El “majunchismo” enfermedad mental del oposicionismo

Ciertamente el panorama que se avizora para el 7 O, no es nada alentador para el candidato de la oposición de la Mesa de la Ultra Derecha, denominada “Mesa de la Unidad Democrática”, que no es otra que la “Coordinadora Democrática” del año 2002, que llamó a la insurrección popular, que articuló con Fedecámaras, con las cúpulas podridas de la Iglesia Católica, de la CTV y de la rancia oligarquía nacional e internacional, manageados por el Departamento de Estado Norteamericano, el golpe de Estado de 2002, que depuso al presidente Hugo Chávez, por 37 horas, durante las cuales Venezuela vivió, los más encarnizados embates de un fascismo desbocado, encabezado por Henrique Capriles Radonski y Leopoldo López, que con sus policías , como alcaldes, asaltaron a la Embajada de Cuba en Venezuela, las residencias de dirigentes de la revolución, como los casos del Ministro del Interior, Ramón Rodríguez Chacin, el diputado a la Asamblea Nacional, Tareck Williams Saad, a quienes sacaron esposados frente a las turbas fascistas enloquecidas, que les golpearon ante las cámaras de Televisión y, pretendían junto al presidente Chávez, hacerlos responsables de la masacre de Puente Llaguno, que ellos mismos, como golpista habían planificado en contra de su propia gente para justificar la asonada golpista que perseguía borrar de la faz del país a toda la población izquierdista, que apoya al Comandante Hugo Chávez y al proceso bolivariano, ni más ni menos que lo que hizo Augusto Pinochet en Chile, con la Unión Popular, que apoyó a Salvador Allende.

El pueblo no olvida esas tropelías y es por eso que el candidato de la Ultra Derecha, ni siquiera ha podido visitar a densos sectores del país, porque el repudio popular no se lo permitió y las expectativas electoral son catastróficas, por cuanto el candidato de la patria, Hugo Rafael Chávez Frías, Comandante de la Revolución le duplica en intención de votos, en casi todo el país. Las encuestadoras más conservadores y anti gobierno, le dan una ventaja a Chávez de hasta 14 puntos porcentuales, sobre su oponente.

Sin embargo el plan golpista que tiene bajo la manga la gente de la MUD, para repetir la dolorosa agenda de abril de 2002, contempla la enajenación de sus seguidores a través de la desinformación, para lo cual cuenta con la complicidad de la canalla mediática nacional e internacional.

Es por eso que se tejen conversaciones, como la que oímos en el parque donde caminamos en las primera horas de la mañana y que da origen al titulo de esta columna.

Eran las cinco y quince minutos de la mañana, cuando alcanzamos a un trío de caminantes que discutían sobre la temática político electoral en el país y mientras uno razonaba, dos discrepaban totalmente. El disidente, afirma: Pero bueno vale tenemos que votar por el hombre, porque no hay otro camino, pero tampoco es que nos vamos a hacer ilusiones. Ese Chávez, queramos o no tiene el apoyo de la mayor parte de la población y es imposible ganarle. ¿Y quienes son los culpables? Nosotros, que con los errores cometidos desde el gobierno permitimos que se adueñara de la voluntad popular.

No vale - de pana, dice uno de sus acompañantes-, lo que estás es loco, no ves las multitudes que siguen a Henrique. Mira la mínima diferencia que pudiera existir, la vamos a revertir en los días que restan, para ganar con amplio margen y tumbarle el fraude que tienen montados los rojos.

Es lo que yo le digo aquí al compa. Pero que va-señala el tercero-, no entra en razón, continúa argumentando que en el 99, nos jodió con una avalancha del setenta y no se cuento por ciento de los votos y que ahora nos va a pasar lo mismo, que no comamos cobas.

Carajo vale, no seas bruto - riposta el segundo-, no te das cuenta que en el 99, la situación que vivía el país era tan desastrosa, que la gente votaba por cualquier güevon que ofreciera una alternativa, para salir de esa crisis. Ahora es diferente el país está estabilizado y la gente, lo que aspira es un cambio, algo diferente al comunismo de Chávez, que lo representa Capriles.

Coño, yo pensé que andaba con carajos inteligentes, pero que va. Fijen se que los dos me están dando la razón. ¿ Si Chávez, estabilizó al país y nos salvó de la crisis que nos llevaba derecho al despeñadero, cual es el argumento para pedir un cambio? Remató el primero de los interlocutores.

Continuamos nuestra rutina y atrás dejamos a los tres amigos que continuaban discutiendo sus diferencias.

Mientras tanto, sin invadir el terreno de los especialistas en salud mental, reflexionamos sobre ese diálogo . Es evidente que la arremetida mediática cargada de mentiras de desinformación para quienes militan en la oposición, les está llevando a un estado mental grave. Ya en 2002, los especialistas aseguraron que la irresponsabilidad de quienes manipulan los medios de difusión llevó a buena parte del país a padecer de disociación psicótica, lo cual es producto de otro fenómeno denominado “infofrenia”alimentado por la misma causa. Esto ultimo de acuerdo a las explicaciones que daban los entendidos en la materia a través de la TV y en trabajos impresos, ocurre, cuando los hemisferios del cerebro no logran coordinar los mensajes y una parte del órgano no acepta la realidad.

Por eso pensamos que una vez más, buena parte de la llamada clase media, que es la más vulnerable por las manipulaciones mediáticas está cayendo en la trampa de sus dirigentes, que le obnubilan con el “Majunchismo” y sus falsos mensajes y no les dejan apreciar la realidad, real, que es bien diferente a la realidad mediática que irresponsablemente le meten en su sique los manipuladores de la opinión pública.

Por eso creemos, que lamentablemente el “Majunchismo” es una enfermedad mental del oposicionismo.



Periodista*



[email protected] [email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1042 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a151023.htmlCUS