Capriles, Ni el chivo ni el mecate

Tenemos un mes y tantos días que Chávez fue reelecto por la mayoría de los que salieron a votar el 07 de Octubre, lea bien, no por la mayoría del pueblo ya que me gusta la objetividad y en elecciones venezolanas de 30 Milllones de venezolanos y extranjeros 18 millones de electores fueron los autorizados a ejercer su voto, de esos 8 millones y algo le dio el triunfo a Chávez para desmentir a la oposición quienes afirman que el país está dividido entre Chávistas y antichavistas o mejor dicho para ser más preciso: Entre Socialistas y Capitalistas.

Tuvimos que soportar la campaña de Capriles que fue inflada pr algunos medios de comunicación porque a la verdad uno veía la TV y los Medios privados no todos le hacían seguimiento a Capriles. Mientras que capriles conocía al país, que habían pobres, que manipulaba con la propaganda de una política efectiva de vivienda en Miranda en eso de cambiar rancho por rancho, o de descubrir que una empanada tenía carne por dentro, o confundir el nombre de un pescado por otro que no existe, etc, etc.

Por otro lado nos contagiaba los recorrido de Chávez, las multitudinarias mareas rojas en los distintos estados, disfrutar a un Chávez bailando, brincando, desafiando, comprometiendo, estimulando conciencias sintiendo en el aire el triunfo inminente. Leyendo con emoción y pr vez primera en la vida las empresas encuetadoras haciendo su trabajo con mayor objetividad posible soñando que en el algún momento los medios privados hicieran lo mismo.

Fue una campaña emocionante, alegre, feliz, de lágrimas, canciones, gritos, papelitos, flores, calor de pueblo del lado de Chávez, mientras la de Capriles forzada, agonizante, tediosa, de desmayos no de emoción sino de agotamiento físico del que se perfilaba joven, fuerte y apuesto.

Pero hoy vemos algo distinto, del lado del Chavismo una campaña regional moderada, tranquila, como más ideológica, de un tú a tú, persum a tu persum, directa, menos propagandística y más segura donde cada candidato sabe su realidad de un rival fuerte, competitivo o de fácil derrota. Mientras por el lado opositor no sé nada, no se ven, no se siente, acaso el derroche publicitario de las presidenciales en dinero, soborno, paqueticos ocultos, depósitos bancarios extranjeros y desvío de los fondos públicos de aguinaldos y utilidades de los trabajadores y empelados públicos no les quedo para esta campaña que se va pronto y asegura una victoria mayoritaria del Chavismo, Polo patriótico, partidos de izquierda el 16 de diciembre próximo.

El candidato Capriles está solo en su laberinto, no se le ve, no se le escucha, sus compañeros de militancia de otros partidos se vienen distanciando de él, PODEMOS resultó como el fenómeno donde están optando por recibirlos y esa larga tarea de reprogramarlos de todo el veneno recibido por años.

En Miranda se oye y se escucha es Elías Jaua, hasta personas que votaron contra Chávez van a votar por este funcionario eficiente y que durante años demostró cumplir lo que prometía. Capriles le dio la espalda a Miranda, en especial a los sectores populares, los que son más impactados por la inseguridad, la ineficiencia gubernamental, los servicios públicos, porque pensó que sacrificarnos por alcanzar la presidencia lo que logro es perder el Chivo y el mecate.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1315 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a154214.htmlCUS