Campaña electoral o laboratorio mediático....

Es difícil opinar algo distinto y con sentido propio ante una avalancha de opiniones razonables, tanto de opinadores a favor o en contra de la victoria de Hugo Chávez el pasado 7 de Octubre. Más lo es ante el hecho del anafalfabetismo funcional de quien lo hace, por no ser experto en el tema, pero a fin de cuentas puede servir para abrir un debate ante la inobservancia por parte no solo de experto, sino también de gente con experiencia después de mas de 16 campañas para eventos electorales en el país.

La campaña del candidato del Psuv y el Gran Polo Patriótico, fue la típica y común que siempre hemos visto en el pueblo de Bolívar, desde los años 50 del siglo pasado. En este caso, con la diferencia de que existe un país con un cambio total en los últimos 13 años de gobierno y el candidato tenía el argumento necesario para pedir el voto del electorado y también la fuerza para ofertar nuevas expectativas que incluyen la asistencia al hombre o mujer, como principal y el desarrollo en aéreas diversas de la cotidianidad de la vida.

El candidato opositor se dedico a recorrer el país con más fuerza porque él no lo conocía y solo lo conocían mediáticamente, amen que podía ofrecer muy poco a cambio del voto y la única opción de sacar del poder al candidato Presidente, con los votos producidos por el odio profundo que le han sembrado en estos largos años a gente, no solo ricos, o del status, sino también a la clase media e incluso gente de pocos o ningún recurso como para vivir en este mundo consumista, pero que reciben las acciones de las políticas sociales que ha instaurado el gobierno revolucionario.

Hasta aquí todo parece normal, pero cuando leemos los números del resultado de ese día y noche aciaga para 6 millones y medio de venezolanos y alegría para 8 millones y pico de ellos, no es entendible fácilmente para unos y para otros. El primero, la oposición dice “no han hecho lo que han debido en dos periodos de gobierno” y los otros “cómo es posible que ellos voten en contra de todo lo que se ha hecho en estos años”. Quien entiende esto?. Como se explica este escenario? Vivimos el siglo de las comunicaciones o no? Vivimos el siglo de la luz o de la oscuridad?.

La explicación probable?. Es sencilla, aparentemente, pero no visualizada por el conglomerado decisor del partido de gobierno y el gobierno, propiamente, aunque el Líder de la revolución la canta casi a diario en sus intervenciones, que son a la postre, las que le han permitido mantener contacto con el electorado y su imagen de funcionario eficiente y creíble. Divulguen los logros, dice en cada intervención.

El fenómeno silencioso de la campaña consistió en que desde 2006 los medios nacionales e internacionales, atacaron la figura del Presidente Chávez en forma permanente y de alguno de sus colaboradores cercanos, pero esencialmente, nunca le dijeron al pueblo elector, esos 14 millones y tantos que sufragaron, lo que se ha logrado construir físicamente y en la conciencia del venezolano solo queda “el caos y el desorden presunto”. Aun así produce consciencia entre los que votan a favor. Sera inconsciencia la del otro lado?. No. Es desconocimiento y ese hecho, cuando existe una realidad, es criminal su acción. Por eso, los que votaron en contra de los logros actuaron, sin querer, en ese sentido y casi logran el cometido, no de ellos, los 6 millones, sino los manejadores de los hilos del poder detrás de la oposición.

Es el trabajo del “gran sistema” de dominio del mundo ejecutado por los nacionales de un pueblo, incluido el nuestro con una historia independentista fabulosa, casi única en el mundo.

Que queda para las campañas regionales y locales, solo y exclusivamente el vender la revolución. Campaña informativa, no de mítines, casa por casa llevando un libro de los logros nacionales, regionales y municipales. No hay otra. Llevar la luz a los hogares del Consejo Comunal, del municipio, del estado. Formas de hacerlos existen y el recurso humano para ello, también. Solo falta visión de los que deciden el camino a tomar, pero, esencialmente el que conduzca a la victoria de la consciencia.

Atípica esta campaña?. Cada quien debe valorarla, incluso, debe salir un trabajo para las encuestadoras que debe pagarlo el gobierno y establecer científicamente lo que hacemos por deducción, es decir, porque Ud., vota contra el Tren, o el Metro, el CDI. El CAT, el Metrocable, o los puentes sobre el Orinoco, o las Canaimitas, o las pensiones, o las políticas para los discapacitados, contra el deporte, la educación y la inclusión, el agua potable, lucha contra la pobreza, el hambre, la sed, la producción de alimentos, la tecnología, los satélites, ect. Cosas por cierto, con las que nunca soñamos tener.

PUERTO ORDAZ, 12-10-12

3899167…[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 732 veces.