Y que van a elegir su posible candidato

En la MUD están desesperados y nerviosos.

Quieren el poder ya, y, ya es ya. No más Chávez, ni Maduro, ni la morrocoya de Rosa Inés. No y, no.

Y, oh casualidad que, lo que debe venir no los agarre desprevenidos -es mejor- caer que estar a la expectativa y, no vaya a ser que a la hora de la chiquita se adelante el PSUV con Nicolás o, con Diosdado, por lo que no van a coger a la mesa de la unidad en tinieblas, por lo que se hace imprescindible seleccionar su candidato que mañana puede ser muy tarde y, no hay que estirar el vacío de poder.

Una vez alcanzado el triunfo de los atrincherados “estudiantes” en la embajada cubana de traer al presidente Chávez al país. La oposición quedó a las puertas de Miraflores y, ellos, los prédicos en celebración de su logro, provocaron un ridículo y afrentoso acto de maltratar a un adulto mayor que los confrontó sin miedo y, no contento por eso y, después de irrespetarlo con abucheos por poco lo dejan sin marcapaso que bastante falta le hace al bando de fascistas que allí estaban representados a ver si cogen mínimo político de sindéresis y reciben pulsaciones de moralidad y de afecto.

Lo cierto es que el comandante presidente arribó a Caracas y se hospitalizó en el Hospital Militar a seguir con el tratamiento de su enfermedad: lo que motivó al día siguiente un desplazamiento de alegría y de complacencia del pueblo chavista que lo aupó con su alma de lealtad y le expresó su apoyo incondicional sin verlo, pero sintiendo su presencia en la Patria. No así La MUD y sus monstruos que con un cinismo apátrida sin fronteras de comprensión, puso y mantiene en duda su presencia en el país y, exigió qué hasta que no se juramente su parecer es, que sigue en Cuba y para ellos Cuba es el infierno al cuadrado.

A todas éstas, bien enojado y como en sus mejores tiempos, Guillermo Aveledo: ha jurado que si no es el candidato del consenso partidista se va a depilar su hermosa y conservadora barba que lo envuelve curiosamente de político avezado como politólogo constitucionalista que, ama por demás: el béisbol sin público y, como un antojo oportuno que refuerce su proceder positivista de ambición de ser jefe de estado: piensa hacerlo frente a la embajada cubana, lo que complementará su fuerza interior con la furia de la publicidad mundial que le darán los medios internacionales de la derecha de no más a la barba conservadora y, con ese desplante de fervor de líder neoliberal dejará constancia de su habilidad oportunista que lo consagra a la oligarquía y, además los cubanos como castigo de odio tendrán que comérselas al natural.

En cambio Capriles está recubierto de una palidez de deseos de que él es el ejemplo a seguir como político imberbe más que Maduro de paciencia y cordura que, quien lo dude: que lo vea de cerca que la era de los viejos de mandar en Venezuela pasó de largo hace años desde que el puntofijismo se esfumó con el círculo de Chávez. Y como constancia del aprendizaje que le dejó el 7-O como candidato y político mentiroso de la oposición venezolana no ha dejado de dudar de la aparición de Chávez que como peso en su análisis de incrédulo reformista ha llegado a la conclusión que la era del presidente Chávez depende de él y solamente de él por donde se le mire.

Y viéndonos en el espejo de la inmoralidad que nos muestran a diario los medios como Globovisión, CNN, Noticias24 y, toda la canalla dentro y fuera de Venezuela y, los principales líderes de la oposición: tienen al país en una oscuridad de infamias y mentiras como su centro de atención de desestabilizar a lo que salga con tal de salir del presidente Chávez.

Se comenta como noticia conmovedora de LaPatilla.com que, Antonio Ledezma, Leopoldo López y María Corina Machado encadenados de furia institucional reaccionaria se van a tirar una huelga de hambre indefinida frente al Hospital Militar hasta obtener el parte médico del presidente o, de lo contrario van a morir con las ganas de no verlo y tocarlo como fe de vida actual.

Mientras, la vida democrática de la nación continúa y ellos cada día más locos aferrados a una matriz de opinión que les viene como anillo al dedo desde Washington que los desnuda cada día de más apátridos y de inexorables mediocres.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 855 veces.