El tío abusador y el inteligente niño venezolano que lloró

La oposición venezolana tiene un desarreglo en la conciencia y es triste reconocerlo en los efectos dañinos que producen sus acciones miserables. La más monstruosa de todas, hasta ahora, fue la elaboración del video de un niño llorando cuando le dicen que triunfó el presidente Hugo Chávez. Ignoran muchas cosas sobre el tema, quienes piensan que el abuso (sexual) y el maltrato infantil en cualquiera de sus formas, solo se presenta cuando quedan huellas de lesiones en el cuerpo o trastornos mentales notables en la víctima.

Debemos reconocer, en honor a la verdad y a la justicia, que no son todos sino una pequeña parte de sus integrantes, pero hacen tanto daño a la grandeza del pueblo venezolano y latinoamericano, que ya va siendo hora de que los más inteligentes y sabios, que debe haberlos, se atrevan a dar un paso al frente para plantear alguna propuesta digna que sea del tamaño de la categoría de un pueblo, cuyo proceso democrático fue admirado y reconocido por el poeta mexicano Octavio Paz, quien se atrevió a pronosticar que Venezuela y Brasil serían dos de las democracias más avanzadas del continente, y lo dijo en su libro tiempo nublado por allá a finales de los 80´s.

En Colombia sentimos gran admiración y respeto por los venezolanos y las familias del país estaremos siempre agradecidos por la acogida solidaria que le han brindado a tantos colombianos y colombianas que hacen vida en la patria de Simón Bolívar, Antonio José de Sucre y Simón Rodríguez, hombres fundamentales en la creación del Estado colombiano.

Es por agradecimiento que me atrevo a escribir y porque me molesta que se abuse de los niños y niñas en cualquier parte del mundo. Es mucho más doloroso saber que mientras el gobierno hace grandes esfuerzos por mejorar la situación de la niñez otros, pensando más en sus intereses mezquinos no midan las consecuencias de sus actos aparentemente divertidos. No sé si en Venezuela se haya hecho alguna vez una campaña contra la mala practica del zarandeo de los bebes, pero he visto a algunos padres jóvenes zarandeando a los niños y niñas como si se tratara de un juego gracioso y estoy seguro que lo hacen porque no saben de los efectos que el zarandeo produce… una sociedad que zarandea a sus niños, es la que produce esos tíos abusadores como el del caso que nos ocupa.

Merece un fuerte castigo social el tío abusador del niño que colgó el video en la red para que los noticieros en su afán amarillista se aprovecharan de las sinceras lágrimas y del llanto de un niño muy tierno e inteligente que fue manipulado para que estallara en sollozos.

He escuchado voces inteligentes en el seno de la oposición: Es admirable la posición del doctor Herman Escarrá, la del señor William Ojeda y algunas intervenciones autocriticas del señor Henry Ramos Allup, antes, y después del 7-0. Inolvidable esa imagen lorquina del constitucionalista ante las preguntas muy lucidas del hoy ministro de comunicaciones Ernesto Villegas y el valor del señor Ojeda al plantarse dignamente y reclamar su derecho a opinar en contra del programa que pretende destruir los logros del pueblo venezolano en materia de inversión social, pero no es de esos temas a los que quiero referirme sino al caso del niño bellísimo e inteligente que fue manipulado de forma abusiva por ese tío que lo preparó para que llorara ante la cámara, apenas escuchara el nombre del triunfador de las elecciones el 7-O. Intentaré revelar lo que el video no muestra.

El maltrato está oculto, pero todo maltrato contra la niñez es un delito. Hubo maltrato infantil porque el tío sabía que el niño por ser bastante sensible, reaccionaría llorando desconsolado cuando él con su voz proyectada en la frecuencia y tono en que le comunicara el nombre del ganador de las elecciones desencadenaría el dolor y la frustración en el chamito. Por eso tenía preparada la cámara para la ocasión. El niño inteligentemente y tratando de proteger su intimidad y su legitimo derecho a llorar porque no ganó su candidato, huyó del asedio del tío que lo persiguió hasta lo profundo de su cuarto donde corrió a ocultarse. Debemos recordar que cuando el niño vio la cámara, le hizo un gesto con la mano y con el rostro a su tío como pidiéndole que por favor no lo filmara.

Pero el tío tiene preparado su plan perverso y quiere informarle al mundo una mentira y para ello necesita la imagen del niño llorando justo cuando le diga que el ganador fue Chávez.

Así el mundo sabrá gracias a él, que hasta los niños querían y esperaban que Henrique Capriles Radonski triunfara. Hubo diarios y encuestadoras que lo daban como ganador hasta la última hora, pero según han dicho los dirigentes de la oposición, ellos sabían ya que su candidato sería derrotado.

Firmas encuestadoras como Hinterlaces y Gis XXI dirigidas por el señor Oscar Schemel y Jesse Chacón, lo mismo que encuestas norteamericanas pagadas por los empresarios, habían dicho que en ninguno de los escenarios se veía ganador a quien efectivamente fue derrotado ante el pueblo venezolano y los 10.000 testigos internacionales que se hicieron testigos del ejemplo venezolano para el mundo. El tío sabia que perdería… por eso no le dijo al niño PERDIÓ CAPRILES… sino GANO CHAVEZ.

El Sociólogo Reinaldo Iturriza López en la pagina 7 del Diario CCs, escribió el 13 de octubre de 2012: “En You Tube circula uno de los documentos audiovisuales más tristes que haya visto en mi vida. Dura un minuto y quince segundos, en él se puede ver a Esteban, un inocente niño de cuatro años, a lo sumo, que llora desconsolado cuando su tío le informa que ha ganado Chávez”.

No es exagerada la afirmación del Sociólogo Iturriza López al calificarlo como el más triste documental que ha visto en su vida. Me atrevo a decir que aquello que lo golpeó como venezolano consciente y sensible es que, de alguna manera, ha percibido el tremendo impacto del maltrato a que fue sometido el niño, quien siendo inocente, unos cínicos decidieron convertir su imagen y su llanto en parte de una monstruosa arma estratégica en esta etapa de la guerra de cuarta generación que emprendieron los defensores del Capital Destructivo residentes en Venezuela y Colombia, contra el pueblo venezolano, a través de los medios y de cuyos efectos no pueden escapar niños maravillosos como Esteban.

La respuesta rápida de Mario Silva en el programa “La Hojilla” mostrando un video del pueblo feliz que celebrando el triunfo del Presidente Hugo Chávez en una jornada histórica y en paz, fue el mejor antídoto contra los efectos sicológicos de ese video perverso… La Revolución es Belleza… dijo el filosofo Ludovico Silva…y Esteban es hijo de la Revolución Bolivariana…



[email protected]

Autor del Libro “La Carta del Cielo” Prevenir es mejor… contra el maltrato infantil y la promoción del buen trato en Colombia.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1773 veces.

Francisco Mosquera


Visite el perfil de Francisco Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

Comparte en las redes sociales