La historia vuelve a repetirse…

“Dime con quién andas y

te diré quién eres”

Refrán popular


Parece la letra del bolero que inmortalizara Felipe Pirela, pero no, no, es la triste realidad que están viviendo los impolutos “petimetres, lechuguinos, filipichines y mariposones” (de acuerdo a lo expresado por Ramos Allup) del “partido de los partidos”, que desean ser el segundo partido más votado de Venezuela y que para ello han colocado miles de zancadillas en el camino de sus pseudo-aliados, uno de los cuales ha festejado su 71er aniversario dentro del más insignificante anonimato, escondido junto a COPEI en una tarjeta “y que de la unidad” y con prohibición para su militancia por parte de PJ de subirse a la tarima en la que se encuentre “el candidato”.

¿Recuerdan el refrán “Con los adecos se vive mejor, porque roban y dejan robar; mientras que los copeyanos roban pa’ ellos solos”? ¿De dónde nacen Un nuevo Tiempo y Primero Justicia? ¿No es de AD y COPEI? Entonces, ¿por qué les extraña la actuación de Juan Carlos Caldera en los hechos que son la comidilla política del país?

Hay muchas preguntas que estos señoritos deben responder, empezando por Henrique Capriles, pasando por Leopoldo López, Julio Borges, entre otros y terminando por Armando Briquet. ¿Es un hechos aislado el protagonizado por Juan Carlos Caldera? ¿Actuó por propia iniciativa o fue enviado a recibir el dinero del matraqueo? ¿Para quién era ese dinero?, ¿A dónde fue a parar?, ¿Quedó asentada esa “donación” en los libros del “partido” o entre quienes se la repartieron? ¿Sabían AD, COPEI y PODEMOS de estas “negociaciones”? ¿Les pasaron su tajada o los dejaron por fuera como las guayaberas?

A todas éstas, escuchamos las palabras del señalado, quién en su defensa salió acusando a Diosdado Cabello de persecución y diciendo que esos reales “no eran para Capriles, sino para su campaña a la Alcaldía del año que viene y nos asombra su cinismo porque en ningún momento de la conversación se hizo mención de ello, sino que se habló de ver cómo podría realizarse un encuentro, fuera del país con el candidato presidencial (su hermano del alma), sin que nadie se diera cuenta y que él podría concertar. ¿Será que Diosdado lo obligó a recibir ese “soborno”?

No podemos dejar a un lado el que haya sido por este mismo triste personaje que comenzaron los “roces” entre Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia, cuando en el circo de las primarias William Ojeda solicitó una auditoría de los resultados en el Municipio Sucre, porque y que habían “más votos que votantes” y la respuesta fue quemar las actas y los votos. ¡Es que contaba con el apoyo irrestricto del candidato presidencial! Si, ese mismo que hoy lo desconoce y que más bien lo empuja por el despeñadero.

Capriles hace honor a lo aprendido en la secta pro-nazi de la que formó parte, conocida como “Tradición, familia y propiedad”, ya que hace gala de la “Tradición” de sus orígenes como buen corrupto, unido a delincuentes saltimbanquis como Ismaelito y Falsón; “familia” porque siempre todo ha sido ejecutado y aprovechado por la familia y sus allegados, como cuando recibieron de parte de la mamá de Leopoldito los reales de PDVSA para conformar su juguetito polítiquero (entre otros) y “propiedad”, porque todo lo que se obtiene es para su propio pecunio, es decir el suyo y el de su entorno. De esa torta no dejan ni las migas para los invitados.

El que debe estar gozando un mundo y parte de otro es Manuel, que debe estar sentado en una mesedora en el frente de su casa esperando ver pasar el entierro de su enemigo, ese que siempre le adversó, lo llamó bruto, corrupto y ladrón, siempre a escondidas y por delante le hacía caritas. ¿Será por eso el silencio de Pablo? ¿Será UNT el próximo en deslindarse de la MUGRE? No podemos olvidar que Pablito, ahora mudo como Bernardo, firmó en su ocasión el “paquetazo” (denunciado por De Lima y Ojeda) y no un listado de asistencia a clases.

La inventiva popular no pasa por alto estas situaciones álgidas que vive el oposicionisno radical y en la calle aseguran que Capriles y la MUGRE (MUD traducida al castellano) están arrasando en cuatro estados a saber: Estado de rabia, estado de pánico, estado de depresión y estado de amargura.

¿Quieren que siga…?

Por eso y a pesar de que lo nieguen, detrás de cada gorra y franela amarilla hay un adeco o copeyano camuflado, representante de la vieja forma excluyente de gobernar, que se quiere presentar como “algo nuevo”.

Por eso, no volverán porque… el pueblo ya conoce a sus verdugos.


Nos escuchamos por:

Primo, háblame de Maracaibo,

Aventura 91.3 FM, Fortuna 97.5 FM y Portal Caribe 98.9 FM de lunes a viernes, de 6:00 a 7:00 am

El Ojo de la Ciudad,

Mararitmo 900 AM y Fortuna 97.5 FM, de lunes a viernes, de 11:00 am a 12:00 m


Comentarios y contacto: Luissemp2003@ gmail.com

Twitter: @luissemp

Esta nota ha sido leída aproximadamente 869 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a150242.htmlCUS