Los Consejos Comunales y los Proyectos Socioproductivos

Los Consejos Comunales, en el marco constitucional de la democracia participativa y protagónica; y en la novísima Ley Orgánica de los Consejos Comunales del 28 de diciembre del año 2009 son:

“Instancias de participación, articulación e integración entre los ciudadanos, ciudadanas y las diversas organizaciones comunitarias, movimientos sociales y populares, que permiten al pueblo organizado ejercer el gobierno comunitario y la gestión directa de las políticas públicas y proyectos orientados a responder a las necesidades, potencialidades y aspiraciones de las comunidades, en la construcción del nuevo modelo de sociedad socialista de igualdad, equidad y justicia social”

Del texto legal citado, se desprende entre otros aspectos que tal instancia comunal le permite al pueblo organizado viabilizar y ejecutar en forma directa proyectos que deben permitir la respuesta a las necesidades jerarquizadas, a las aspiraciones del colectivo y no de un grupúsculo de la comunidad, en base también a las fortalezas y potencialidades de cada área geográfica que compone y sustenta al Consejo Comunal.

Un proyecto también es un esfuerzo temporal que se lleva a cabo para crear un producto, servicio o resultado único. Existen múltiples clasificaciones de los proyectos, una de ellas los considera como productivos y públicos. Los proyectos productivos son los que buscan generar rentabilidad económica y obtener ganancias en dinero. Los promotores de estos proyectos suelen ser empresas e individuos interesados en alcanzar beneficios económicos. Los proyectos públicos o sociales, entre los cuales cuentan los socioproductivos, buscan alcanzar un impacto sobre la calidad de vida de la población, los cuales no necesariamente se expresan en dinero. Los promotores de estos proyectos son el Estado, los organismos multilaterales, los Consejos Comunales, las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y también las empresas, en sus políticas de responsabilidad social.

A la luz de la vigente Ley Orgánica de Planificación Pública y Popular (2010), se puede mencionar que el proyecto “es el instrumento de planificación que expresa en forma sistemática un conjunto de acciones, actividades y recursos que permiten, en un tiempo determinado, el logro del resultado especifico para el cual fue concebido”. En este orden de ideas, se trata entonces de uno de los medios o mecanismos que permite el establecimiento de la planificación y que posteriormente servirá de parámetro para la evaluación de lo que se ejecuta y de lo ejecutado.

Los proyectos socioproductivos responden a las necesidades reales de desarrollo de las comunidades y se insertan en programas de desarrollo o actividades productivas de la región o del país. Se formulan considerando tanto la realidad que se busca cambiar o la cadena/red de producción que se puede fortalecer a partir de los conocimientos, vocaciones productivas, habilidades, hábitos y potencialidades locales; con el propósito de realizar una actividad de producción, servicio e intercambio entre miembros de una comunidad organizados en cualquier tipo de asociación productiva.

Todo proyecto socioproductivo debe ser sustentable, pues debe garantizar la disponibilidad de los recursos naturales renovables a las generaciones futuras en cuanto a calidad y cantidad; de igual manera, debe prever el uso eficiente de los recursos naturales no renovables.

La sustentabilidad, se encuentra relacionada con la habilidad de una sociedad, ecosistema, o sistema cualquiera de mantenerse funcionando indefinidamente en el futuro sin estar forzado a desaparecer debido al agotamiento o sobrecarga de los recursos claves de los cuales dependen, para que de esta manera los proyectos o actividades no sean construidos o montados sobre esquemas de sobreexplotación, deterioro y despilfarro de los recursos naturales, humanos y materiales, alta generación de desechos y la no renovabilidad de los recursos. En este orden de ideas, no se trata de ejecutar un proyecto por simplemente ejecutarlo, se trata entonces que sus efectos y su utilidad permanezcan en el espacio y en el tiempo, y que rinda de manera permanentemente a favor de las comunidades y nunca a favor de los conciliábulos que tanto daño le han hecho a la sociedad, y con mayor acentuación a los que sufren, a los pobres, a los que solamente poseen esperanzas para seguir viviendo.

Todo proyecto socioproductivo, de igual manera, debe ser sostenible, pues debe considerar y accionar conocimientos y herramientas técnicas para garantizar la continuidad del proyecto en el tiempo haciendo uso de tecnologías apropiadas a las comunidades y apropiables por quienes ejecutan el proyecto.

Muchas Gracias por su Atención.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 6868 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /poderpopular/a135257.htmlCUS