¿Por qué la derecha le teme tanto a Luis Salas?

Si algo tiene a su favor la derecha internacional es la capacidad de identificar a sus enemigos históricos, siempre han tenido ese recurso y sobre él han sabido eliminar a tiempo a quien oponga sus intereses.

En toda Nuestra América hemos presenciado la eliminación temprana de liderazgos que levantan los intereses populares, primero con la difamación y el asesinato social por medio de su poderosa industria de la propaganda y luego, incluso, la eliminación física, tal como ocurrió con Gaitán en Colombia, con el Ché en Bolivia, con Luther King en USA, con Allende en Chile… y el más representativo de los casos, Bolívar, a quien desprestigiaron en todo el planeta haciéndolo ver como un dictador con delirios imperiales, al punto de reducirlo a la escala de bufón al que gritaban "Longaniza" en las calles colombianas, poco antes de su muerte.

Durante 2015 asistimos a un decadente espectáculo similar, cuando el ex-Ministro de Finanzas Griego Yanis Varoufakis, lideró una batalla en contra de la política de la Troika Europea para liberar a su pueblo del "austericidio" que les tiene sumido en la pobreza y la desesperanza. Bien elaborada fue la campaña de descrédito contra Varoufakis y los mecanismos de presión que ejercieron hasta lograr su renuncia del gabinete para poder acordar un paquete neoliberal con el gobierno de Tsipras.

Hoy presenciamos una descarga de escala internacional contra el sociólogo Luis Salas, a quien el Presidente Maduro designó como Ministro de Economía Productiva y Vicepresidente del área económica del gobierno venezolano. Brutal y extremadamente bien elaborada, esta campaña para el asesinato moral de Luis ante la opinión pública, demuestra la capacidad del imperialismo para reaccionar contra el enemigo cuando ve amenazados sus intereses, que como hemos repetido al cansancio, son fundamentalmente económicos.

A solo horas del nombramiento de quien hasta hace poco era un escritor conocido en los círculos intelectuales, académicos y políticos de la región, gracias a sus libros, entrevistas y frecuentes artículos en materia de economía política y comunicación de masas, pero sin una proyección que le colocara en el blanco de la burguesía ya que no ejercía poder, el compañero ha sido víctima de una cantidad importante de artículos amañados que descalifican su visión del fenómeno económico, con una mirada intencionalmente reduccionista; su rango académico, mintiendo sobre su supuesta formación en la honorable Misión Sucre, e incluso por su sencilla vestimenta y su apariencia mestiza.

Desde los portales web: Dólar Today, Maduradas, Cubanet y Prodavinci, sitios de referencia obligada para la clase media inoculada de antichavismo en el mundo hispanoparlante, se artilló la estrategia comunicacional para hacerle creer al mundo que Maduro dio la responsabilidad de levantar la economía del país a un "tipo con cara de que te va a atracar, profesol de la Misión Robinson" como dice uno de sus Twits. Es un fenómeno viral constatable en las redes sociales, a tan sólo 72 horas de su nombramiento.

Esto significa que la derecha necesita salir de Luis Salas, su propósito es borrarlo del mapa político, impedir que se posicione como la esperanza del pueblo, junto al Gobierno Chavista, para superar la crisis coyuntural transcendiendo el modelo rentista, mono productor y multi importador que tanto favorece a la pseudo-burguesía venezolana, esa misma que odia el trabajo y anhela eternizarse en la teta petrolera.
Significa además que en la apariencia humilde de Luis le están viendo el rostro a quienes han saqueado y espoleado, robándoles con el mecanismo de la especulación el salario que no han podido robarle en los puestos de trabajo gracias a la LOTT y a la protección permanente del Gobierno Bolivariano.

La derecha ya sabe que Luis conoce a fondo sus artimañas para saquear. Esperaban que Nicolás, en un torpe acto de desesperación post electoral, cediera a sus llamados neoliberales y les liberara el dólar, los precios y la inamovilidad, pero Maduro, con audacia, pensó en la libertad de su pueblo, y les puso a un militante de izquierda, formado política e intelectualmente, que desmontará el aparato de dominio con el que tanto daño le han hecho a la economía, descociendo conceptos clásicos como la Inflación, la cual, según Salas, no existe en la vida real, ya que la subida de los precios es una decisión subjetiva de los comerciantes y por lo tanto obedece a sus intereses, que son, lo hemos dicho, de acumulación vulgar de ganancias.

La derecha le teme a Luis Salas porque sabe que tiene al frente al enemigo de clase, para quien la principal bandera es promover un Gobierno Económico Socialista, lo cual pasa por tomar en cuenta, en el necesario proceso de industrialización al que asistiremos, no sólo a la burguesía no monopólica para los modelos privados y mixtos que se impulsarán, sino a las comunas, a la clase obrera y al poder popular organizado para que asuma su cuota de responsabilidad en este fenómeno de recuperación y redistribución justa de la riqueza, incluso, para el manejo de algún sector de la cosa financiera, es decir, posibles experiencias en manejo de la banca: golpe artero al capital financiero internacional.

Si la derecha le teme tanto a Luis Salas, como ficha clave de la Revolución Bolivariana, es porque se ve amenazada, sabe que al salir airosos de esta profunda crisis que vivimos, pasaremos a una fase de profundización del socialismo, con la confianza del pueblo, lo cual es mortal para sus ambiciones.

Adelante Luis con una profunda reorientación popular y revolucionaria de nuestra economía, si la derecha te ataca, el pueblo te defiende, la izquierda te protege. Venceremos!!!

paradacreativa@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 18678 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

US Y ab = '0' /oposicion/a220889.htmlC0http://NON-VEca = .