasar, sigue la cola en la acera o en la calle, contrario a la sombra. El sol esta inclemente, pegajoso, duro, alguien se desmaya, los que están en la cola lo ayudan rápido, por suerte hay un ambulatorio y enfermera cerca y le dan los primeros auxilios, no paso de ser un desmayo, casi siempre esto pasa en las colas, se hace casi normal y a diario.

Un anciano de la tercera edad se dirige a uno de los guardia que está en la puerta del local y le sugiere pasar a comprar alimentos, los cuales necesita para su sustento, está solo y enfermo y no tiene quien lo acompañe ni comida en la casa, el guardia le responde alzando la voz y le señala haga su cola, aquí no hay privilegios con nadie, allá atrás están todos.

El bachaco Antonio llega a su casa, se sienta en la primera silla que encuentra , pone las pocas bolsas en la mesa y comienza a reflexionar de todo esto, porque será que todo cae en los menos en los pobres y todo es una cola, un cansancio un sufrir, un nada, un poco de nada, ojala que pase todo esto, piensa Antonio, claro que pasara ¡¡ yo seré el bachaco Antonio, él que siempre fui y lo seré, ,mis amigos mis vecinos todo volverá a ser igual o mejor dicho como dice el refrán: "después de la tormenta viene la calma".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 436 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /poderpopular/a239622.htmlC0http://NON-VE CAC = .