Enmudeció la MUD ante la CIDH

La cayapa del montón de caraduras que en sucesión visita a Washington es tal que el que menos puja nos llena de lombrices sin dolor aparente y, al país lo destartalan como si fuéramos herejes ilegales y, todos esos denunciantes se van a los EEUU con viáticos pagados a masacrarnos sin echar un tirito al aire y, después se vienen bien sonrientes, empachados de alegría a convivir acá con su cara bien lavada como secretarios o presidentes de Ongs financiadas por el imperio en que trabajan a plazo fijo, simulando una buena intención que no cabe en el cerebro de cualquier obtuso perverso de la MUD.

Parece ser que al Gobierno le encanta y lo distrae esa impune conducta o, la disfruta en un silencio espacial con un masoquismo de felicidad que no electrocuta a nadie y, los operantes actuando en democracia generalmente bien recompensados en entrevistas exclusivas después por Globovisión y por El Nacional –vaya cinismo.

Año tras año: la competencia y animosidad de los mismos actores por asistir a la CIDH a denunciar irresponsablemente al gobierno de Venezuela de los casos más insólitos de injusticia sociales que perfora los derechos humanos en toda su extensión dimensional que deja boquiabiertos a todos los miembros de esa comisión que, les destapa las ansias de clausurar el país por incapacidad organizativa sin dirección definida y es tal nuestro pacifismo que, además precisan que tenemos en jaque mate los oprobios soñados por ellos mismos y, que nos convierte sin derecho a pataleo en una sucursal nada apreciada por Washington, ya que no sabemos poner las cosas en su lugar como ellos quisieran que se debería actuar.

Pero, lo que más molesta de tanto fraude acusativo continuado que, jamás se investiga la procedencia del financiamiento de esas Ongs tan famosas por mentir en todo lo que pueden delante de la comisión y, los representantes nuestros llevando más palo que una gata ladrona rusa, haciendo lo posible por destapar tanta porquería junta en diferentes ollas de putrefacción de Ongs que nos cocinan a su libre albedrío de satisfacción el encierro del país.

Los derechos humanos del venezolano: han sido encadenados por el presidente Chávez tan perjudicialmente que el CNP, el SNTP, Espacio Público de Carlos Correa y, el Centro de Derechos Humanos de la UCAB han ido a la CIDH a solicitar un dictamen sobre cadenas presidenciales, los cuales no pertenecen ni representan a ningún medio de comunicación privado, por lo que se hace imprescindible preguntar: ¿qué papel juegan ellos como entes antes mencionados que sean afectados por las cadenas o, es qué acaso ellos son testaferros de los medios de comunicación? Y sólo faltó la voz de la MUD.

Será posible que, en esta nación: algún día disfrutaremos de un gobierno democrático que se haga respetar dentro y fuera sin agredir ni ser agredido como lo es el que tenemos actualmente. Todos los gobiernos del mundo sin excepción actúan y hacen respetar el derecho que tienen sus habitantes de vivir en paz, aunque a veces se pasan de la raya amarilla de la ley y el orden y, no son tan vapuleados delante la CIDH que es el relajo ocioso de muchos.

Y, la MUD, esta vez se pintó de rojo-rojito o, se hicieron los locos y no fueron a plantear lo del fraude electoral.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1770 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a153537.htmlCUS