Las promesas de la oposición

A pocos días de las elecciones, el candidato de la oposición parece embarcado en el autobús del regreso. Usa el término progreso como un eufemismo para ocultar la intención de aplicar medidas económicas que sólo beneficiarían a los grandes capitales. Hasta el momento, la oposición no ha presentado un programa de gobierno. A cuenta gotas refiere algunos planes cuyo fin es engañar al pueblo. No existe una propuesta novísima y menos inédita; sus promesas electorales están disfrazadas en la maraña de su doble discurso.

La denuncia de David de Lima no sorprende a nadie. Desde hace tiempo venimos advirtiendo sobre la existencia de una agenda oculta. No se necesita ser adivino ni visionario para intuir lo que se propone la oposición. A la oligarquía jamás le ha interesado el bienestar del colectivo. Al contrario, su prioridad está fundamentada en la expoliación; para ellos, la explotación del hombre significa el aumento de su riqueza.

Ofertas engañosas, falsas acusaciones, fomento de la intolerancia y creación de matrices de opinión cimentadas en mentiras forman parte de la guerra sucia instigada desde los predios de la denominada Unidad Democrática. Resulta inconcebible que Capriles utilice los logros de la Revolución Bolivariana para engatusar al pueblo. Las misiones, despreciadas y atacadas sin piedad hasta hace poco, ahora son parte de su campaña. Su propuesta, supuestamente mejorarlas aunque sabemos que las eliminarían en un hipotético gobierno filofascista.

Desmontar todo lo que se refiera a Revolución es imperante para la derecha. No le importa si esto genera una guerra civil pues para ella todo se reduce a ganancias. Quienes la integran son apátridas y ambiciosos. Venderían a Venezuela, la entregarían el imperio por alguna pírrica suma de dólares. Inconcientes y oportunistas cederían los recursos naturales y eliminarían todo vestigio de socialismo.

Las promesas de la oposición son semillas de la mentira. La falsedad de sus propuestas jamás engañará al colectivo. Hugo Chávez representa el corazón del pueblo. Venceremos.


[email protected]

Sierra Nevada/ Mérida


Esta nota ha sido leída aproximadamente 565 veces.