Mensaje a quienes otra vez creyeron en los cantos de sirena de la oposición

Desde hace 13 años la derecha venezolana, ha insistido en usar la mentira para descalificar al presidente Chávez y, a la revolución venezolana. En cada proceso electoral, su sarta de mentiras ha sido derrotada por una mayoría sustancial del pueblo venezolano, pero desgraciadamente, también tenemos que asumir que un grueso de la población, sigue sucumbiendo ante estos encantadores mentirosos.

Es muy difícil de entender, cómo personas, quienes, son sujeto de los beneficios y bondades de la revolución producidos por la gestión del presidente Chávez. A la hora de votar, dudan se tambalean y terminan votando por el enemigo, porque se dejan ganar por la matriz egoísta, que les plantea como un delito el hecho que nuestro gobierno sea solidario con nuestros países hermanos, que sufren por falta de recursos.

Un ejemplo de ello, es la mentira opositora de los majunches, acerca del convenio Cuba Venezuela, que la canalla opositora denigra, esgrimiendo la falacia que le estamos regalando el petróleo a Cuba. Sin entrar en detalles, esta interacción entre nuestros dos países, se puede explicar más o menos así:

Venezuela le vende petróleo a Cuba, obviamente porque Cuba requiere energía la cual no tiene en suficiente cantidad y evidentemente la falta de la misma le acarrea bastantes problemas. Venezuela le vende a Cuba, petróleo a precios internacionales, pero, en favorables condiciones de pago; a crédito con un amplio financiamiento con intereses racionales y manejables.

Por el otro lado Venezuela tiene necesidad de asistencia médica y sanitaria sobretodo en las áreas rurales y las áreas urbanas conformadas por los barrios y cordones de miseria que ha producido la desidia de la cuarta república, en consecuencia acude a Cuba que tiene amplia experticia en la prestación de esos servicios y aparte de ello maneja ciencia y tecnología suficiente y eficaz, además de producir fármacos que nos hacen falta en la patria venezolana. En consecuencia sin desmedro de la ganancia racional en los dos países se plantea el trato solidario, el cual, se constituye en una complementariedad, donde el aspecto leonino especulativo y egoísta occidental desemboca en una feliz relación amistosa, que aparte de solventar problemas en ambos lados refuerza la relación filial, de los pueblos.

Pero si este ejemplo, no fuera suficiente, para entenderlo y aceptarlo. Le haremos una analogía sencilla. Si usted amigo lector ha obtenido suficientes medios que le permiten tener un poder adquisitivo mayor que la totalidad de sus necesidades, o sea, como dicen en mi pueblo “está postureao”. Pero su hermano, quien tiene la mala leche de estar “más limpio que talón de lavandera”, y por ello, esta atravesando por una crisis, que pone en peligro su existencia. Entonces ¿Usted le ayuda a resolver su problema? Bien, eso es lo que hacemos con los pueblos hermanos, algo que se llama solidaridad. Una virtud que no tiene el imperio capitalista, depredador y, sus lacayos criollos.

Otro ejemplo es el Fondo Chino-Venezolano, para invertir en obras de desarrollo en Venezuela, tales como obras ferroviarias, puentes sobre el Orinoco, hidroeléctricas, artefactos electro domésticos, viviendas, insumos y equipamiento del sector salud, etc.

La oposición argumenta que Venezuela. Se endeuda con China incrementando la deuda externa del país, y además le regala petróleo a China, demostrando con ello que desconoce el objetivo y funcionamiento del fondo Chino o simplemente manipula la información para descalificar a la revolución y el gobierno del comandante Chávez.

También sin mucho detalle técnico ni adorno se lo explicaremos.

El fondo chino se constituye, originalmente con un aporte de 4.000 millones de dólares por parte del Banco chino, y un aporte del Bandes de Venezuela de 2.000 millones de dólares, de manera tal que el fondo chino-venezolano, inicia operaciones con un capital de 6.000 millones de dólares. Este fondo como es rotativo se ha venido ampliando en tramos sucesivos y ha alcanzado la cantidad de 24.000 millones de dólares

Por otro lado el gobierno venezolano a través de PDVSA vende a China un promedio de 500.000 barriles diarios de petróleo a precios de mercado. El gobierno Chino realiza el pago de la factura petrolera, pero previamente descuenta del monto de la factura la alícuota correspondiente al pago del aporte chino al fondo de inversión chino-venezolano, como quiera que Venezuela despacha petróleo diariamente a china, y la cantidad de va en aumento, no hay atrasos en los pagos. Ello explica y demuestra, que el primer tramo del fondo ya esta pagado por parte de Venezuela. Mientras otros tramos del fondo contratado están en plena ejecución y las obras igualmente.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOBERANA Y SOCIALISTA!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

¡INFORMAR TAMBIÉN ES NECESARIO!


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1252 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /oposicion/a153115.htmlCUS