¿El Estado Comunal o el Estado actual?

El preámbulo de nuestra constitución bolivariana, textualmente nos da el mandato de refundar la república y está refundación pasa por la eliminación de estructuras neocoloniales impuestas y reafirmadas por los últimos gobiernos de la cuartarepública, cuyo fin era satisfacer las apetencias de los grupos de base del partido gobernante.

Así fueron creadas las gobernaciones y alcaldías que en revolución tienen que desaparecer para que el poder pueda residir verdaderamente en el pueblo.

Por esta razón se han hecho visible un conjunto de expresiones organizativas de carácter popular; comités de salud, mesas técnicas de agua, comités de tierra urbano y otros de igual importancia para la satisfacción de nuestros derechos históricamente insatisfechos, que a su vez configuran la organización social de base que da origen a los consejos comunales que por su ámbito espacial y magnitud de fortalezas y debilidades que comparten con sus vecinos hace pertinente la conformación de alianza con sus pares vecinos con quienes comparte características naturales, históricas, sociales y a su vez tienen como principal obstáculo, la estructura burocrática y clientelar que representan las alcaldías y todas sus dependencias.

No digamos que tal vez deba desaparecer literalmente la figura de gobernaciones y alcaldías, pero si se debe establecer un marco legal que le devuelva el ejercicio pleno del poder constituyente originario a nuestro pueblo, usurpado por la colonia, la derecha, la ultraderecha y los oportunistas que se han colado con gorra y franelas en el proceso, pero que todos sabemos quiénes son, “por sus frutos los conoceréis”…

Son portadores de los más rancios anti valores de los grupos de poder que venimos enfrentando en cada episodio de nuestra lucha emancipadora.

Vivo ejemplo de lo antes expuesto es la gobernación del Zulia, convertida en “un conuco” de la ultraderecha golpista y guarimbera durante los últimos años, únicamente útil para conspirar contra la revolución bolivariana y facilitar el enriquecimiento ilícito de Manuel Rosales, Pablo Pérez y la oligarquía regionalera.

Basta con mirar cómo viven los procesados en los centros de arresto preventivo del Marite y Cabimas convertidos en dos campos de concentración nazi donde se violentan los derechos fundamentales y el lapso procesal del procesado, con las consecuencias emocional, psicológica y económica de sus familiares.

Basta con mirar cómo le son violentados los derechos a los trabajadores y trabajadoras en los hospitales dependientes de la gobernación con “el nuevo modelo de gestión” que no es otra cosa que un nuevo modelo de escamotearle los derechos laborales a los trabajadores y trabajadoras con una relación laboral semiesclavista que violenta hasta la portada de la nueva ley orgánica del trabajo.

Basta con mirar las escuelas primaria para ver como son mal pagados los docentes, muchos de los cuales, acompañan a personal administrativo y obrero en el laberinto de los que trabajan sin cobrar.

Basta con mirar el programa de becas JEL, usado como mampara para graduar sin estudiar a muchos dirigentes del partido de gobierno, además de usarlo para repartir el botín de unas becas que solamente benefician al gobernador y los dueños de las universidades privadas. De más esta mencionar la discriminación a los estudiantes beneficiarios y lo excluyente del proceso de asignación, las estafas y las extorciones, hasta la operación colchón.

El drama del pueblo Zuliano, estancado en el siglo pasado, por culpa de estos gobiernos que hasta persiguen a los motorizados. Que lejos de pensar y actuar a favor de nuestro pueblo, hacen pertinente nuestro llamado a participar y votar este 16 de diciembre, por el compañero Francisco Pancho Arias Cárdenas, ya que es la única opción real, para sintonizar la gestión del gobierno regional con la revolución bolivariana y así satisfacer nuestros derechos históricamente insatisfechos.

Para masificar la construcción de viviendas, para ampliar y profundizar las misiones bolivarianas incrementando los beneficiarios y la calidad de los servicios.

Para hacer justicia con los trabajadores y trabajadoras de los hospitales y escuelas, para mejorar el programa de becas y tantas cosas que podemos hacer con la participación de nuestro pueblo.

Por un socialismo diverso, critico, ético y productivo, vota PPT Francisco Pancho Arias Cárdenas Gobernador, por la construcción del estado comunal.

No hay otra alternativa…

*Secretario general PPT Cabimas.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1506 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /poderpopular/a155372.htmlCUS