Los escuálidos están alborotados

Este fin de semana se cae; vístete de blanco para sacar a Chávez; marcha este sábado y no más Chávez; los apagones son ensayos; tenemos los militares “cuadrados”.

Esos y algunos otros mensajes, echados a rodar por la dirección escuálida, tienen clueca, una vez más, a una masa que no se cansan de que politiqueros de oficio la use a su antojo.

Mi vecina que es fanática del rumor y no tiene otro tema de conversación que no sea Chávez, salió esta mañana bien tempranito a barrer el frente de su casa, como hace en cada oportunidad que me espera para hacerme algún comentario contra el gobierno. Hoy a penas asomé la cabeza me espetó: “Mi primo, el general, me llamó a noche y me dijo que comprara abundantes alimentos, porque hay un golpe en marcha y es probable que Chávez se quede en Libia.

¡Pobres diablos! Sin duda alguna son dignos de lástima. A fuerza de mentiras y rumores le alimentan sus miedos y con estos los inducen al odio. Ya no hay capacidad alguna de análisis en esa masa.

Si les dicen que Chávez les va a quitar la patria potestad de sus hijos, se aterrorizan y lo creen a pie juntillas. No se les ocurre preguntarse qué va a hacer el Presidente con once millones de muchachos y dónde los va a meter.

Es increíble la infinita capacidad que tienen para dar por cierta tanta pendejada. Que si la constitución legalizaría el aborto; que si hubo vacío de poder; que si las capta huellas permitían conocer por quien se vota; que si Chávez le envió un maletín repleto de dinero a Cristina; que si el viaducto se caía con el primer carro que lo cruzara; que si el segundo puente sobre el Orinoco lo construyo Caldera.

Son, definitivamente, receptores vivientes de cuentos antichavistas.

El tema actual es que Chávez esta a punto de caer, que los militares están preparando un golpe y que no pasa de este fin de semana.

Sino fuera porque henos notado que algunos chavistas se preocupan de verlos tan felices ante “la inminente caída de Chávez” no abordaríamos el tema.

A esos compatriotas los invitamos a estar alertas, pero a no hacerse ecos de rumores escuálidos. Ojala lo intentaran para barrerlos del mapa, depurar un poco nuestras filas, profundizar la revolución con una respuesta fulminante y de paso salir de algunos enemigos como Globovisión.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 910 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a86030.htmlCUS