Atención Pérez Pírela: enseña al pueblo el por qué la oposición usa la palabra que mata

Estimado camarada Miguel Ángel; la mayoría del colectivo Nacional y prácticamente de todo el mundo, vino siendo víctima de aquellos que de primera mano conocieron el bien y el mal de la palabra oral o escrita. De la palabra que construye o la misma que destruye. De la palabra que da vida o la que mata. Sólo de algunos es conocidos que el verbo es la causa y no lo casual, porque la gran mayoría lo ignora. Y la táctica de la repetición constante de babosadas que usan en sus medios los desgraciados del mundo, todavía confunde un poco a nuestro pueblo.

En este difícil momento que atravesamos los venezolanos con la dificultad pasajera de nuestro comandante Chávez, estamos siendo testigos y tomados como ratones de laboratorio para que la oposición local e internacional, intente seguir con el ensayo de aplicar la palabra mala a través de todos sus medios de deformación. Periodistas del palangre mundial, anal-listas tarifados, “politólogos” de la cínica derecha, columnistas troyanos y “médicos” mercantilistas, dan sus tesis y antítesis con esa palabra mala que antes nuestro pueblo ignorante hizo caso por no saberlo.

Hoy, con el objetivo de desestabilizar la mente de cada venezolano y sembrar el temor como uno de sus viejos trucos de sometimiento, esos malnacidos vestidos con sus elegantes ropas, sus lentes gruesos y palabras escogidas en televisión y en la prensa escrita, abusan con el libertinaje de expresión en el 80% de los medios de deformación permitidos por la democracia venezolana. Abusan, con esa palabra que mata y desconcierta a muchos, pero en su canalla posición ante el mundo, se les olvida que aquel ignorante de hace diez años, es un venezolano con mucho conocimiento que hoy puede contrastar cada palabra que emitan los desgraciados, pero tenemos un pequeño resto que todavía es víctima y es a quien debemos enseñar.

Aunque muchos podemos detectar la maldad de cada cháchara oral o escrita que emitan o escriban esos comemierda, todavía tenemos un pequeño porcentaje en nuestra revolucionaria Venezuela y más en el resto del mundo, que necesitan incisivas y directas palabras bien dichas con los perfiles que caracteriza a nuestro Pérez Pírela, a Mario Silva, al profe Hearle Herrera o Tania Díaz, entre otros comunicadores, para contrarrestar, repito, el fin que pretenden cuando dicen y desdicen sobre nuestro Chávez y nuestra cosa política. Necesitamos que en sus programas enseñen las maquiavélicas y desfiguradas labias que ellos saben y que a estas alturas del conocimiento mundial, pretenden seguir aplicando.

Necesitamos conocer la palabra mala que destruye, el lenguaje corporal, el cinismo de sus rostros fríos, sus repeticiones vacías y constantes, porque sin endosarle ningún honor a lo que creen que hacen, cuando mal- dicen sus supuestas tesis sobre la salud de nuestro comandante Chávez y cuando mal-dicen sobre la estabilidad que gozamos a nivel sociopolítico, nuestro pueblo y el mundo debe saber lo que se busca cuando les escuchamos o leemos.

Deben ustedes, los que tienen la oportunidad de expresar sus opiniones en nuestros medios de comunicación, darnos la cátedra necesaria para quitar cada tilde y cada silaba negativa que emitan sus hediondas jetas. Deben hacer lo que sea necesario para que nuestro pueblo sepa desmontar la cara seria que ponen en sus medios; no olvidemos que ellos piensan, que sólo un poco de cháchara necesita el hombre y la mujer del común para descontrolar nuestra psiquis.

¡Viva Chávez! ¡Viva Chávez! ¡Viva Chávez!

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1148 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Hernando Cortés Pico


Visite el perfil de Hernando Cortés Pico para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /oposicion/a156960.htmlCUS