Duelo de un escuálido después del tsunami del 7 de octubre

Después de la debacle de la oposición, con la arrolladora victoria del Comandante Chávez, empecé a oir y ver manifestaciones en diferentes escuálidos (amigos, conocidos y familiares), con los que me he encontrado, de sus estados anímicos o actitudes que no le encontrábamos explicación.

Me puse a buscar en Internet y encontré el modelo de la doctora Elisabeth Kübler-Ross, Médica psiquiatra suiza, autora de On Death and Dying (1969), donde expone su conocido modelo de Kübler-Ross por primera vez. En esa y otras doce obras, sentó las bases de los modernos cuidados paliativos, cuyo objetivo es que el enfermo afronte la muerte con serenidad y hasta con alegría.

Que tiene este modelo que ver con la oposición y su comportamiento después del 7 de octubre. Tiene que ver, y mucho. Lo primero es la obligación que tenemos, los chavistas, por lo buena gente que somos, de comprender el proceso de duelo por el que están pasando los señalados y ayudar en lo que podamos, si nuestros amigos y/o familiares lo permiten.

Haciendo una adaptación del modelo, de la doctora Elisabeth, se puede identificar y comprender el comportamiento por el que está pasando el paciente-escuálido y ubicarlo en el (los) paso(s) en el(los) que se encuentra, los cuales nunca suceden en el orden presentado. Sin embargo pueden aparecer en combinaciones de ellos:

1.        Negación

El 8 de octubre oímos por radio, televisión, leímos en prensa escrita expresiones como esta: a) 'No puede ser', b) No lo puedo creer, c) Esto no puede estar pasando, d) Me voy a morir, e) Si lo que me dices es verdad me voy,  f) No me hablen, etc, etc.

2.        Furia/Ira

Muchos llegan a volársele los tapones, personas que uno consideraba como, emocionalmente, estables con esta derrota de Capriles, se han convertido en bestias furiosas. Han pasado, ya, 3 días y estos continúan actuando con la misma furia o ira del primer día. Si me vuelves a decir que Chávez ganó te voy a entrar a Co, relaciones,  relativamente, estables entre un escúalido y un chavista, se han roto, definitivamente,  por el ataque de ira; un compañero de trabajo, cuya esposa es escuálida, tiene que dormir sin decir una palabra, incluso lo han mandado a dormir en otro cuarto o al sofá. El colmo de la Furia-Ira pasó en Maracaibo un escuálido enfurecido le pasó por encima a 7 personas, de las cuales 5 murieron en el acto y 2 en un hospital. Para que Uds. vean a lo que puede llegar un escuálido en un estado de Ira-Furia.

3.        Negociación

Estos intentos lo estamos viendo y oyendo, de diferentes grupos de escuálidos diciendo que es necesario y el Presidente Chávez está obligado a oírnos y tomar en cuenta, para su gobierno, lo que nosotros tenemos que decirle, vienen desde fedecámaras, la conferencia episcopal, los partidos perdedores. Lo que falta es que le pidan a Chávez que les de unos 4 ministerios y unos cuantos institutos autónomos, por haberle permitido, al Presidente Chávez, que ganara las elecciones. Hoy, en su proclamación, el presidente Chávez les dijo conversación si, pero no imposición. Un poco difícil que el Presidente Chávez los complazca.

4.        Depresión

Este es el estado anímico, creo, más común, durante el duelo por el que están pasando. No se si porque lo he estado viviendo de cerca y de lejos con algunos amigos y familiares escuálidos. He visto algunos llorar cuando se encuentran con otro que está en su misma condición. Los he visto correr desaforados. He oído de algunos que se encierran  en sus cuartos y no han salido y si lo hacen es solo para comer y se vuelven a encerrar. Ese estado depresivo también se vio el lunes 8, pudimos ver las calles, de Caracas que es donde vivo, vacías como si fuera un 1 de enero. Otros llegaron al colmo de no ir al trabajo porque estaban deprimidos y si la empresa en la cual trabajan, también, es escuálida, se lo permitieron. Esto, también pasó en el sector público.

5.        Aceptación/Resignación

Hay algunos, inteligentes, que ya han dicho. Bueno vale, me he calado a Chávez 14 años, por qué no 6 años más. En la próxima va la vencida. Aún cuando lo aceptan no dejan de buscar sopotocientas excusas, para justificar su resignación, como: aumentamos no se cuantos millones, comparado con la elección del 2006; Chávez viene en picada; ganamos las grandes ciudades; etc, etc. Al final, todos llegarán a un estado de resignación. Aunque todavía, a muchos, les falta algún tiempo. Asi que, mucha paciencia con ellos.

No soy médico, pero les aconsejo a quien vea a algún familiar o amigo en una de las condiciones que he señalado que sea bastante comprensivo. Pero, al mismo tiempo, si ve que la cosa pasa a mayor o se intensifica, que le recomienden, si se lo permiten, la consulta a un especialista para que lo saque de su estado que atenta con su salud. O como lo dijo la Dra. Elisabeth, La intervención terapéutica ayuda a la persona en duelo a progresar en el proceso, si se atasca o tiene problemas para resignarse

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1110 veces.

Comparte en las redes sociales