Vacío de poder o poder vacío

La oposición que se afinca de la MUD, está atascada sin saber qué van a proclamar, por las buenas o por las malas, como programa político él mismo 10-E, aunque ya andan tras de un paro cívico sin dirección, pero ellos no saben si llamarlo vacío de poder o, más bien, poder vacío.

Ese dilema de preocupación los mantiene en vilo ansioso que, los que son abogados, impregnados de constitucionalismo se deprimen al no tener la consigna precisa que pintarán oportunamente ese día y, se distraen buscando consenso y, alborotando de rumores por toda la redes, lo que a bien juegue en la paciencia del venezolano y de los extranjeros que, ellos buscan impacientar sin razón.

Mientras que, los que no son abogados: sino escandalizadores de oficio sin profesión definida, ni por definir, saborean sin querer: que mejor sería, un poder vacío que les daría una lógica razón cartesiana de estimular la caída y mesa limpia de una vez que los lleve de inmediato sin pujar a elecciones ya y, si es posible que le den una palomita de intento de aspiración a lo que tienen derecho como buenos sigüises de la burguesía apátrida y del país del Norte.

El enredo de afincamiento y aceptación es tal, que viven, en reuniones ilimitadas en busca de concilio y se hacen las cruces de acercamiento con los jerarcas de la CEP que, según sus pareceres y, sobre todo la opinión bendita del ilustre cardenal Urosa Savino que él también tiene velas en ese entierro de agonía política y, no desperdicia el poco tiempo que le queda para pensar a ver si baja de las profundidades de su maquiavelismo-católico-caprichoso un indulto de consuelo que los beneficie sin muchos enredos legales de tener el poder de su lado como debe ser, de acuerdo a la rítmica confabulación del todopoderoso que arruga hacia ellos por mandato celestial sin excusas y, eso será cuando les llegué el E-mail de su placidez por los caminos verdes de la comunicación que runrunea.

Y, en ese orgasmo de eyaculación pensante se dan contra la pared de su aceptación que tendrá validez con o sin el visto bueno de los personeros del gobierno y de la AN, ya que no hay excusa que los defienda dentro de la Constitución y, además la oposición es mayoría disconforme.

Por otra parte, Ismael García con su verbo enterrador de salta talanquera y, Antonio Ledezma, el súper alcalde metropolitano no encuentran que más pelos de viveza jalarse que no afrente calvicie y, que les dé a ambos el beneficio sin la duda y, no seguir embotellados y, sin poder central, aunque Ismael tiene a Podemos en un rincón de la mesa, Antonio se quedó buscando de qué partido agarrarse con sumisión.

Y, fuera en la candela escandalosa que prende la dictadura de los medios nacionales e internacionales, dos líderes de PJ como son Julio Borges y Capriles Radonski están enfrentados por imponer sus criterios en particular cada uno como piensa y cómo se debería actuarse: llegado el momento que esperan y, que determine si es el 10-E o, después que hay que dar el golpe de timón que imponga un nuevo capitán para la nave del Estado.

Y, en ese submundo de enredos y desenredos que los agota dentro de la tertulia de imposiciones que como involuciones les jurungan el subconsciente de sus placeres y a fuego lento se están cocinando el golpe de estado que irremediablemente es su salvación a no ser que alguno de ellos le dé una buena patada a la MUD.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 791 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a157120.htmlCUS