Capriles, oscuro panorama

El porcentaje que apoya a Capriles aplauden como si se tratara de un tren cargado de esperanza por la llegada del Mesías que destronara a Chávez, es lo único que importa, el proyecto socio-económico para el país puede esperar o se resolverá sobre la marcha. El 7 de octubre solo importa vencer a Chávez, esa locura es lo más peligroso del oscuro panorama que alienta a la oposición y a Washington. Hay que estar atentos dentro y fuera del país por los tremendos vicios golpistas instalados en la extrema derecha.

Vivimos en una economía globalizada y paradójicamente la tecnología, enorme fuerza material, provoca una conectividad emocional cuyo significado es, que la tierra se redujo al nivel de tu pantalla en casa, simultáneamente, es espeluznante ver como el tiempo normaliza la practica inhumana del sistema capitalista en la mente de los ciudadanos y ciudadanas; hemos sido testigos de lo que pasa en Grecia, España, en media Europa en los EEUU, falta de empleo y producción, la gente paga más IVA y sufre recortes sociales que ahogan su existencia. Ese es el sistema que defiende Capriles y sus huestes.

Grupos de oposición se las pasan desarrollando misteriosas actividades en el extranjero. Se reparten recursos, se dictan lineamientos para antes y después de las elecciones en materia de desestabilización religiosa, económica y cultural, con apoyo económico y material de grupos ultra derechistas de América Latina interesados que salga Chavez.

En la derecha todo es cuestión de clases sociales, incluso de raza como se aprecia en la campaña de Estados Unidos. Pésimo presidente Obama, criminalizo al latino encerrándolo, denigrándolo, deportándolo; Obama no logra bajar la tasa de desempleo situada en el 8%, su economía crece al ritmo de 1.3% y el desbalance comercial supera el 7.6%, sin embargo, eso poco importa lo quieren votar por negro.

El ejemplo más patético de racismo y xenofobia se vio en la Convención Republicana donde se oficializo la candidatura de Mitt Romney. En ese acto no estuvieron presentes George Bush, Sarah Palim, Colim Powel, Dick Cheney ni Ronald Rumsfeld ni un latino ni un afro americano del pueblo y, no se trata de una ruptura interna sino que no se quería invitar a figuras nada populares y eso que estuvieron por 8 años en el poder.

En EEUU y en Venezuela, el infaltable el elemento emotivo desde el marketing político impulsado por los medios de información, contribuye a postergar el análisis del origen de la crisis económica y del entreguismo del país a EEUU por los gobiernos de la IV República. Largas rutas de dependencia total que buscan ser olvidadas.

Las conclusiones de esa dependencia rayando en la esclavitud son las visiones claramente expuestas en su proyecto de gobierno “el Estado prestado es la solución” deja entrever como seria su hipotético gobierno ya que Enrique Capriles carece de convicciones. Las miradas de reojo, con miedo al castigo si no entrega los recursos energéticos del país a las trasnacionales lideradas por EEUU, sin rendir cuentas a los ciudadanos y ciudadanas amenazados por el poder imperial de las armas.

La democracia practicada por los EEUU para que sea adoptada por los gobiernos de derecha consiste en proponer políticas que en la práctica son destructivas, vemos el caso del mismo EEUU y Europa, poblaciones con alto desempleo sujetas a la austeridad y los paises a constantes reajustes ¿qué libertad, soberanía y democracia puede haber en una crisis económica prolongada?

Rajoy, poco antes de ser electo vociferaba desde el Parlamento que no realizaría cortes en la salud ni en la educación, que no despediría a los trabajadores y que jamás gastaría un euro para salvar a la banca; meses después decreto leyes para reducir la inversión en salud, educación, el desempleo en España es el más alto de Europa y ya gasto 100.000 millones de euros en la banca, además, incremento el IVA y los españoles pasan de la pobreza a la miseria generalizada en poco tiempo.

Hay que señalar las falencias de las distintas caras que presenta la democracia capitalista como método ideal de legitimar el poder globalizándolo. Capriles, novato él, cayó en las garras del sistema y del imperialismo, ya fue reclutado como títere, hoy, hace las veces de payaso del sistema porque no entiende que democracia no es aquello que le dijeron que es democracia.

La vida en democracia exige participación no representación como condición determinante para la política lícita y practica de disentir y proponer visiones distintas a las del capitalismo sin amenazas, sin consecuencias desde las altas esferas del gobierno controladas por la política exterior del Departamento de Estado.

Capriles proyecta un estado gris, oscuro, se encuentra en un estado de extenuación total, porque ya se dio cuenta que la democracia capitalista requiere de acuerdos sucios, la derecha tiene poca convicción y nada de ética. Los candidatos de derecha aliados con EEUU no saben lo que harán hasta el momento que les ordenen o les autoricen.

En la democracia socialista los cambios son progresivos porque el camino es difícil y no es un secreto que la participación ciudadana se frena por los tremendos vicios instalados en la cultura social por el capitalismo, es una diferencia de principios, en revolución es importante la persona, no cuánto dinero se hace sino cuánto dinero es necesario para la vida.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2192 veces.