De las confesiones, amenazas y disparates de Ramos Allup en su declaración del 12 /2/16

A propósito de la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, que interpretó el alcance del control político de la Asamblea Nacional respecto a los decretos de estado de excepción, Ramos Allup junto a la horda parlamentaria opositora, dio unas declaraciones-confesiones en las cuales podemos evidenciar desde la vinculación de ellos en la escasez, la inflación y el saboteo a los servicios públicos; hasta su pretensión de dar un golpe de Estado.

Lo primero que quiero subrayar de lo dicho por Ramos Allup, es que sus declaraciones no corresponden a apreciaciones particulares de él, tal como él mismo lo advirtió; aunque por supuesto que él en lo personal comparte tales apreciaciones.

Una de las cosas que resalta de las declaraciones de Ramos Allup, es su actitud y convicción misógina al atacar desmesurada y desproporcionadamente a la Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia. Eso pudiera ser producto de una rivalidad propia de algunos hombres que ven en la mujer una competencia desleal. Para quienes no lo sepan, Ramos Allup estuvo señalado en Acción Democrática, por muchos años, de "lechuguino". En todo caso su actitud contra la mujer, se acopla también perfectamente con las políticas internas de la MUD.

Otros puntos importantes de analizar son sus confesiones; como por ejemplo cuando dice que ahora con esa sentencia del TSJ va a haber más colas, escasez, inflación; va a faltar más el agua y va a fallar más el servicio eléctrico.

Si alguien tenía dudas de que la oposición son los verdaderos responsables de la escasez, la inflación y el saboteo en los servicios básicos, con esas declaraciones de Ramos Allup deberían aclararse las dudas.

Cuando el Presidente Maduro emite el Decreto de Emergencia Económica, la Asamblea Nacional nombra una comisión especial para analizar el decreto. Esa comisión reconoció que existe una crisis económica que justificaba el decreto presidencial, sin embargo, consideró que las medidas que se esbozaban en el decreto, podían ejecutarse con las leyes ya existentes, tal y como se evidencia de unos de los capítulos del informe de esa comisión, el cual titularon: "Listado de leyes y regulaciones vigentes que permiten al gobierno adoptar las medidas enumeradas en el decreto N° 2.184, que declara el estado de excepción". Esto significa que la comisión estaba de acuerdo también con las medidas que el gobierno implementaría, pero no con la "forma" como se planteaba implementar en el decreto, a pesar que, a decir del propio Ramos Allup en las declaraciones que estamos analizando, la Asamblea podía modificar el decreto; pero la mayoría opositora, aun cuando reconocieron la crisis económica, estando de acuerdo, además, con las medidas y a pesar de tener (según ellos) la potestad de modificar el decreto, decidieron no aprobarlo, creyendo que con esa improbación el gobierno no podría defender al pueblo de la crisis económica. Esa acción de no aprobar el decreto, dejaba claro que la Mayoría de la Asamblea Nacional no estaba dispuesta a ayudar en la solución de la crisis, pero además estaban dispuestos a sabotear las posibles soluciones. Todo esto le comenzaba a poner rostro a la otra parte de la guerra económica de la que el gobierno nos ha venido advirtiendo pero que hasta ese momento, la cara del atacante estaba oculta. Ahora ¿cómo se explica que se vayan a realizar las medidas en las que ellos están de acuerdo, y digan que las cosas van a empeorar? Con esa amenaza lo que trasluce es una confesión que son ellos los que tienen el control del ataque interno a la economía venezolana.

Dio vergüenza ajena cuando el "abogado" Ramos Allup leyó un fragmento de la exposición de motivos de la Constitución y dijo que se trataba del Preámbulo. Además Ramos Allup debería saber que las exposiciones de motivos no forman parte del cuerpo normativo de una ley; en este caso de la Constitución. Pero lo que leyó tampoco los favorece, porque como ya demostramos en este artículo, ellos estuvieron de acuerdo con la existencia de la situación de crisis que justifica la creación del decreto, y además también estaban de acuerdo con las medidas. La única discrepancia era en la "forma" de implementarlas.

Pero lo más tragicómico de las cosas que dijo Ramos Allup, fue que entre el Presidente Maduro y los diputados del bloque de la patria lo engañaron cuando le dijeron que tenían 8 días para analizar el decreto, y no las 48 horas que dice el artículo 27 de la Ley Orgánica Sobre Estados de Excepción. Ramos Allup está muy viejo para ser tan bolsa. Además él es abogado, y se supone que tiene como asesores a todos los vetustos abogados de la academia.

Sacarán ahora la película: ¿Quién engañó Henry Ramos?

Finalmente, y lo que considero más delicado, es la clara amenaza de Golpe de Estado que profirió Ramos Allup cuando dijo que los analistas dicen que 6 meses para sacar al Presidente de la República es poco tiempo, pero que ahora a la MUD le parece que es mucho tiempo. Eso lo dijo luego que dijera que Nicolás está propiciando que le den un Golpe de Estado; pero se atrevió incluso a amenazar a la Fuerza Armada Nacional, que en teoría es la que podría dar el Golpe de Estado con el que está amenazando Ramos Allup; lo cual nos lleva a la conclusión de que el Golpe de estado no lo piensan dar con nuestra Fuerza Armada.

Juan Carlos Valdez G

C.I. 9.413.228


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1716 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Juan Carlos Valdez


Visite el perfil de Juan Carlos Valdez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Carlos Valdez

Juan Carlos Valdez

Más artículos de este autor


US Y ab = '0'' /oposicion/a222836.htmlC0US