El hueco de Capriles

LAS ADIVINANZAS DEL ABUELO

Mi abuelo era el hombre más sabio del mundo. Un siglo circuló a través de sus uno noventa de estatura, se colgó por sus lisos y abundantes cabellos blancos, y se asomaba por sus ojos pequeños y resplandecientes como diamantes. Amaba contarnos cuentos bajo la luz de la luna, en el patio que se veía como un semicírculo blanquecino rodeado de árboles que me parecían inmensos, tal vez de lo pequeña que yo era. Y amaba decirnos adivinanzas, cuya respuesta esperaba con una risa pícara, que borraba el gesto adusto de su faz campesina de cada día. Una de sus adivinanzas se me hizo difícil en la ignorancia de mis cinco años:

¿Qué es lo que crece más mientras más le quitas?

No pude adivinar, ni ninguna de mis dos hermanas ni mis ocho primos, que lo rodeábamos en una de esas noches de cuentos. Al final, con una risa casi silenciosa, él dijo de repente:

¡El Hueco! Y todos comprendimos. Se le quita tierra de todos lados y mientras más se le quita, más crece.

LO QUE CRECE EN EL APOYO A CAPRILES

La guerra mediática es como los demonios de los cuentos y las películas de terror, que nos presentan un imposible como una terrorífica realidad, mediante la manipulación de posibilidades, fantasías y temores. Dentro de esas realidades virtuales se destaca en estos momentos el “apoyo creciente” que muestran las encuestas hacia el terriblemente lastimoso candidato de la ultraderecha.

Como el hueco del cuento, el apoyo a Capriles ha venido sufriendo erosión, a medida que muchos de sus ex amigos se van dando cuenta del talante fascista, excluyente hasta contra sus aliados, y agresivo, de los planes que estos vendepatria tienen. Porque una cosa es vender el apoyo porque Chávez les caiga mal, y otra muy diferente es pretender convertir Venezuela en otra Libia, otro Afganistán; provocando una situación de guerra civil e intervención extranjera que se sabrá cuándo comienza, pero no cuándo termina; algo que afecta a todo el mundo.

LOS QUE PARAN LA COLA Y SE LARGAN

Muchos derechistas convencidos, para quienes el comunismo, tal como los formatearon toda su vida, es algo horrible, hubieran querido apoyar una opción exitosa contra lo que Chávez significa, pero otra cosa muy distinta es arriesgarlo todo por nada, porque en caso de ser exitosos los planes desestabilizadores y malinches de esta ultra derecha, aquí no va a haber para nadie, sino para los yanquis y las corporaciones ...y un huesito para sus colaboradores, siempre que los necesiten. Así que cuando van viendo lo que hay atrás de las palabras balbuceantes del candidato, paran la cola y se van. No quieren hacerse responsables de algo que sería terrible para todos, inclusive para ellos y sus familias. Como el gato ante un perro grande, paran la cola y dan un gran salto para apartarse, porque el socialismo que promete Chávez y esa pila de igualados pobres que queremos hacer valer nuestros derechos, somos más calables que una invasión extranjera, o peor aún, que un paquete neoliberal.

Por otro lado están los derechistas engañados, los que sacan de las fotos como el que se acuesta con prostitutas y después habla mal de ellas, (vgr. los adecos, con el perdón de las honestas meretrices), los que ganaron elecciones internas y no se las reconocieron, los que en el fondo lo que quieren es vivir en paz, y los que se van dando cuenta de la realidad.

La mesa de la ultraderecha ha ido largando astillas por todas partes, los ha ido dejando gente que procura deslindarse públicamente de ellos, y sin embargo ¡las encuestadoras dicen que ha ganado apoyo! Aún las que todavía dan a Chávez como ganador. Como el hueco, el “apoyo” a Capriles ha crecido virtualmente, mientras más lo abandonan los derechistas que se tienen un poco de respeto.

LA MAGIA NEGRA

Todos los avances, hoy cotidianos, que la ciencia ha develado, en otros tiempos eran considerados magia, porque se desconocía los mecanismos que producían determinados resultados. Hoy día se conoce muy bien la guerra mediática, pero incluso muchos chavistas ven la televisión sin prevención, sin querer comprender que las balas subliminales van dirigidas a nuestras conciencias, que la batalla es por nuestras almas. Para crearnos reflejos a lo Pavlov, para inducirnos a hacer o no hacer lo que no es nuestra voluntad sino la de ellos. Deslizan palabras y las hacen cotidianas, imágenes, chistes en los cuales ridiculizan nuestros más caros valores históricos, culturales y morales; y sin embargo aún no los hemos confrontado como es debido.

Como poderosos magos negros, cuyos conjuros se lanzan simultáneamente en todos los continentes, en todos los lugares donde haya una antena de televisión y un acceso a internet, los informáticos del imperio van creando una matriz de opinión universal; y a la par, los contenidos subliminales buscan convertirnos a todos en estúpidos, en víctimas que sólo se darán cuenta de la realidad cuando ésta le caiga encima como un tsunami, del cual es casi imposible escapar, mucho menos combatirlo.

...Y LA REALIDAD

La realidad es muy diferente. Aún podemos combatir la magia negra de la propaganda imperial, por medio de la verdad, que sigue siendo la medicina universal para las sociedades. En esa lucha cotidiana por desmentir, por abrir ojos, por mantener los pies en la tierra sin dejarnos engañar, en esa lucha cotidiana está la conservación de nuestra existencia, de nuestra patria, de nuestro mundo.

EL MONSTRUO

El monstruo que más temen las derechas del mundo no es el de Frankestein, ni el homúnculo de Fausto, ni el diablo con cachos que pintó la iglesia católica. El monstruo que más temen es el de la transformación social, que trae la libertad verdadera a los pueblos y busca la felicidad para todos Aquí y Ahora, y no cuando hayamos estirado la pata y los gusanos estén cebándose con nuestros cadáveres.

Es el “monstruo” de la Revolución. Bondadoso pero terrible, entrará si le mantenemos la puerta abierta, pero como ya ha llegado su tiempo, el tiempo del revolucionario 2012, el mundo de explotación, de engaño, de maldad, debe derrumbarse y el monstruo de la revolución sólo usará la fuerza allá donde se le haga resistencia. Y no dejará piedra sobre piedra.

IMPERIOS INVENCIBLES

Un imperio que tiene fuerzas militares y traidores comprados en todo el planeta, que tiene las agallas de gritar que no abandonará su posición imperial y que aplastará a todo el que se oponga, que usa armas de destrucción masiva (frase de ellos), que tiene armas meteorológicas, químicas, psicológicas y de las que explotan como a ellos les gusta, es un imperio que se cree invencible, pero más le vale no serlo.

Porque cuando un imperio no puede ser vencido por los pueblos del mundo, ni siquiera por su propio pueblo a quien no le dejan levantar cabeza, vendrá la Madre Tierra a equilibrar, porque El Mundo es un ser inteligente, paciente, muy poderoso, que no dejará en pie ninguna estructura de aquellos reinos que afecten su equilibrio, y la existencia misma de la humanidad y de todas las especies que nos acompañan en este bendito planeta.

Ya ha sido demasiado afectado. Y el tumultuoso tercer trimestre del año 2012 se inicia, trayendo consigo una gran fuerza transformadora en todos los planos de la naturaleza.

[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1763 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Andrea Coa


Visite el perfil de Andrea Coa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales



Andrea Coa


US Y /oposicion/a151154.htmlCUS