Los propósitos ocultos de la derecha

El neoliberalismo lleva plomo en el ala, va en picada, pero insiste en alargar su agonía, dando un espectáculo deprimente en sus últimos estertores. Como un pesado lastre que se hunde, arrastra consigo gobiernos y estados, en el torbellino capitalista salvaje, irracional, sometiendo a países enteros, botando a la calle a miles de millones de personas sin empleo, sin viviendas, sin recursos y lo más lamentable los sacrificios arrebatados junto a la seguridad del retiro.

Esquilmados en sus prestaciones sociales, los ahorros y esperanza en el presente y una oscura sombra en el futuro. Paquetes van y vienen, camuflados por los oligarcas de toda laya, convenidos con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, y el Bundesbanc, como filosas espadas desenvainadas, hiriendo en lo más hondo, desestabilizando la economía, las finanzas, las reservas y los recursos y materias primas. Los majunche en el mundo hostil, que siembran mientes, adulteran, engañan con discursos copiados del socialismo, de las consignas y los sentimientos e idearios de la izquierda, lobos con piel de corderos, salvando de responsabilidades a ambas criatura, por la comparación, camuflando los verdaderos programas, paquetazos que impuestos por el mercado, por los accionistas de las corporaciones globalizadas, de la industria armamentistas, de la violencia y la depravación.

Esas brújulas que sólo apuntan hacia el norte, que desconocen o minimizan al sur, orientando a las masas al consumismo, vendiendo el mentado progreso como la panacea de orientación economicista, especie de filosofía de vida universal, en el campo de una civilización tecnológica, hedonista, sin límites, frente a los limitados recursos de la naturaleza del planeta, agotando el medio ambiente, y lo más grave, la mayoría de la humanidad padece y no ha recibido las mejoras de ese progreso, extraviándonos del rumbo. En este sentido se ha pretendido aumentar desmesuradamente los deseos, sin lograr alcanzar las satisfacciones plenas, porque lo impuesto es una infinita acumulación, poseer antes que ser, convertidos en instrumentos de avaricia y opresión y el alma humana se disipa, se vuelve más superficial, reduciéndonos el espíritu, empobreciendo nuestra cultura, volviéndola decadente y vacía.

Este torbellino desatado desde los imperios de occidente en su frenética carrera, desconociendo utopías, poniendo fin a la historia, acabando con la creencia del hombre y la mujer, de carne y huesos, que siente, ama y sufre en las calles encendidas en el alma de Palestina, Afganistán, Irak, Egipto, Libia, Siria, Grecia, Portugal, España, Francia, Italia, Estados Unidos, Haití, Honduras, Paraguay, Las Malvinas y un elenco que se esparce en el mundo, golpeados sin clemencia por intrigas y por bombas arrojadas por el fascismos, el sionismo, el imperialismo, que los genera en su más retrógrada forma de acabar con la política, aniquilando cualquier alternativa de cambio en sus esquemas, el sistema del viejo orden mundial, presto a transmutarse hacia el Nuevo Orden Mundial, desechando a millones, según estiman desde los fríos laboratorios, calculando los costos fraccionados por estadísticas secas, inconmovibles, sórdidas.

Sin embargo, el huracán de las pasiones convertido en amor, abre las puertas de la esperanza, en más de una década, Venezuela con la conducción firme y certera del Comandante Chávez, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, líder imbatible con el pueblo, tomó la calle y al frente de la batalla en la política nacional, sacó al país del atolladero, del foso en que la dejaron sumida los partidos tradicionales, que defraudaron y busca desesperadamente desafiar al pueblo soberano que los castigó en 1989, que llevó en hombros a la victoria al Teniente Coronel Hugo Rafael Chávez Frías en 1998, a punta de un mar de votos.

Este hombre de principios, nacionalista, bolivariano, robinsoniano y zamorano, nuestroamericano, que en aquél ¡Por ahora! Asumió y demostró de que esta hecho, en acción y desbordamiento de pasión patria. Le devolvió la autoestima a los y las venezolanas traicionados desde aquél pacto de la derecha, asociada a los intereses trasnacionales que pretendieron doblegarle el espíritu rebelde al pueblo que rompió las cadenas y hoy después de catorce años vuelve a ratificarlo, quedan apenas dos días, mañana para el desborde de las siete avenidas más concurridas de la capital venezolana y el Domingo 7 todos a votar temprano y acompañar durante toda la jornada el tesonero compromiso de apoyo y vigilancia de los votos hasta la totalización de los mismos.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 824 veces.

Franco Orlando


Visite el perfil de Franco Orlando para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.