Paquetazo de facto

Lo que afecte a los trabajadores y a los pobres, a los más humildes, lo hacen los dueños del capital sin ningún rubor.

Los gobiernos aplican las medidas del FMI, a manera de shock, sin importar los daños a la vida humana. Ni los ancianos, ni los niños. La visión neoliberal es implacable. Su discurso no edulcora nada, es directo. Sin cortapisas. Los que más tienen no sacian su sed. Quieren mantener esclavizados a los pueblos al yugo de la explotación más salvaje.

Las décadas de los 80 y 90 fueron testigos en América Latina de la aplicación de estas medidas (Perú, Venezuela, Argentina), con explosiones sociales recurrentes. Quince años después vemos al continente europeo conmocionado. Los trabajadores y jubilados, ancianos, empleados públicos, jóvenes, mujeres, han tomado las calles protestando por la reducción de sus salarios y pensiones y por la afectación de la seguridad social; por los despidos y eliminación de empleos.

En el país, con la revolución bolivariana ¿Cómo es que el salario mínimo ha llegado a los 2 mil Bs? ¿A quién se le ocurrió que las pensiones se hayan homologado con este salario? ¿Cómo fue que se disparó el número de pensionados y hoy supera los 2 millones? ¿De quién fue la idea de ayudar a las madres solteras, para la manutención de sus hijos, hasta tres niños, con becas de 300 Bs.F? En educación, ¿quién parió las misiones Robinson, Ribas y Sucre?

Las Misiones cumplen una función de justicia social, en la educación, la salud, la alimentación, el trabajo, el empleo, la vivienda. Es la mayor fortaleza de esta revolución. Diseminadas en todo el país y fortalecidas por el trabajo del pueblo, del gobierno, de la Fuerza Armada y de los Consejos Comunales. Más de la mitad de la población se ha beneficiado, directa o indirectamente, de éstas.

El paquetazo de Capriles plantea, sin cortapisas, una política de ajustes con fecha y todo, para el primer trimestre de 2013, en el supuesto negado de su triunfo. Implica: reforma de la seguridad social; privatización del petróleo; eliminar el subsidio a las Misiones, para la obtención de viviendas; incremento en los servicios públicos; eliminar transferencia de recursos a los consejos comunales y control de precios. ¡El incendio de la pradera! El Dr. Escarrá se horrorizó.

Periodista/ Prof. universitaria

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1004 veces.

Asalia Venegas


Visite el perfil de Asalia Venegas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.