Sueños Majunches

¿Capriles puede ganar?

Dejémonos de vainas. Estamos en la última curva para las elecciones presidenciales del 7 de Octubre y a pesar de que todas las encuestadoras, cuyo historial de aproximaciones las califica para dar proyecciones creíbles sobre el irreversible triunfo del candidato y actual presidente Hugo Chávez, vemos como ese profesionalismo, ese prestigio bien ganado, esa trayectoria, incluso hasta la ciencia, se ven desafiadas por las descalificaciones y caprichos del candidato burgués, de su comando Venezuela y una vez más, hasta por las predicciones “astro-ilógicas” a las que nos tiene acostumbrados, ese manantial de sabiduría que se llama Adriana Azzi.

Mucho más allá del capricho del burguesito de turno y de ese largo costillar de segundones, así como del esoterismo disfrazado de astro ciencia que ostenta esa señora -y cuando digo esoterismo, no es por capricho, sino por esa larga lista de desaciertos que tiene en su haber como “profesional” del augurio y la clarividencia- es el colmo que estos actores de la antipolítica y como dije en mi artículo de la semana antepasada “De La Desvergüenza”, no les tiemble el pulso para contradecir y atacar incluso, a sus propias encuestadoras. Algunas de ellas (entre su desprestigio) haciendo un gran esfuerzo por decir la verdad, una verdad, que a nadie gusta en la oposición, pero que ellos saben es lo único que les garantiza la sobrevivencia, en el adinerado mundo comercial de las encuestas y la estadística.

“Las cartas están echadas” o como diría Manuel Rosales: “Las cartas están marcadas”.

Científicamente, estadísticamente hablando la reversión es improbable por no decir imposible. Ni siquiera un evento extraordinario por catastrófico, pudiera conseguir que la tendencia sufra un revés tan abrupto, como para que el “joven” ex presidente de la cámara de diputados de hace trece años, pueda ganar la presidencia de “nuestra Venezuela”. ¿Pero quien dijo que a muchacho malcriado y caprichoso le importa un carajo las matemáticas? No señor, yo quiero ser presidente porque si, si no me pongo bravo y hago puchero. O sea, grito Fraude.

Es verdad, Manuel Rosales tendría razón, “Esas cartas están marcadas” y hasta se le ve bojote al rey de oro.

En mi humilde opinión, a esta gente no solo le queda el Plan “F” que es el de cantar FRAUDE desde horas antes de que el CNE anuncie los resultados, pero en un ambiente nacional enrarecido por una atmosfera de desestabilización en los que pudieran estar no solo sabotajes a instalaciones estratégicas, sino atentados, zafarranchos, cacerolazos, guarimbas, foquismos, etc. previamente calculados y listos para salir al aire y darle la vuelta al mundo, a través de Globovisión y sus secuaces.

Recordando los resultados de las elecciones presidenciales del 2006:

Inscritos: 15.784.777 / Votaron: 11.790.397 / Abstención: 3.994.380

H. Chávez ganó con: 7.309.080 (63%) / M. Rosales perdió con: 4.292.466 (37%)

Si ahora (2012) adoptamos estas mismas proporciones quedaría:

Inscritos: 19.119.809 / Votarán: 14.283.022 / Abstención: 4.836.787

H. Chávez ganaría con: 8.854.303 (63%) / H. Capriles perdería con: 5.428.719

Pero obviamente que en estos temas las variables no son nada rígidas, pues son movidas con facilidad por factores emocionales, de percepción, expectativas, sentimientos, de dureza o fragilidad del voto, de los nuevos votantes, etc y dejando el romanticismo a un lado y reconociendo que lo bruto de Manuel Rosales, lo tapa lo “light” y lo mediático del majunche; además de que la oposición ha sabido meter el dedo en la llaga en el tema de la inseguridad, en mi opinión, eso podría causar que se recortara hasta en 7 puntos esta brecha histórica del 60% - 40%. Quedando: H. Chávez ganaría con 56% y H. Capriles perdería con 44%, en cualquiera de los escenarios numéricos. Son análisis y cálculos muy míos claro, es mi opinión.

Pero eso lo sé yo que apenas sé leer, escribir, sumar y restar; pero no lo sabe el candidato burgués ni la iluminaria de académicos con mas de un doctorado que le acompaña. A él le dijeron que como aumentó el padrón electoral, lo más seguro es que obviamente saque un poco mas de votos que Manuel Rosales y eso para el tipo es la victoria total. O sea que, ya ganó.

Con toda esta “chorrera” de números, ¿Que “El burguesito” pueda ganar las elecciones?

Quién sabe, todo es posible. Sobre todo él, que piensa que con su capricho de niño rico basta.

Quien quita si el comandante y otros miles para el 2018 decidimos “enchinchorrarnos”.

O se muere el 60% de los Venezolanos que somos Revolucionariamente Bolivarianos, o se nos acabe el petróleo, o un morrocoy suba un palo encebao, o Lila Morillo y ‘El Puma’ José Luis Rodriguez se reconcilien, etc, todo es posible.

Es posible también que para ese entonces ‘El Burguesito’ siga siendo un jovencito, se haya aprendido unos cuantos refranes populares y varias groserías más y hasta se haya comido varios kilos de sapoaras y entonces pueda ganarlas. Tal vez. Pero estas elecciones……. NO!

[email protected]

@jeca_65 Sígueme


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2399 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /oposicion/a150689.htmlCUS