¿Cuál es la peor caca de la Oposición?

Creo que en el país hay un importante espacio para ejercer la función de oposición. Si algo hace falta en este país, es una oposición. Todo este proceso que arreció en la década de los noventas del siglo XX y que  desencadenó en el paquetazo y caracazo, más que una situación producto del envejecimiento de los partidos políticos de derecha y de izquierda (crisis de partidos), fue en gran medida, una crisis producto de una  falta de oposición. La izquierda se corrió hacia la derecha y la derecha se radicalizó asumiendo el proyecto neoliberal.

Si algo fue notorio en la campaña electoral presidencial 2012, fue la falta de una oposición. No es que esa falta de oposición comenzó a sentirse a partir de esta campaña, sino que durante la campaña se hizo más visible. La oposición no tuvo bolas para asumir su proyecto neoliberal y decidió presentarse como un clon de las propuestas programáticas que Chávez ha venido impulsando.

Cuando uno realmente trata de convencerse que el vació está fundamentalmente en los partidos tradicionales (AD, COPEI, MAS, PJ y otros), se percata a través de una declaración o un artículo de opinión, que el vació y la falta de inteligencia no es imputable únicamente a los partidos tradicionales. Los académicos de derecha están realmente más vacíos y faltos de conceptos que los opositores que precisamente no han desarrollado el hábito de la lectura y la investigación.

Son muchos los académicos y académicas en Venezuela que han caído en ese hueco y el vació (antichavismo) los consume. Es una cosa horrible observar a un académico o académica haciendo mal uso de referencias. En situaciones en las cuales, como oposición, pueden ofrecer un aporte o una visión opuesta pero lógica, las tuercen y pasan a justificarlas con referencia históricas que no caben en las maquinaciones que sueltan a través de los medios.

Margarita López Maya es doctora en ciencias sociales y muy seguramente para este momento, Margarita López Maya tendrá estudios post-doctorales. En una entrevista que le concedió a Mario Villegas; el vacío que uno supone se encuentra alojado en los partidos tradicionales y a sus líderes, se manifestó en la personalidad de Margarita López Maya y soltó sus demonios que seguramente la acosan y persiguen[i]

En cierta medida, es  razonable colocar para una discusión, la idea de un "Estado Comunal" rompiendo con la constitución de 1999. Para una investigadora y doctora en ciencias sociales; el fenómeno de rompimiento debería ser un elemento curioso y objeto de consideración y análisis en detalle, pero sin desconocer el sentido de  la propuesta de cambio que se ha formulado. Es también discutible, la situación de "desmantelamiento de la democracia representativa" porque así como el "Estado comunal" puede estar rompiendo a la Constitución de 1999; la democracia representativa no es el modelo que se sugiere en esta Constitución. En nuestra carta suprema, se hace énfasis en un modelo participativo y protagónico y de ahí, que la idea de "Estado Comunal" sea discutible aunque no esté referenciada en la Constitución. En vez de reclamar un debate sobre esta propuesta de "Estado Comunal", la doctora López Maya maneja interesadamente el punto, para decir las mentiras que siente necesidad de decir.

No es un problema exclusivo de López Maya. La académica Gloria Cuenca en un artículo que fue comentado en Aporrea por una articulista, llegó a calificar de miserable al pueblo venezolano porque votó por Chávez el 7-O. López Maya que es doctora en ciencia sociales, sintió la necesidad de sostener su mentira o manipulación, expresando que "Chávez actúa en contra de la Constitución, como lo hizo Hitler en la República Weimar ( ) si yo gano, esta República se acaba". Utiliza esta frase, no valora el contexto de la lucha que conduce Chávez frente a los planes imperiales y dice muy fácilmente que  Chávez es  una reencarnación de Hitler. Ya no es el dictador, es la reencarnación de Hitler.

Más adelante en el texto que recoge la entrevista radial; López Maya suelta otra "idea", que nos permite concluir lo que afirmaremos al final de esta nota. Margarita López Maya sugiere a Chávez que traté de oír a un 45% que sigue resistiendo luego de 14 años". Es discutible esta "idea" y Chávez ha dado instrucciones para concretar el dialogo. Es necesario oírnos, pero cabe hacernos preguntas  que supongo no tienen espacio en la mente alumbrada de una doctora en ciencias sociales.

¿Por qué una mayoría debe sentirse obligada a oír a una minoría grande? Cambio el sentido de la pregunta: ¿Cuándo la oposición ha mostrado disposición a oír al 55% de los venezolanos? ¿Han mostrado disposición a reconocernos? ¿Es o no cierto que el único intento de dialogo que ha ofrecido la oposición es su clásico, No es No? ¿Puede haber dialogo con la oposición, si sus intelectuales y académicos, califican a los venezolanos de seres miserables? ¿A que se resisten este 45% de venezolanos? ¿Se resisten a no dejar de viajar a Miami en sus vacaciones porque no encuentran pasajes en los vuelos que tres meses antes ya están full? ¿Se resisten a no dejar de ir a Margarita porque no hay cupos en hoteles?

Calificarnos como pueblo miserable es un grosería y falta de respeto. Tienen libertad para calificarnos así. No voy más allá o no soy desconsiderado, si después de haber leído estas referencias de Margarita López Maya, concluyo, que la peor caca que tiene la oposición son estos intelectuales. 

[email protected]


[i] El texto completo del resumen de la entrevista esta disponible en: http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/132578/la-historiadora-margarita-lopez-maya-analiza-el-momento-historico-que-vive-venezuela/


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2293 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a153432.htmlCUS