El papelón de Williams

La incoherencia política de la oposición antes hechos extraordinarios por llevarle siempre la contraria al Presidente Chávez es lo que genera hechos como la intervención del diputado opositor Williams Dávila, que no pudo ser más triste, más lacónica y desacertada de la bolita del mundo, luego que Soto Rojas leyera la propuesta del PSUV que condenaba el genocidio cometido por la derecha sionista contra el pueblo palestino y apoyaba el ingreso de Palestina a la ONU. Pienso, que el diputado merideño lo hubiese hecho mejor quedándose mudo...

Dávila trató de barnizar sus palabras diciendo “si pero no”. De vaina no dijo que era un genocidio humanitario. Mientras soltaba su agridulce discurso todos los demás compañeros de su bancada se hacían los locos. Tanto que ningún otro diputado “mudista se anotó en el derecho de palabra. Se quedaron mudos, por eso, por mudistas. Ni bolsas que fueran. Y no sólo enmudecieron; sino que no votaron en bloque. A diferencia de los pesuvistas que votaron todos. Como votan los que tienen consciencia humanitaria.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1736 veces.


US N