Más perdió la derecha que lo que perdió Capriles

Capriles buscaba convertirse en el abanderado de la oposición. Su estrategia de candidato de la derecha le llevó a consolidar esfuerzos “unitarios” donde salieron perjudicados los partidos tradicionales de la derecha venezolana, esos partidos que gobernaron el país por 40 años. Adecos y copeyanos quedaron el 07 de octubre sin poder expresarse en su tarjeta natural, gracias a unas negociaciones que hicieron los secretarios generales de ambas toldas con el ex candidato de la derecha. Capriles busco el fondo y la forma. Liquido a esas dos viejas estructuras para buscar el modo de abanderarse como el máximo representante de la oposición ganara o perdiera, y así una “nueva” casta política lideraría los sectores de oposición, mas aun luego de lo que seria la estampida a favor o en contra dependiendo del resultado del 7 de octubre. Los viejos dinosaurios cayeron en la trampa, y ahora quieren recoger el agua derramada. El país el 7 de octubre se pinto de rojo indicando claramente lo ineficiente que han sido los gobiernos regionales de la oposición y los adecos y copeyanos se quedaron como el que vendió fiado. La nueva realidad política nos dice que hay un pueblo con una altísima conciencia y que no solamente no acompañó la formula candidatural de Capriles; sino que además cobró los negocios mal sanos de la oposición y sus malas gerencias regionales a los que la locomotora de la revolución le paso por encima.

Ahora viene un proceso para elegir a quienes ejercerán las gobernaciones en los estados del país. Y las fricciones de la “unidad” comienzan a salir, las divisiones se dejan ver acompañadas del irrespeto a lo que fue un proceso electoral interno de la derecha para seleccionar a cada candidato al cargo a elegir y donde en la actualidad el primero en romper con las reglas es el ex candidato Capriles que ahora busca ser nuevamente gobernador en Miranda, a pesar de la victoria obtenida por la revolución el 7-O dejando por fuera a quien el pueblo opositor en elecciones internas había seleccionado. Y me imagino que luego del 16 de diciembre buscara ser candidato de la alcaldía de Baruta o de Chacao.

Lo cierto del caso es que lógicamente ya los adecos y los copeyanos comenzarán a reclamar sus espacios de sobrevivencia, y dirán que no están etiquetados en la derrota que se llevó la derecha en las Presidenciales porque sus formulas políticas no aparecieron en el tarjetón, y veremos entonces a la vieja clase política opositora pelear con la nueva clase política opositora, buscando “oxigeno” que les permita a ambos sectores mantener medianamente una cuota de participación sin importarles si van o no unidos al proceso del 16 de diciembre. Así esta la derecha derrotada por su ex candidato, y su ex candidato derrotado pero con ganas de sacarle provecho a su propia derrota.

[email protected]

@jesuszambranou

15-10-2012

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1008 veces.