Pildoritas 102 (año V)

El autobús del progreso viene cargado de perrarina

Para quienes no creían que en el país del petróleo, del oro, del hierro, diamantes, perlas y todas las riquezas con que Dios dotó a este pueblo y como consecuencia de gobiernos ineficientes, entreguistas de nuestra soberanía y excluyentes, por aplicación de un paquete de medidas económicas que conocemos como neoliberales, que quienes hoy aspiran a desplazar a la Revolución pretenden reeditar, se llegó hasta el extremo de que millones de seres humanos tuvieran que alimentarse con comida para perros y darle el agua donde se cocinaban los espaguetis como tetero a los niños; ahora que ha aparecido la prueba de que eso de lo que muchos dudábamos y me incluyo, por inverosímil, es absolutamente cierto y una muestra de la perversidad del mas salvaje capitalismo, tendrán que, si aun les queda algún rasgo de humanidad, repensar su decisión de darle el voto a quienes llevarían este país a sumarse al terrible caos que ahora mismo están padeciendo pueblos de Europa como el de España, Grecia, Portugal y en neutra América el mismísimo centro del capitalismo mundial, los Estados Unidos que de manera ciega la derecha venezolana quiere imponer aquí como modelo.

Las noticias de los medios de la derecha no han podido ocultar algo muy parecido a lo que aquí vivió buena parte del pueblo, cuando los gobiernos de la llamada cuarta república, y vemos como por ejemplo en España seres humanos proveyéndose de alimentos que recogen de la basura de los contendores, hasta el punto de que las autoridades han tenido que colocar candados para evitarlo.

Tal situación que pareciera desconocida por muchos pobres, quienes de una manera incomprensible siguen al candidato de la derecha, que bien podría llamarse el candidato para el regreso de la perrarina a la mesa de muchos venezolanos, solo puede achacarse a que esa gente carece de información porque sus fuentes son los medios de la derecha que ocultan a priori, todo lo que muestra al mundo el fracaso de un sistema, en el que el capital y su acumulación desmedida, por parte de poco, hace que sucedan cosas como la de la perrarina y hasta los suicidios de seres humanos que no soportan la miseria a que los ha llevado lo atroz de las políticas que aquí se impondrían, si por desgracia llegase a gobernar la nefasta derecha y a la cabeza de la misma un títere como el que ahora mismo gobierna Chile y en tan poco tiempo lleva ese país camino al despeñadero y a un pueblo en la calle que no quiere calarse un paquetazo, como el que aquí pretenden los patiquines de Primeo Justicia, que como vemos han secuestrado la oposición venezolana.

A buena hora ha aparecido una prueba que muestra hasta que punto de miseria el neoliberalismo llevó a buena parte de nuestro pueblo y que provocó tragedias como la del caracazo. Surge la esperanza de que esta verdad ocultada por buen tiempo, haga reflexionar a muchos que equivocadamente siguen a quien ya se le conoce por sus obras, por su prontuario y por su doble discurso que es una característica propia de quienes se formaron, en la escuela de los seres destinados a frenar el progreso de los pueblos pero que hablan de él con el mayor descaro.

Dios libre pues a buena parte del pueblo de tener que regresar a la perrarina de la que seguramente viene cargado el autobús del progreso que conduce un títere del neoliberalismo más salvaje que haya podido conocerse.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1144 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /oposicion/a150866.htmlCUS