Yo se lo que quiere Aveledo

Roger Noriega, ex embajador de EE UU ante la Organización de Estados Americanos (OEA), dijo que la oposición venezolana es una inepta y yo creo que más inepto es él que no se había dado cuenta de tal condición; Ramón Guillermo Aveledo si lo sabía, lo supo desde el mismo momento en que asumió como secretario ejecutivo de la mal llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y le tocó lidiar con Capriles Radonski, Pablo Pérez, Leopoldo López y María Corina Machado en sus pretensiones de querer ser presidentes en una República revolucionaria y vibrante como Venezuela.

Por eso no me extraña que en esta “hora loca” que vive la oposición como dice el vicepresidente Nicolás Maduro, Aveledo quiera ser candidato presidencial pensando en que él es superior a la pila de bates quebrados que recientemente retaron al comandante de cara al 7-O. Y tiene razón. No pudo ser más penosa la actuación de Capriles, Pérez, López y Machado durante las primarias, para que finalmente resultara electo el abanderado de Primero Justicia y lo aplastara Chávez.

Ciertamente Aveledo siempre ha conspirado. Lo demostró cuando en su carácter de presidente de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional decidió suspender la temporada de juego en apoyo al paro patronal de 2002, la cual produjo daños severos a la industria petrolero, pero es que ahora se le nota una actitud más abierta e interesada. El hombre más que como representante de la MUD habla como contendor de Maduro, como candidato presidencial. Como si tuviese cogida la mesa por las cuatro patas. Aprovechó el mes de diciembre que Henrique Capriles, María Corina, Leopoldo López y Pablo Pérez se fueron de vacaciones y abandonaron el país, para lanzar una especie de globo de ensayo cargado de sus intenciones.

El secretario ejecutivo de la MUD aplica los mismos vicios que han aplicado los candidatos opositores que quieren arrebatarle la Presidencia a Chávez: pretende desarticular y fracturar al gobierno. Ahora intenta desesperado enfrentar a Nicolás Maduro y a Diosdado Cabello al tiempo que busca apoyo internacional.

El mismo vicepresidente hizo referencia a una carta enviada por Aveledo a las embajadas acreditadas en el país, en la que alude a la sustitución del presidente Chávez en caso de que no se presentara a la juramentación el 10 de enero.

Un extracto de esta carta señala: "En el caso de que el Presidente electo no pueda acudir a la juramentación por razones relacionadas con su enfermedad debe encargarse temporalmente de la Presidencia de la República el Presidente de la Asamblea Nacional, a quien corresponde constitucionalmente. Proceder de otra manera implica una retorcida de la norma constitucional.”

La cuestión podría tratarse de un Golpe de estado acelerado como argumenta Maduro, pero tampoco se descarta una táctica de viejo zorro quien sabiendo que la oposición carece de liderazgo, se considere una alternativa válida para navegar en las aguas candidaturales.

De la misma manera Guillermo Aveledo envió una comunicación al secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, para informarlo sobre una supuesta incertidumbre que genera la salud del presidente Hugo Chávez en el país, mentira que ellos con chismes quieren provocar.

No por capricho Nicolás Maduro lo acusó de estar detrás de la serie de rumores que han circulado en las redes sociales sobre la salud del jefe de Estado.

Quizás mi planteamiento resulte inmaduro, pero nunca será más descabellado que lo que puedan tener en la cabeza esa cuerda de locos de atar de la oposición.

[email protected]

@AlberMoran

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1270 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a157520.htmlCUS