Letra Desatada

El secretismo cubano o la ética encaletada

Los detalles. Lo que se oye decir o reclamar sobre el estado de salud del Presidente es que se conozcan los detalles. ¿Que querrán decir con detalles? La gama de los “detalles” es inmensa, desde saber si le quedan dos días o dos décadas de vida hasta conocer las veces que toma agua o si la dieta es líquida. ¿Qué cambiará en la Constitución si la infección se está tratando con penicilinas o con tetraciclinas? ¿Son esos los detalles que echan en falta?

Cuando sale una foto muy mala de alguien en el periódico Ciudad CCS, Felipe Saldivia suele comentar: ¿Si esa foto fuera tuya hubieses permitido que se publicara? Le propongo, sobre todo a los que hablan de “secretismo cubano”, que hagan este ejercicio: ¿Si fuera su padre y madre o hijas e hijos los que se encontraran en una situación delicada de salud, permitirían que se publicara su foto en algún medio de comunicación?

El morbo al que nos han acostumbrado los medios de comunicación ha hecho que perdamos la sensibilidad. No debemos olvidar que un semanario con la ética bastante encaletada publicó hace no mucho tiempo una foto del contralor general de la República Clodosbaldo Russián, (Q.E.P.D.), convaleciente en terapia intensiva en una “importante” clínica de la capital. Pero hace no mucho tiempo también un diario de circulación nacional, que debería aprender un poco del “secretismo cubano”, publicó la foto de unos cadáveres (de identidad desconocida) en su primera página para “alertar sobre la inseguridad que se vive en Venezuela”. ¿Serán esos los detalles que extrañan? ¿Un poco de sangre para la primera página?

Al contrario de lo que dicen los espadachines de la libertad informativa para hacer circular el morbo en el planeta, el Gobierno venezolano ha informado suficientemente sobre el estado de salud del Presidente. ¿O por quién nos enteramos que el Presidente estaba muy mal de salud? ¿Nos llegó a través de cable submarino entre Cuba y Caracas? ¿Por qué se suspendieron los actos de fin de año? ¿Por qué recibimos, el pueblo chavista sobre todo, el año 2013 con el corazón estrujado? ¿Acaso nos faltó algún “detalle” más para entender la gravedad de lo que pasaba con Chávez?

La oposición venezolana, la dirigencia y muchos de sus seguidores, se debaten entre satisfacer su morbo y las ganas que tienen de ver al presidente Chávez muerto. Para su desgracia, así como una vez nos enteramos de que nuestro Presidente estaba crítico y delicado, así nos han informado también de su mejoría.

Qué vaina cuando la verdad no satisface, cuando la verdad molesta y deprime, cuando la verdad es un estorbo. Qué vaina cuando la ética es maleable y acomodaticia. Junte a un periodista y a un médico sin ética y saldrá una cosa de apellido Marquina y miles de medios de la derecha morbosos replicándolo. Sigamos…


[email protected]
Twitter: @mercedeschacin

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1123 veces.