Que mantequilla

Carla Angola y Kiko Bautista 2 vivianes de postín

“Entre los grandes beneficiarios del ex gobernador, estaban los periodistas «Kiko» Bautista y Carla Angola, ambos animadores del programa de televisión Buenas Noches, que transmite el canal de noticias Globovisión y quienes recibían un pago «generoso» de 40 mil bolívares mensuales cada uno” (Nota tomada de Que pasa.com.ve)

Y en verdad es que ese par de sujetos nunca nos parecieron el Dúo Deno que trabaja con honestidad. El Kiko Bautista, más conocido en el mundo de la farándula política, como “niño rata” es un ordinario, un burlón de circo, un atropello al respeto y a la buena educación. Ella, la Karla Angola por otra parte, ha sido una fustigante de la desestabilización desde que el LÍDER llegó a la presidencia de la República Bolivariana.

Ambos pertenecen a ese círculo de periodista que en mala hora y a causa del poco talento que poseen y porque igual pertenecen al grupo de fascistas, mantuanos y colados de la burguesía que se dejaron embaucar por esa televisora que se la ha pasado haciendo más bulla que un comprador de oro, euro, dólares y demás de cerca de la AN (¿Apología al delito?) ahí mismito en el centro de Caracas, desde que Chávez le dio Ko al Puntofijismo.

El Kiko y la Angola (mírele bien el rostro a esta mujer para que vea el odio en toda su intensidad y arréchese observando al pobre “niño rata” haciendo el papel de enano imbécil tratando de hacer payasadas en ese bodrio llamado Buenas Noches y entenderá que como comunicadores sociales son dos fenómenos de la miseria humana.

Así son ellos mientras las cámaras de Globovisión los apuntan. Igualitos a la María Elena y al Chúo, quienes equivocaron la profesión. Tenían que estar ella, cosechando ají picante en calabozo y él sembrando las caraotas que siempre quiso plantar cuando era adolescente en la UCV, en tierra de nadie y de noche.

Ahora resulta que, según nota de prensa, cobraban, el “niño rata” y la Angola, CUARENTA MIL BOLÍVARES mensuales que el derrotado Pablo Pérez, el que cuando se rasca le gusta meter dedo en partes inferiores masculinas, porque según se supo en la casa de AD de Maracaibo, siempre soñó con ser urólogo, con especialidad en próstata, les donaba por nombrarlos en el vulgar canal de TV.

Pablo Pérez, de quien se supo igualmente se marcharía al Perú con su papá putativo Manuel Rosales a pedirle datos de cómo escurrir el bulto de la corrupción porque la lista que cobraba en la Gobernación del Zulia durante el mandato de AD una hilera de “sapos”, vivianes y chulos, es inmensa.

Uno se pregunta; ¿Por qué el pueblo venezolano en su mayoría ha aprendido tanto? ¿Por qué el pueblo conoce la manera de cómo se comportan estos sujetos de Globovisión? Usted sale a las calles de toda la geografía venezolana a preguntarle a la gente que piensa del susodicho canal y sus protagonistas y la respuesta es la misma: ¡son golpistas, no le creemos a ninguno de ellos! Y claro, igualmente verá en el rostro de quien le daría su apoyo al mismo, las ídem facciones de odio, de las frustraciones, de los complejos , del bochorno, del MAJUNCHÍN: son minoría.

Por eso el pueblo, cansado de que a estos, supuestos vándalos del palangrismo comunicacional nunca se les castigue (se recuerda que Leopoldo López, ¡su madre! Y Julio Borges pillaron a PDVSA y no fueron a la cárcel) desea que se profundice sobre estas anomalías y que no vengan después a olvidar el tema y los facinerosos vuelvan a salir incólumes.

El pueblo, si es que la KARLA y el “niño rata” cometieron el delito de aprovechamiento de dinero del Estado, vía corrupción es decir valerse de la ineptitud mental de un pobre diablo no apto ni para detener sus impulsos porno con lo es Pablo Pérez que comete tropelías con lo que no es de él, quiere que a este par de aprovechadores se les conmine, después de que se les compruebe EL CHOREO, que, ella vaya al INOF, como esas decenas de venezolanas que por cosas menores están en ese lugar, a pagar CANA y a él que lo metan en la cárcel de EL RODEO, para que se les bajen esos humos de querer minimizar a los pobres, a los que no habitan en mansiones, a los que no son mantenidos por la CIA ni por los Pablo Pérez.

Cárcel para estos supuestos “cobrones” de la Gobernación del Zulia que se escudan en Globovisión a quienes hay que cortarle LA LUZ como a Ratactv.

[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4455 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Ángel V. Rivas


Visite el perfil de Angel V Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /oposicion/a158611.htmlCUS