Memorias de un escuálido en decadencia

Constitución

¡Somos bien descarados! Lo que hicimos en la Asamblea Nacional no tiene nombre. Todos nosotros proponiendo a Diosdado Cabello como presidente en vista de que el dictador no puede juramentarse. La vaina daba risa. Lo de Julio Borges apoyando a Diosdado como presidente es de la antología universal del ridículo. La trampa estaba clarita, y lo explicó muy bien por Radio Nacional, la radio esa de la dictadura, el profesor ese que creo que es historiador, un señor ahí que se llama Wladimir Acosta, lo dijo con una claridad arrechísima: “La trampa estaba en proponer a Diosdado Cabello como Presidente para que automáticamente se desconociera a Chávez, y entonces Diosdado tenía que llamar a elecciones en 90 o 180 días, y así salían de Chávez”, así lo dijo el hombre, sin embargo, él también se quejaba de que ninguno de los diputados chavistas lo hubiese dicho allí, pero mejor así que no lo dijeron, porque hubiésemos quedado peor.

Y es que somos descarados. Esa vaina de salir a defender la constitución a patria o muerte como que uno no hubiese llamado a votar en contra, da pena que jode. Esa conducta nuestra es la que nos mata, porque este pueblo no es pendejo, uno le cae encima a la constitución y después sale a matar por la constitución, cuando todos sabemos que lo que queremos es salir del dictador como sea, ya lo intentamos con el golpe, y mandamos la constitución al carajo, la pateamos, acabamos con todos los poderes, y allá en Miami está el compañero Daniel –Considerando- Romero deseando volver a comerse vivo el hilo constitucional como lo hizo el 12 de abril de 2002, y al que aplaudimos fieramente cuando acabó con todo y firmamos un decreto y sacamos avisos como sociedad civil apoyando toda esa vaina, y ahora queremos aparecer como Heidi y abuelito di que no.

Somos tan malos como oposición que hasta Roger Noriega nos llamó ineptos. Así nos dijo el hombre que nos está apoyando desde EEUU y desde allá nos envía las líneas por el diario ABC en España, y claro, el hombre se dio cuenta de que somos bien bolsas porque somos incapaces de hacer nada coherente, y así lo dijo el compañero Roger Noriega: “Son unos ineptos”. Y esa vaina es porque nosotros andamos siempre como volador sin rabo, uno dice una cosa por aquí y Fracaso Petkoff sale y dice otra por allá y mientras tanto los chavistas gozando una bola con la ineptitud nuestra. Como esa pendejada de Julio –vendedor de Sardinas- Borges de preguntar en la Asamblea. "¿Quién manda en Venezuela?”, y todo el mundo le contestó: “Chávez”, esa es una demostración de que mejor botamos tierrita y no jugamos más.

- La múcura está en el suelo, mamá no puedo con ella.- me canta Margot.

[email protected] @robertomalaver


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3941 veces.


Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 [email protected]      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

US N